Logo Rio Negro

Castells sufrió quemaduras al resistir un desalojo

Luego de los incidentes con la policía por el comedor de la feria La Salada el dirigente piquetero presentaba quemaduras en la espalda y la cabeza. Fue trasladado al Instituto del Quemado "en grave estado".





Buenos Aires (DyN).- El líder piquetero Raúl Castells resultó hoy con quemaduras que obligaron a su internación, al resistir al desalojo de su comedor popular ubicado en la gran feria de La Salada, en el partido bonaerense de Lomas de Zamora.

Las primeras informaciones eran confusas ya que mientras el vocero del Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados (MIJD), Ovidio Pepe, y luego el propio Castells, dijeron que la policía había disparado «con lanzallamas», fuentes de la fuerza de seguridad señalaron que una bomba molotov lanzada desde el mismo grupo y que rebotó en un escudo de un agente de la Guardia de Infantería fue la que quemó al piquetero.

Lo cierto es que, durante los incidentes con la policía, ocurridos cerca de las 11.30 en Virgilio y Azamor, a una cuadra del Riachuelo, Castells sufrió quemaduras en la espalda y en varias partes de su cuerpo, entre ellas, la cabeza. El dirigente fue trasladado «en grave estado», según dijo el vocero del grupo, al hospital de Budge, y desde allí fue derivado al Instituto del Quemado.

Castells, con su cabeza vendada, mientras era trasladado en ambulancia hacia el Instituto del Quemado, dijo: «me tiraron con lanzallamas a menos de un metro de distancia», y culpó al Gobierno por esa acción. «Estábamos defendiendo que no cierre el comedor comunitario. No estaba ocupando una comisaría», señaló Castells al recordar el hecho que protagonizó el piquetero oficialista Luis D'Elía, sin recibir ningún castigo. Castells dijo con un hilo de voz: «no tiene vergüenza este gobierno de tirarme con un lanzallamas a menos de un metro de distancia».

Pepe, por su parte, explicó que fueron desalojados «porque nos oponemos a que junten plata los coimeros y los punteros políticos». La organización piquetera emitió un comunicado antes de que se desencadenaran los incidentes, en el que denunció que «cuando se instaló ese comedor, hace dos meses, se armó un gran revuelo. El problema era que los punteros políticos, la policía y los gendarmes que les cobran coimas a feriantes y carreros ya no lo podrían hacer, porque el MIJD no se lo permitiría».

El portavoz dijo que del operativo de desalojo tomaron parte «muchos policías y gendarmes», que les dispararon «con gases y lanzallamas». También denunció que varios de sus compañeros fueron «golpeados», pero que «el herido más grave» fue Castells. Sin embargo, una fuente del ministerio de Seguridad bonaerense señaló que sólo había participado personal de la comisaría de Ingeniero Budge, con apoyo de la Guardia de Infantería.


Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
Castells sufrió quemaduras al resistir un desalojo