Catriel: fin del corte por promesas y boras a la vista

Desocupados liberaron la Ruta 151. Consiguieron empleos para algunas personas.

CATRIEL (ACA).- El grupo de desocupados autoconvocados levantó en la madrugada de ayer el corte que mantenían en la ruta nacional 151. Fue luego de una negociación telefónica con las autoridades municipales y en el momento en que el grupo BORA llegaba al piquete. Exigieron 50 puestos de trabajo urgente, y ayer avanzaron en la concreción de algunas plazas laborales. Aún así comentaron que si no se cumplen las promesas gubernamentales íntegramente, volverán a realizar medidas de fuerza.

Ayer por la mañana, representantes de los desocupados y autoridades municipales recorrieron algunas empresas para ir viendo la posibilidad de insertar algunas personas. «Se confirmaron los primeros puestos que son parte de los 40 que prometió gestionar el gobierno. Mañana (por hoy) nos volveremos a reunir con el presidente de la Legislatura municipal. Paralelamente se espera que lleguen también representantes de la empresa Petrolífera. Por lo pronto se confirmaron 6 puestos en Entre Lomas y 2 en la empresa Segar. Ya en estos días harán el preocupacional y en setiembre estarían trabajando. También esperamos la llegada de 40 mil pesos en TyC (Trabajo y Capacitación) que se distribuirán a razón de 300 pesos por mes por persona durante tres meses», comentó a este medio Estela Santo.

El legislador municipal del radicalismo orgánico, Nicolás Díaz, salió ayer a apoyar lo que calificó como «justo reclamo de los desocupados de nuestra ciudad». Díaz criticó la lentitud de la solución para estas personas en situación crítica.

Más adelante el edil le dedicó una reflexión a la intendenta María Rosa Iémolo, en relación a las críticas de ésta a este diario, apuntando que «en un estado democrático, la libertad de prensa es fundamental. Una persona pública debe estar preparada para recibir todo tipo de críticas; porque si no lo está, cae en el despropósito de vetar y censurar a un medio, violentando la libertad de prensa».

Después de una noche cargada de tensión, aproximadamente a las cinco de la mañana, se logró un acuerdo y levantaron la medida de fuerza que mantuvo por más de doce horas una larga fila de camiones y vehículos de distinto porte, que por momentos llegó a los 10 kilómetros de cola. Durante la noche, soportando el frío y la lluvia intermitente, en el piquete se esperaba que de un momento a otro aparecieran los efectivos del BORA que habían arribado a la localidad, para desalojarlos y que recién se hicieron presentes cerca de las cinco de la madrugada.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora