Cuáles son los alimentos para las personas con enfermedades reumáticas

Durante el congreso de la Sociedad Argentina de Reumatología, se dieron consejos para pacientes con lupus, artritis reumatoideas y otros desórdenes

Elegir alimentos que tienen propiedades antiinflamatorias puede ser crucial para que las personas con enfermedades reumáticas de origen autoinmune mejoren su situación de salud. Durante el último congreso de la Sociedad Argentina de Reumatología, se destacó que la adecuada nutrición, junto con buenos hábitos de descanso y ejercicio físico, son los pilares para lograr una mejor calidad de vida.

Entre las enfermedades reumáticas de origen autoinmune se encuentran el lupus eritematoso sistémico, la esclerodermia, las miositis y el síndrome de Sjögren. Aunque también se puede incluir en este grupo a la artritis reumatoidea. Otro grupo de enfermedades muy relevantes, las vasculitis, también pueden incluirse en este grupo.

La médica especialista en nutrición, diabetes y psiconutrición María de los Ángeles Sánchez Calvin explicó que en las personas con enfermedades reumáticas autoinmunes hay inflamación. Por lo tanto, se puede aprender a optar por alimentos que sean antiinflamatorios que pueden producir importantes cambios.

“La inflamación empieza en el alimento que elijo, cuando voy de compras o cuando decido llevarme algo a la boca. Eso va a terminar en mi intestino, que tiene una sola capa de células que no siempre están sanas. Si me como un paquete de papas fritas o una medialuna, eso viene con un montón de toxinas que, al llegar a la barrera, van a pasar porque está rota”, ejemplificó la experta.

Pero aclaró que “si nos limitamos a privarnos de cosas, es difícil que funcione. Se trata de llevar a cabo un proceso que nos permita aprender a elegir qué cosas nos hacen sentir bien”, señaló la doctora Sánchez Calvin.

La primera recomendación es que hay que evitar los productos ultraprocesados. “Todo lo que viene en un paquete seguramente contiene ingredientes que pueden empeorar la inflamación. Siempre es mejor optar por productos que proceden directamente de la naturaleza, como vegetales, frutas, granos y carnes”, dijo.

Hay que comer con colores. Esta indicación básica podrá permitir que los pacientes con enfermedades reumáticas incorporen diversos nutrientes que aportan a su bienestar, como los frutos rojos, la sandía, los arándanos y el tomate, que contienen licopeno, lo que favorece la protección de las células frente al estrés oxidativo.

Se debería sumar frutos secos y cereales. Hay que incorporar legumbres y elegir cereales integrales también, que son de gran ayuda para colaborar en los procesos antiinflamatorios. Entre los frutos secos, destacó que las nueces son siempre una gran opción, en una cantidad máxima de 10 por día.

Aconsejó alimentos ricos en Omega 3, como el aceite de oliva y los pescados (preferentemente de origen salvaje y no de criaderos) y se debe disminuir el consumo de sal y bebidas azucaradas. Existen estudios que muestran que el consumo de sal y de azúcar aumenta la inflamación.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios