Cipolletti vuelve al césped natural con el Ruso Homann y un trabajo en equipo

Henry Héctor Homann es sinónimo de Cipolletti. Una figura emblemática de la historia del club que no se conforma con eso y sigue escribiendo páginas gloriosas. Antes que volver a la dirección técnica o ir por un puesto dirigencial, la prioridad del Ruso era el regreso del césped natural en La Visera de Cemento.

El empuje del ex DT, la voluntad de la comisión directiva y el parate por la pandemia de coronavirus, propiciaron un contexto favorable para empezar la obra que se inició hace 10 días. “Me llamó el presidente y me ofreció una función en el club, para estar con el fútbol. Le dije que mi sueño era tratar de volver al césped natural y dar todo para que se haga”, aseguró Homann en diálogo con Río Negro.

Homann y el grupo de trabajo en plena acción. Fotos: Florencia Salto.

Desde que le dieron luz verde, el Ruso no perdió el tiempo ni dejó de moverse.“Empecé reuniones con otros dirigentes, armamos un grupo de trabajo, nos juntamos con gente del sector privado, tocamos muchas puertas”, comentó.

Lo cierto es que los dirigentes del club tenían en mente desde hace años el proyecto de volver al césped natural. A fines de 2018 estuvo cerca de arrancarse, pero el mal momento futbolístico del equipo en el Federal A lo retrasó.
Desde que iniciaron las obras, varias personas cercanas al club se sumaron para dar una mano. El histórico utilero, Miguelón Carrasco, y el exitoso exjugador, Aníbal Iachetti, dijeron presente y se arremangaron a la par del resto. Las tareas van desde las 8 de la mañana a las 6 de la tarde, divididas en dos grupos de trabajo.

El Ruso, emblema Albinegro desde siempre.

Incluso integrantes de las dos facciones de la hinchada, muchas veces enemistadas, se acercaron a ayudar. El Ruso y el desprecio al sintético cerraron la grieta. “Muchos se acercan a ver y todos dan una mano en lo que pueden”, destacó Homann.

Por ahora, el cipoleño de 51 años no mirá más allá estas obras. Volver a ser DT o buscar un puesto dirigencial no son cosas que lo desvelen.
“Estoy feliz de ser la cabeza de este proyecto y darle al club lo que todos queríamos, mi cabeza está puesta en eso. A futuro veré qué rol ocuparé al club”, señaló.

El hombre de las mil batallas como jugador conoce como pocos lo que es La Visera con pasto natural. Sufrió el sintético como entrenador, aunque se las pudo arreglar para hacer la mejor campaña de Cipo en los últimos años, cuando llegó a semifinales por el ascenso a la B Nacional en la temporada 2016/2017. “Con el sintético es otro tipo de juego, queda a la vista ahora que lo estamos sacando. El asfalto de abajo hace que la pelota no pare de picar, impide el buen juego, es contraproducente para el local que tiene que salir a ganar. Las mejores ligas del mundo se juegan en césped natural”, afirmó.

Así son los trabajos en La Visera.

Incluso siempre se dijo que muchos futbolistas no se inclinaban por el Albinegro por el suelo de La Visera, algo que el Ruso reafirma. “Algunos jugadores decían que no por el tipo de campo de juego”, indicó.
Por más iniciativa que haya del grupo de trabajo y de los dirigentes, el proyecto no sería posible sin el aporte de la gente. “La campaña del metro cuadrado ha sido un éxito total, el apoyo de los hinchas es tremendo y era sabido que iba a pasar eso, era el gran anhelo”,
expresó Homann.

De a poco, las tareas avanzan en el estadio de Cipo.

El sintético fue resistido por el público desde su implementación y para muchos es un factor clave a la hora de explicar las irregulares campañas del equipo en las recientes ediciones del Federal A. Una vez que terminen de quitar toda la carpeta llegará el momento de romper la capa de asfalto y calcareo que hay debajo.Recién en ese momento se podrá avanzar con la colocación de tierra, la instalación del riego y, posteriormente, el sembrado o la colocación de panes. La primera opción es más económica y la segunda más rápida. En Cipo son optimistas y confían en liquidar el asunto antes que finalice el 2020.

“Todos queremos terminarla antes de fin de año, tenemos el tiempo a nuestro favor para hacer las cosas bien”, aseguró el Ruso. En medio de la pandemia de coronavirus, Cipolletti tiene su propia vacuna rusa, el antídoto perfecto para terminar con ese virus tan resistido, llamado césped sintético.

La campaña es un éxito

Para poder financiar parte de la obra, Cipolletti lanzó la campaña del metro cuadrado para que los hinchas puedan colaborar con la compra simbólica de una parte de la cancha a solo 2 mil pesos por m2.

Algunos de los clubes que aportaron fueron: Deportivo Catriel, Unión Alem Progresista, Escuela de Fútbol San Nicolás, Catriel RC, Marabunta, San Martín de Burzaco, Sansinena, Victoriano Arenas, Villa Mitre, Fernández Oro, Ferro de General Pico, entre varios más. Incluso dentro del club, las categorías 2002 y 2007 brindaron su ayuda al igual que el equipo de básquet femenino.

Los exjugadores y que se sumaron en los últimos días fueron: BlasGiunta, Pablo Vergara, Cristian Fornillo, Maxi Tormann, Elvis Hernández, Jorge Fernández, Juan Scopel, Rafael Centurión, entre otros.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios