Malas noticias para Interlagos: Extendieron 45 días el plazo para la compra

“Ahora ya es tarde para aflojar”, se lamentó uno de los empleados. Deberán soportar 45 días más sin salario y frente a un futuro incierto.

17 may 2018 - 19:52

Nuevamente los 84 empleados de la Embotelladora Comahue deberán rebuscárselas y paliar la difícil situación en la que vienen sumidos desde finales del año pasado, tras el no cobro de sus haberes y la paralización de la planta. Ahora el juez extendió por 45 días más el plazo para que sea efectiva la compra del concurso, al único comprador oferente, Victor Solmi. Mientras tanto continuarán buscando alternativas, como el lavado de automóviles, y ahora sumaron el servicio de cochera para camiones y rodados de gran porte.

“Ahora ya es tarde aflojar”, dijo con resignación el trabajador Pablo Leguizamón, mientras contó que entre los compañeros hay desconcierto y enojo. “Ellos dicen 45 días como si fueran 45 minutos”, comparó indignado y haciendo referencia a los propietarios de la empresa.

Es que el plazo, que finalizaba por estos días y que representaba la vuelta al trabajo y a la vida normal, para las 84 familias que vienen padeciendo la falta del salario, estaba más cercano. Pero hoy fueron notificados de que este horizonte volvía a tomar distancia, y que recién a principios de junio volverán a dialogar y a tener una audiencia en la secretaría de Trabajo.

“El inversor tiene que conocer el estado de la empresa para dar marcha adelante con la compra”, explicaron desde el gremio, pero nada podrá opacar la sensación de engaño, como reflejaron algunos empleados que aseguraron que “todo es mentira”.

“Nos esperanzan, pero cada vez nos van pateando la pelota para delante todo el tiempo”, soltó con bronca uno de los trabajadores que a diario custodia el ingreso al predio, atento a que nadie se lleve una máquina o retire insumos.

Hoy se realizó una asamblea, luego de la audiencia en Trabajo, y entre colegas reconocieron que el enojo contra los propietarios de la firma va en aumento. Hace unos pocos días cobraron la primera de las cuotas que el gobierno provincial ofreció, como forma de colaborar con la difícil realidad. 5 mil pesos que en definitiva irán a parar a la comida de sus hijos y parejas, o a las boletas de gas y luz, que como si fuera poco, no cesan de aumentar.

Mientras tanto, algunos salen a “changarinear”, como ellos expresaron, y colaboran con algún albañil, electricista o plomero. Otros se quedan en la planta y lavan autos por 200 pesos, y ahora también ofrecen el servicio de cochera para camiones y vehículos de gran porte. Lo recaudado se divide y entre los compañeros realizaron un ranking con la cantidad de hijos y deben evaluar cual se encuentra en una situación más critica para ser beneficiario del dinero, contaron.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.