Del Potro, número 3 del mundo

13 ago 2018 - 00:00

Por esos caprichos de las estadísticas, Juan Martín del Potro llegó al tercer puesto del ranking mundial sin necesidad de jugar.

Para quienes seguimos su campaña y sacábamos cuentas calculadora en mano, parecía que el podio le sería definitivamente esquivo, tras el retiro por lesión del Masters de Canadá.

Quiso la diosa fortuna, que el alemán Alexander Zverev perdiera prematuramente frente al ignoto Tsitsipas, para que los planetas se alinearan y el tandilense pasara a integrar el cuadro de honor, junto a dos leyendas vivas del tenis: Rafael Nadal y Roger Federer

En un país enfermizamente exitista como el nuestro, la lectura de un tercer puesto, puede ser interpretada de diferente modo.

Estarán los que digan que las ecuaciones de la ATP finalmente le cerraron, que no hay figuras de relieve y hasta los que le enrostren por qué no llegó a ser número uno.

Las estadísticas suelen ser engañosas y no siempre reflejan los méritos de unos u otros.

Decía el suizo Carl Jung que “La falacia del cuadro estadístico estriba en que es unilateral, en la medida en que representa sólo el aspecto promedio de la realidad y excluye el cuadro total”.

Es por ello que a mi entender lo más razonable, es analizar la cuestión desde el prisma de los merecimientos.

Como alguna vez señalara Marcelo Bielsa “¿Cómo se evalúa? Si no se evalúan los merecimientos, entonces, no hay más nada que hablar, porque los números hablan por sí mismos.”

He de recurrir entonces y en honor al título de la columna, al truco dialéctico de las disertaciones que consiste en anunciar que hay “tres razones para afirmar”, que el tandilense tiene bien ganado su actual sitial.

La primera consiste en la impresionante remontada que atravesó la torre de Tandil para pasar en dos años y medio del puesto 1045 del ranking al número 3.

La segunda su fortaleza mental, para superar tres operaciones de muñeca izquierda, que a punto tuvieron de retirarlo del tenis. Sumado a ello, su temple para avanzar puesto tras puesto, en un circuito mentalmente tan desgastante, como es el del tenis de hoy.

La tercera, la menos objetiva y por consiguiente más emotiva de todas, es la de haber sido el as de espadas para la obtención por vez primera, de la Copa Davis en el año 2016 y de una memorable medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Río del mismo año, tras vencer en partidos épicos al número 1 de aquel entonces Novak Djokovic y a Rafael Nadal, entre otros.

Como enseñaba Albert Einstein “No todo lo que cuenta puede ser contado. No todo lo que puede ser contado cuenta”, lo que si se podrá afirmar sin hesitar, es que del Potro en más de una oportunidad le ha ganado a todos y que se ha mantenido durante años –con la salvedad de la lesión- en el firmamento del tenis mundial.

A ello hay que adicionarle como valor agregado, su bondad dentro y fuera del campo de juego, algo que poco ponderamos por estas latitudes, por privilegiar siempre al resultado.

Juan Martín es respetado por sus colegas y por lo general es un deportista que sabe conservar la calma.

Curiosamente los argentinos solemos amar al que gana por derecha y aún por izquierda. Hay una crueldad inclemente para quien no gana y una amnistía maquiavélicamente eterna para el que vence, solo por el hecho de ganar.

Tan es así que en lugar de ponderar el subcampeonato mundial de fútbol de Brasil 2014, aun nos acordamos de la madre de Higuain o repetimos hasta el hartazgo “era por abajo Palacios”.

Todos recuerdan a Carlos Reutemann como un consuetudinario segundo y en lugar de reconocer a otro tercer rankeado como Guillermo Coria, solo guardamos en la retina su insólita derrota en manos de Gastón Gaudio, en la final de Roland Garros 2004

Será tiempo de ponderar los logros deportivos desde otra dimensión.

De entender que llegar a la meca de un deporte tan bestialmente competitivo como en este caso el tenis, es de una dimensión ciclópea.

En la Argentina de estos días... un verdadero milagro.

De disfrutar más de los recorridos y de los ejemplos, propios de verdaderos número uno, aun cuando no se obtenga el primer puesto.

*Abogado. Profesor Nacional de Educación Física. angrimanmarcelo@gmail.com

Del Potro en más de una oportunidad le ha ganado a todos y que se ha mantenido durante años en el firmamento del tenis mundial. Y es respetado por todos sus colegas.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección