Comienza la obra que solucionaría los desbordes cloacales en el oeste de Neuquén

Se acordó luego de reclamos vecinales. Desde el EPAS afirmaron que instalarán cañerías que contendrán el crecimiento poblacional a 30 años.



Desde el EPAS afirmaron que las obras cubrirán las necesidades del crecimiento poblacional de los próximos 30 años.  (Juan Thomes).-

Desde el EPAS afirmaron que las obras cubrirán las necesidades del crecimiento poblacional de los próximos 30 años. (Juan Thomes).-

Los vecinos del barrio Huiliches de Neuquén finalmente empiezan a ver el resultado de su lucha por ser escuchados: se puso en marcha la obra que resolvería los desbordes cloacales de la zona oeste de la ciudad con la compra de materiales y el próximo llamado a licitación.

Hace dos meses, representantes del EPAS se reunieron con los vecinos a través de la mediación de la Defensoría del Pueblo y los escucharon contar sobre su vida diaria rodeados del peligro de los líquidos cloacales. En respuesta, el organismo provincial impulsó parte de las obras estipuladas en el plan director que darían solución al problema, beneficiado a Huiliches y Progreso. En términos generales, consiste en la instalación de nueva cañería, con mayor capacidad.

El presidente del EPAS, Mauro Millán, aclaró que los desbordes no se producen por falta de capacidad en los barrios mencionados, sino por el crecimiento poblacional al oeste dado que las redes no son suficientes para trasladar el líquido desde este sector hacia el este, donde se encuentra la planta de tratamiento "Tronador". Además, la planta ubicada en Bejarano y 12 de Septiembre que se puso en funcionamiento en el verano pasado está al límite de sus posibilidades.

Sin embargo, resaltó el funcionario, con las nuevas obras no solo se resolverán los inconvenientes actuales, sino que también se podrá contener el incremento poblacional de los próximos 30 años.

Los trabajos se concentrarán en tres frentes: la colectora Lanín, la Saavedra y la conexión con la colectora del oeste I. En este último caso se instalará una cañería de impulsión desde el bombeo que el EPAS posee en la calle Drury hasta la Colectora del Oeste I. Dicha obra debe atravesar los terrenos de Ferrosur por lo que aún se está tramitando la autorización.

En la primera, la de Lanín, se hará un recambio de cañerías entre Saavedra e Ignacio Rivas en un sector y enntre Nordestrom y la avenida Olascoaga. Esto aumentará 300 mm el diámetro actual.

En el caso de Saavedra se trata de una colectora nueva, que se construirá entre 12 de septiembre y Lanin con caños de 1000 mm.

El presidente del EPAS informó que las cañerías fueron compradas por el organismo para acelerar los tiempos de la obra, lo que demandó una inversión de $107.270.043,43. Detalló que son poliuretano reforzado con fibra de vidrio, un material más resistente que el de los caños de hormigón actuales.

Millán adelantó que en los próximos días se abrirán las licitaciones para contratar a la empresa que quedarán encargadas de la mano de obra. Estimó que en los primeros meses del 2020 se iniciarán las construcciones y que los trabajos demandarán de seis a ocho meses.

Finalmente, el funcionario aseguró que las obras buscan dar seguridad ambiental porque los desbordes actuales podrían implicar que haya líquidos que se deriven sin tratar a los cursos de agua que son usados para la captación.

La cuestión de la llegada de líquidos cloacales sin tratar a los ríos de la región se ha instalado en la agenda pública desde hace varios años. Hace dos semanas, la organización "Salvemos los ríos" marchó denunciando que el presupuesto 2020 no incluyó una partida especial para la alerta hídrica que fue reglamentada en agosto del año pasado.


Comentarios


Comienza la obra que solucionaría los desbordes cloacales en el oeste de Neuquén