Los defensores de los ríos en la región marcharon en Neuquén para que el gobernador los atienda

El problema del agua es mayor a un análisis para habilitar un balneario durante el verano, recordaron los defensores de los ríos de naciente cordillerana



Los integrantes de organizaciones que buscan el saneamiento de la aguas de los ríos de la región marcharán hoy en demanda de ser atendidos por el gobernador Omar Gutiérrez.

La convocatoria se pautó para las 19 en Olascoaga y Democracia, con una caminata en las cercanías de la costa del Limay.

Los integrantes de las organizaciones defensoras de los ríos libres de contaminación, darán a conocer los resultados de los diferentes encuentros llevados a cabo con funcionarios.

Alertaron que el presupuesto 2 020 no incluyó una partida especial para la alerta hidrica que permitiría una acción en el Neuquén o en el Limay “más allá que una muestra de agua previo a la temporada de verano para ver si las costas están aptas para el baño”, dijo Luis Arellano, uno de los integrantes de la asociación “Salvemos los Rios”.

Marcharon por la calle Democracia, en Neuquén capital, por ríos sin vertidos cloacales ni industriales (gentileza)

El profesional indicó que no se cuenta con un “diagnóstico serio” sobre el Neuquén o el Limay que en estos tres años de reclamo podrían haber alcanzado técnicamente Recursos Hïdricos de la provincia, o Medio Ambiente o la AIC.

“Faltan recursos materiales, y el reciente informe de la Universidad de Río Negro sobre cómo está el río Negro, nos indica que los cambios que se han visto en la calidad del agua, han sido casi nulos”, destacó.

Los promotores de ríos libres de descargas urbanas destacaron que en 24 reuniones que han tenido con los técnicos y cuadros medios de diferentes organismos “encontramos buena predisposición, pero ninguna disponibilidad política de asignar recursos o tomar decisiones”, indicaron.

Indicaron que ocho veces solicitaron una entrevista con Gutiérrez, sin lograr hablar con el gobernador sobre la emergencia hídrica, la situación del río y las reuniones que no terminan en acciones políticas concretas.

No descartaron llevar a cabo una travesía en el verano como la que realizaron en el río Limay, pero en el Neuquén “como el río de Vaca Muerta”, destacó Arellano, en referencia al recorrido en kayacks que se realizó el año pasado en procura de llamar la atención de las autoridades sobre la calidad de agua del río en la naciente y el mismo curso, en la Confluencia.

“El problema del agua es mucho más que no poder bañarse, cada vez hay mayor impacto y requerimos que asignen las partidas presupuestarias para que se cumpla la ley y nos encaminemos hacia el principio ambiental de vertido cero: no usemos más nuestros cursos de agua como receptores finales” de la actividad industrial y los desechos urbanos.


Comentarios


Los defensores de los ríos en la región marcharon en Neuquén para que el gobernador los atienda