Con Castrilli llega el cuerpo especial de policía deportiva

El proyecto que tiene el ex árbitro está cerca de confirmarse

MAR DEL PLATA (Télam) – La idea del ex árbitro Javier Castrilli de formar un cuerpo especial de seguridad deportiva se fortaleció antenoche, luego de la reunión que mantuvo en Villa Gesell con el gobernador de Buenos Aires, Carlos Ruckauf.

Castrilli, quien fue explícitamente respaldado por Ruckauf una vez que la secretaría de seguridad deportiva esté en funciones, anunció que creará un cuerpo especial de policía profesional para el área deportiva.

Los que integren ese cuerpo tendrán que capacitarse y resta saber en cuanto tiempo se integrará el mencionado ente.

Este es el punto que más molesta a la policía de Buenos Aires, ya que en un momento del pasado superclásico entre Ríver y Boca, Castrilli le comentó a sus allegados que “le estaban haciendo una cama” por el ingreso de la infantería en la tribuna “millonaria” para sacar una bandera.

En tanto, el comisario inspector Deraldo Luziaga, quien estaba a cargo de los operativos de seguridad del fútbol de verano en Mar del Plata, no recibió la información oficial de su pase a disponibilidad.

Ahora la preocupación en Mar del Plata pasa por dos de los tres partidos que quedan, como son Ríver-San Lorenzo de Almagro y Rácing-Independiente, a jugarse el 1 y 5de febrero, respectivamente.

El temor radica en la vuelta de Ríver a Mar del Plata y la reacción que puedan tener los integrantes de la barrabrava luego de los disturbios del pasado domingo.

El otro problema será el clásico de Avellaneda, ya que las barras de Rácing e Independiente se enfrentaron en Mendoza y se prometieron venganza en Mar del Plata.

Curiosamente, y contrariando estas medidas preventivas, el jefe de Planeamiento de la Policía de Córdoba, comisario mayor Oscar Flores, manifestó que para el superclásico que se jugará mañana en esa ciudad no se recurrirá a un operativo de seguridad diferente al acostumbrado.

“En Córdoba tenemos otra geografía, otra forma de trabajar y un sistema de admisión bastante férreo. No creo que los hinchas vayan a pasar banderas de mayores dimensiones a las permitidas como lo hicieron en Mar del Plata”, destacó.

Durante la pasada jornada, el ministro del Interior de la Nación, Federico Storani, y el gobernador bonaerense, Carlos Ruckauf, manifestaron la necesidad de ajustar los controles y la prevención. La relación entre cantidad de efectivos y eficiencia hasta ahora no funcionó.

Ruckauf pretende una legislación más severa

El gobernador bonaerense Carlos Ruckauf consideró ayer que es necesario aplicar “una nueva legislación” para endurecer los castigos contra quienes provocan incidentes en los espectáculos deportivos.

La intención de Ruckauf es conseguir que las detenciones que se realizan en esas circunstancias no sean excarcelables, después de lo que ocurrió el domingo último en Mar del Plata, cuando se suspendió el clásico Boca-Ríver a diez minutos del final.

Los incidentes provocaron una treintena de heridos y detenidos, además de la remoción del jefe del operativo de seguridad, Deraldo Luziaga.

El mandatario consideró que los episodios ocurridos en Mar del Plate “requieren una nueva legislación” y “jueces dispuestos a aplicarla”.

El funcionario quitó toda responsabilidad al ex árbitro Javier Castrilli, quien preside la Comisión de Investigaciones sobre Se- guridad de Espectáculos Deportivos en la provincia, el que sin embargo no tiene rango para dar órdenes a la policía.

“Su función no era ejecutiva sino de realizar un seguimiento e informar de los hechos”, explicó Ruckauf.

El gobernador destacó la necesidad de “impedir” a los barrabravas ingresar en las inmediaciones de los estadios. “Quiero castigos realmente serios para los violentos en el fútbol”, pidió.

En tanto, acerca del pase a disponibilidad del comisario Luziaga, señaló que “cuando uno está a cargo de la seguridad se debe hacer cargo” de su accionar, y comentó que el oficial “ni siquiera defendió al personal policial”.

Ruckauf continúo con sus críticas al considerar “absurda” la represión que el cuerpo de Infantería realizó contras los hinchas para quitarle una bandera cuya dimensiones superaba el máximo permitido de dos metros de largo.

El Secretario de Seguridad bonaerense, comisario Ramón Verón, consideró que los barras “disfrutan de cierta impunidad” cuando concurren a los estadios, y opinó que la conducta violenta de los hinchas “parece no tener freno”.

Ya comenzaron los trabajos en el estadio marplatense

MAR DEL PLATA (DyN) – El titular del área de Infraestructura del Ente Municipal de los Deportes, Daniel Demo, aclaró ayer que todavía se carece de “una evaluación de costos” de los daños que sufrió el estadio “José María Minella” después de los graves incidentes del pasado domingo durante el superclásico, pero resaltó que “ya comenzaron los trabajos de reparación”.

El estadio sufrió serios daños como consecuencia de los disturbios que se originaron en la popular Norte y en el sector “C” de la platea descubierta, produciéndose, entre otros, la rotura del alambrado que separa a ambas tribunas.

Hinchas de Ríver Plate arrancaron el pasado domingo numerosas baldosas del piso para arrojarlas a los efectivos policiales y destruyeron, además, un puesto de venta de hamburguesas, con cuyos elementos también agredieron al personal de seguridad.

Los trabajos de reparación y reconstrucción de los sectores más perjudicados ya comenzaron a desarrollarse, por lo que se prevé que serán completados a la brevedad y que no habrá ningún impedimento para que el Mundial de Seven de Rugby se realice en ese escenario a partir del viernes con normalidad.

Demo explicó que las tareas de reparación consisten en la colocación de nuevos pies de butacas (arrancadas del sector “C” de platea descubierta) y la reinstalación de los baldosones que fueron desprendidos en la parte superior de la popular Norte.

Si bien en ningún momento se puso en duda la realización del Mundial de Seven de Rugby, se coincidió en la necesidad de reparar las plateas rotas y los pedazos de baldosas que fueron arrojados por los simpatizantes.

El ex árbitro Javier Castrilli y autoridades de la Unión Argentina de Rugby (UAR), participaron de la inspección que se realizó al citado estadio, recorriendo los sectores afectados.

‘Verdadero fraude’

BUENOS AIRES (Télam).- El diputado provincial por la Alianza, José María Ferreira, señaló ayer que los torneos de verano “son un verdadero fraude para los espectadores” y destacó que el fútbol debió suspenderse en diciembre último luego de los incidentes registrados en los partidos entre Rácing Club e Independiente y Almirante Brown con Deportivo Morón.

Ferreira presentó el pasado 19 de diciembre un proyecto de ley para ser tratado sobre tablas, en el que solicitaba “suspender el fútbol, en el ámbito de la provincia de Buenos Aires, por ciento ochenta días”.

El proyecto no fue tratado por la Comisión Parlamentaria de la Cámara de Diputados de la provincia porque, según indicó el diputado de la Alianza a través de un comunicado, “a alguien le convenía que siga durmiendo en las comisiones”.

“Sin embargo, la suspensión de los torneos de verano era necesaria para que los violentos y sus compinches terminen de una vez por todas con su macabro negocio, tal como quedó demostrado al producirse los incidentes en Mar del Plata”, apuntó.

Ferreira opinó que “el Estado debe dejar de ser el socio bobo de este negocio” y reiteró que “está a la vista que los torneos de verano son un verdadero fraude”.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios