Contracaras

la semana

Entre las diversas medidas adoptadas para frenar el drenaje de divisas se encuentra una, no tan formal, mediante la cual el gobierno estaría limitando el giro de utilidades y dividendos al exterior poniendo trabas al acceso del mercado cambiario. Uno de los argumentos esgrimidos es que se buscaría una reinversión de dichos fondos, lo cual podría traducirse en creación de empleos. Pero existe otro lado de la moneda, conocido como inversión extranjera directa. Una restricción de este tipo puede afectar negativamente las expectativas y generar un efecto contractivo en la inversión, lo cual también podría traducirse en destrucción de empleos.


Comentarios


Contracaras