Controlarán cambios de domicilio con la Policía

Es para evitar radicaciones truchas de foráneos que luego se hacen atender en los hospitales públicos neuquinos

NEUQUEN (AN).- Las direcciones de Registro Civil de Neuquén tendrán la facultad de enviar a la Policía para que controle la veracidad de los cambios de domicilio que cientos de personas realizan habitualmente en sus oficinas.

La medida apunta a cerrar un poquito más las ventanas por donde se cuelan muchos rionegrinos y también chilenos que requieren del sistema de Salud Pública de Neuquén, empujados por las carencias que sufren en sus lugares de origen.

Como en los hospitales públicos de Neuquén desde hace tiempo exigen que todas las personas que llegan a atenderse comprueben que son de la provincia, entre los foráneos se ha difundido la costumbre de denunciar radicaciones que no son tales. Por eso, desde el año pasado, las direcciones de Registro Civil les piden a los interesados en hacer el trámite que presenten dos testigos, un contrato de locación en caso de que alquile una vivienda en esta ciudad, y el recibo de algún impuesto. Aún así, hay muchas personas que -desesperadas- se las ingenian parar esquivar los controles y así acceder al sistema de Salud neuquino, apuntando mayoritariamente a los hospitales de mayor complejidad como el Castro Rendón y el Horacio Heller.

En Neuquén -que mantiene una calidad de prestación que está por encima de las del resto del país- estiman que la sola atención de los rionegrinos demanda unos seis millones de pesos por año. Lo mismo que los vecinos, también es tradicional que muchos chilenos crucen la cordillera con dolencias y afecciones a cuestas en busca de los consultorios públicos de esta provincia. Es que en Chile la salud pública está cada vez más lejos de la población de menos recursos. Tanto chilenos como rionegrinos acusan domicilio en direcciones de familiares o amigos y -a la par de los trámites ante el Registro Civil- inician sus tratamientos en nosocomios neuquinos.

Con las finanzas en dieta obligada ya desde hace un par de años la provincia de Neuquén comenzó con un plan para frenar la avalancha de los forasteros. En la subsecretaría de Salud saben que la malla de contención tiene filtraciones. Por eso, a partir de una resolución del ministerio de Gobierno, cada vez que el personal del Registro Civil tenga una duda podrá reclamar la intervención policial.

-¿Cuál será la función de los uniformados? -le consultó este diario a Elsa Alonso, del área Integración y Formación Institucional, que depende de la dirección General del Registro Civil.

-La única función será constatar que la persona vive donde dice que vive. No van a encarcelar a nadie, sólo labrarán un acta de certificación, más allá de que las personas hayan presentado testigos.

Alonso explicó que no sólo los buscadores de salud son los que realizan cambios de domicilio truchos. También hay mucha gente que realiza el trámite para pagar menos por el impuesto automotor. Por caso, hay muchas personas que viven en la ciudad de Neuquén y tienen domicilio en Senillosa y El Chocón, donde el costo de la patente es mucho menor.

Desde hace tiempo, las direcciones de Registro Civil llevan una cuidadosa y detallada estadística de todos los trámites que se realizan en sus dependencias. El organismo, paralelamente, tiene una suerte de oficina itinerante que se mueve en distintos puntos de las provincia y que ahora está instalada en los barrios neuquinos más alejados. Esto le ha permitido acumular una importantísima cantidad de información y a la vez avanzar con cuestiones más puntuales, como por ejemplo los controles que ahora llevará adelante la Policía.

Un 25% es rionegrino

NEUQUEN (AN).- En los dos últimos meses, el 25 por ciento de los pacientes que se atendieron en el sistema de Salud neuquino fueron rionegrinos. Así lo informó a los diputados de la provincia el titular de la subsecretario de Salud, Fernando Gore, quien sostuvo que el cinco por ciento del presupuesto del área (126 millones anuales) se gasta atendiendo a pacientes rionegrinos.

El incremento de pacientes extraprovinciales en Neuquén -es obvio- está relacionada con la crítica situación de la salud de Río Negro, de la que está claro nadie quiere hacerse cargo.

La vecina provincia, a su vez, mantiene una pesada deuda por prestaciones no canceladas: a fines del año pasado, Río Negro le debía unos 600.000 pesos a Neuquén en concepto de prestaciones acordadas.

Pero el aumento de la demanda no sólo está relacionada con las necesidades de los vecinos. La crítica situación económica expulsó hacia el sistema público a muchas personas que hasta hace poco tenían obra social. A esto se suma el natural incremento poblacional y como condimento extra los vecinos chilenos.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora