Credibilidad



“No es una cuestión de voluntarismo, se necesita un programa que sea confiable, creíble, para el mercado. Tengo mis serias dudas que, por más voluntad de emitir bonos que tenga un gobierno de la Alianza, puedan resolver el problema del endeudamiento provincial”, remarcó el ex ministro Cavallo frente a una consulta periodística.

Sobre esta línea de pensamiento, el economista y titular de Acción por la República cuestionó la salida política que le quiere dar la administración de Pablo Verani al serio problema de endeudamiento por el que atraviesa Río Negro.

Cualquier esquema de refinanciación de pasivos o toma de nuevos créditos tiene que asentarse, necesariamente, en una reestructuración fiscal con el objetivo de llegar a un presupuesto superavitario, para, de esta manera, dar señales de que existe respaldo al pago de los compromisos asumidos.

Río Negro no cumple con estos requisitos. Y es por ello que el Banco Mundial no desembolsó los últimos 25 millones de pesos y ahora el Banco Ciudad “retacea” -por falta de garantías- el pedido de por lo menos 8 millones que el gobernador Verani oportunamente le hiciera al candidato aliancista Fernando de la Rúa (ver página 15).

“No es una cuestión de emitir un bono porque sí, con el cual se van a garantizar las deudas de las provincias y de esta manera alargar los plazos de vencimiento. ¿Y si nadie compra el bono? Se cae el plan”, aseguró Cavallo.

En este sentido, el ex ministro señaló que la clave no está en el tipo de bono o en el instrumento financiero a utilizar para llevar a buen puerto una refinanciación.

“La clave es crear confianza hacia el futuro, mostrar un programa creíble al mercado. Hay que crear la confianza para que la gente que reciba los bonos los pueda vender en los mercados con mínimos descuentos. Pero para esto, se necesita un programa.Y yo lo tengo”, finalizó.

Impresión

“Si le gusta la bajamar, es un político de convicciones débiles y sombra insignificante. Si lo entusiasma la creciente, es un político de convicciones sólidas y sombra gruesa”.

La reflexión -ironía mediante- le sirvió hace varias décadas a un historiador norteamericano para definir la conducta de los dirigentes de su país en el embrollo de la crisis del '30.

Se puede o no coincidir con Domingo Cavallo. Pero ayer en Río Negro demostró que pertenece a la segunda categoría de políticos.

Pertenece porque su estilo de hacer política trasciende la ambigüedad que, en materia de definiciones, caracteriza al grueso de los políticos argentinos.

No se trata sólo de capacidad analítica. Su método se basa en perseverar con ideas concretas. Pero persevera nada menos que ante la incertidumbre en que se balancea la sociedad argentina en lo concerniente a su futuro.

El discurso de Cavallo no se limita a lo convencional.

Deja de lado ese lugar común al que se deslizan no pocos políticos a la hora de exponer sus ideas: refugiarse en el diagnóstico. Su convicción no se consume en afirmar un objetivo. Sino en darle a éste un significado sustentado en la racionalidad.

Reiteramos: se coincida o no con lo que dice, Cavallo no habla sólo de síntomas.

Y ésta es la impresión que dejó ayer tras 30 minutos de discurso en la Asociación Española de Roca.

Apuesta al turismo

SAN CARLOS DE BARILOCHE .- Domingo Cavallo cree que la fórmula básica para impulsar el turismo es rejerarquizarlo creando un ministerio nacional específico. Así lo afirmó ayer en esta ciudad, donde tras una conferencia de prensa en la que aludió al tema, lo profundizó en una cena-debate en el hotel Panamericano.

“En mi futuro gabinete va a existir un ministerio de turismo y el titular del área será Ernesto Lowestein”, afirmó el ex ministro de Economía, elogiando la capacidad de su colaborador en el área: “Es el único argentino que ha formado parte de la Organización Mundial de Viajes y Turismo, entidad que promueve en todo el mundo el desarrollo del sector como una de las principales fuentes de progreso y generación de empleo” , dijo.

En cuanto a las medidas que pondrá en práctica si triunfa en las elecciones, Cavallo destacó las destinadas a reducir los costos de la prestación de servicios. “Impulsaré medidas que le permitan al turismo reducir costos en lo laboral, el transporte, la hotelería”, dijo.


Comentarios


Credibilidad