Cristianos e israelitas, por un “acuerdo de hermanos”

Primer documento conjunto, en Bariloche, pidiendo "diálogo y tolerancia" en el país. Les preocupa que "la fuerza se convierta en la metodología para lograr objetivos".



#

Referentes del Encuentro Ecuménico y de la Comunidad Israelita pidieron ayer que prevalezca "el respeto por la diversidad".

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El Encuentro Ecuménico Bariloche y la Comunidad Israelita de esta ciudad expresaron en conjunto su “profunda preocupación” por los hechos de violencia que afectan al mundo y al país y propusieron trabajar por “la reflexión, el diálogo y el deseo de acuerdo entre hermanos”.

Se trata de la primera vez que ambas entidades confluyen en un pronunciamiento común, cuya motivación más cercana fueron los desencuentros surgidos a partir de la política agropecuaria del gobierno nacional.

Observaron que “el enfrentamiento de sectores” que se dio en rutas y plazas “comenzó como una profunda disparidad de criterios sobre cuestiones económicas y también pudo haber causado una tragedia”.

A nivel internacional, condenaron el reciente asesinato en Irak del arzobispo católico Faraj Rahho y de ocho estudiantes judíos ortodoxos atacados en una escuela religiosa de Jerusalén.

Consultado sobre la reciente controversia ocurrida en esta ciudad acerca de la muestra de homenaje al pintor Toon Maes, el representante de la Comunidad Israelita, Roberto Zysler, consideró que fue “casi una provocación” y lamentó que los organizadores hayan desaprovechado la oportunidad “para enseñar y para contar la historia completa” sobre el artista, a quien ubican dentro del nazismo.

Recordó que en Berlín “se enseñan los cuarteles de la Gestapo y nadie piensa en prohibir el acceso, pero se lo presenta como un ejercicio de dolor y de memoria”.

Sobre el auspicio del municipio, opinó que “una media verdad es lo mismo que expresar una mentira”. A su juicio, “la obra del artista no está separada de su pensamiento” y la administración municipal “debió tener más cuidado” con la exhibición de sus obras.

Zysler ofreció ayer una conferencia de prensa junto al sacerdote católico Vicente De Luca y el pastor luterano Sergio Utz para exponer la preocupación que comparten ante “la locura de la violencia”. El dirigente judío propuso que “la sociedad toda reflexione” a fin de que prevalezcan “la tolerancia y el respeto por la diversidad”.

De Luca, en tanto, celebró el acercamiento del grupo ecuménico (que reúne a distintas iglesias cristianas) con la comunidad israelita y expresó su deseo de “que sea el principio de un diálogo más fluido”.

Zysler también citó las tensiones entre Colombia, Venezuela y Ecuador como otro caso crítico. “La falta de diálogo cuesta vidas. Y no quiero decir inocentes, porque las vidas siempre son inocentes”, aseguró.

El sacerdote católico advirtió alarmado que “la fuerza se está convirtiendo en la metodología habitual para lograr objetivos”. En relación con el conflicto del campo, De Luca no quiso hacer nombres ni asignar responsabilidades y solo dijo que “es importante cuidar el lenguaje, y que las palabras vayan acompañadas de gestos concretos”.


Comentarios


Cristianos e israelitas, por un "acuerdo de hermanos"