Homer El Mero Mero llega al Ruca Che: “El rap me salvó la vida”

El rapero y freestyler nacido en Cutral Co es una de las figuras más importantes de la escena urbana argentina. Este miércoles, en el día de su cumpleaños 34, presentará su disco ADN, publicado este mismo miércoles.

Este miércoles, Lucas Giménez irá hasta el estadio Ruca Che, en el Oeste neuquino, saludará mucha gente, irá hasta el camarín especialmente preparado para él, se cambiará y hará lo que tenga que hacer antes de caminar rumbo al escenario. Y ahí, justo antes de que una multitud que espera, lo vea, le dirá a Homer El Mero Mero: “Llegamos”. 

Lucas Giménez, antes conocido como Homer El Mero Mero, en honor a su devoción por la cultura mexicana, ofrecerá su show más importante: porque será en el estadio más importante de su provincia, porque presentará “ADN”, su nuevo disco, publicado este mismo día, y porque este mismo día es también el de su cumpleaños. Esta noche Lucas cumple 34 . 

Nacido y criado en Cutral Co, rapero y freestyler del interior neuquino, miembro, junto a C.R.O., de Bardero$, conquistó la escena nacional con un estilo descarnado y sincero. ¿Quieren saber qué es Cutral Co? Escuchen a Homer El Mero Mero. 

A las 18 se abrirán las puertas del Ruca Che, a las 18.15 habrá un DJ set; a las 19.30, Troca; y, a las 20.30, comenzará el show de Homer El Mero Mero. 

En un extenso diálogo telefónico con Diario RÍO NEGRO, Lucas habló deHomer, de sus orígenes cutralquenses con el rap, de por qué cree que, junto a C.R.O., conquistó Buenos Aires con su freestyle y de lo que significa para él todo lo que sucederá esta noche en el Ruca Che. 

P: ¿Cuándo empezaste a llamarte Homer El Mero Mero?   

R: La primera vez que me fui a notar a una competencia de freestyle, en 2011. Anotaban los nombres y cuando me vinieron a preguntar les tuve que decir. Yo ya lo tenía en la mente a ese nombre.  

P: Te gustó como sonaba y lo adoptaste.  

R: Me encantó, sí.  

P: ¿Y cómo te fue en esa competencia?  

R: Perdí la final con mi hermano, C.R.O. Aahí nos conocimos, ese día nos conocimos. Empezamos como rivales y al poco tiempo nos hicimos hermanos. Bueno, que una en la batalla también siempre está todo bien, ¿viste?  Se termina cuando termina la batalla. Después formamos una familia, somos familia.  

P: ¿Y seguís siendo Lucas para para mucha gente o ya Homer te identifica más que tu propio nombre?  

R: Ese es un problema que tengo todo el tiempo, ¿viste? Estar luchando contra Lucas y contra Homer para separarlos, separar las cosas. Hay mucha gente que quiere a Lucas y hay mucha gente que Lucas no le importa y quiere a Homer.   

P: ¿Cómo te llevas con eso?  

R: Cuesta bastante. A mí me gusta mucho ser Lucas, por eso siempre estoy muy pegado a la gente. Me ven en lugares públicos, por todos lados, por más que me tenga que sacar mil fotos. Otros artistas, no. Para evitar el contacto con la gente no lo hacen y ya está. A mí me gusta hacerlo y voy. No me no me voy a privar de nada. Si tengo que dar mil fotos las doy.  

Rock, cumbia, salsa, reggaetón, reggae, punk, rock, cumbia, chamamecera. Tengo muchísima influencia musical en la cabeza y yo creo que eso también me ayudó a crecer bastante.

Homer El Mero Mero

P: ¿Cuándo aparece la música en tu vida y ves que ahí había algo para vos?  

R: Al mismo tiempo que empecé con el freestyle, como a los 22 años, más o menos en el 2011, 2012, que arrancamos con lo del freestyle. Ya me daba cuenta que estaba fristaleando para aumentar mi nivel, para seguir aprendiendo, para seguir creciendo, para seguir comprometiéndome con la cultura, con el movimiento. Y bueno, irme formando, irme nutriendo, conociendo nuevos raperos… ahí ya tenía en la cabeza que quería ser un rapero, cómo quería formar mi personaje y qué es lo que quería decir.   

P: ¿Y antes cómo era tu relación con la música?  

R: Yo soy apasionado de la música, desde que fui bebé. Me encanta, pero todos los géneros, eh? Todos, no sé, rock, cumbia, salsa, reggaetón, reggae, punk, rock, cumbia, chamamecera. Tengo muchísima influencia musical en la cabeza y yo creo que eso también me ayudó a crecer bastante. Yo veo que hay muchos raperos que se les ha ido la vida o se encasillan mucho en un solo género y capaz que se conocen a todos los raperos pero después, de otro género, de otras ramas, no conocen nada porque se te fue la vida solo con algo.  

P: ¿Por qué decidiste quedarte en el rap teniendo tantas otras influencias y ser tan abierto en la en la escucha? ¿Qué encontraste ahí, que te gustó, que te salió y que viste que te que te generaba algo?  

R: Porque creo que, de todos los géneros musicales, el rap es el que más lo ayuda a desahogarse al compositor. Porque es un es un género donde uno se tiene que expresar y expresar y soltar barra. O sea, yo no te puedo vender nada en el rap no te puedo vender cosas de mentira porque lo que tengo que conta se tiene que entender. No puedo hacerte un estribillito con dos cositas, hacerte bailar… No, el rap me tiene que hacer llorar o me tiene que hacer sentir o me tiene que hacer identificar con lo que está diciendo.  


A las 18 se abrirán las puertas del Ruca Che; a las 18.15 habrá un DJ set; a las 19.30, Troca; y, a las 20.30, comenzará el show de Homer El Mero Mero. 


P: A vos eso te resultó natural hacerlo, viste que fluía la cosa.  

R: Fue como una terapia. Yo siempre digo que es como mi psicóloga, hacer rap es como ir al psicólogo para mí, es un lugar donde suelto las cosas que tengo para largar, lo que lo que me duele, lo que me gusta, lo que quiero, lo que espero, lo que no quiero. Yo hago letra, hago letra para la calle, hago letra para los presos, hago letras para el amor, hago letras para el desamor, hago letras para el olvido. Hago letras para los soñadores.  

P: ¿Y esas letras también empezaron cuando arrancaste en el freestyle o ya escribías?  

R: De chiquito, en la escuela, siempre me fue muy bien el Lengua y Literatura. Excelente, era el mejor alumno, mucho más que en matemáticas y en todas las otras materia. Antes de empezar a hacer freesstyle yo venía haciendo poesía y venía escribiendo varias cosas en un cuaderno, cosas que me iban pasando y a veces le buscaba rima, otras veces sin rima, pero siempre me gustó escribir. Soy un escritor, Sí, me considero un escritor.  

P: Y cuando le empezaste a poner ritmo a esas letras, ¿qué empezó a pasar? Porque una cosa es escribir y que estén ahí y otra cosa es rapearlas.  

R: Sí, ahí se pone divertido. Es como un juego, un juego que lo que vas perfeccionando luego lo vas trabajando. Le vas metiendo rima, vas escuchando otros raperos.  

P: ¿Cómo era el rap, el freestyle y el hip hop en Cutral Co en ese tiempo?  

R: Recién arrancaba, nosotros fuimos los pioneros, o sea. Se juntaban en las plazas en algún que otro evento por ahí para 200 personas. Lo veía como un crecimiento permanente, como innovando o conociendo recién la cultura, todos tirando su freestyle.  

P: ¿Tenía algo en particular aquel reestyle de Cutral Co, lo que estaba pasando ahí respecto de lo que vos podías escuchar en Buenos Aires o en otro tipo de lugares más urbanos respecto del rap que ustedes estaban empezando a hacer en Cutral Co, en el en el interior neuquino?   

R: Yo creo que el género empezó a expandirse. El auge del rap estuvo en el 2013, 2014, 2015. Y creo que lo más destacable que tenemos Bardero$, Homer C.R.O. es que a ver siendo de allá nos trajeron para acá para Buenos Aires: nos vinieron a buscar ellos. Acá estaba lleno de raperos por todos lados y nosotros llegamos con una propuesta totalmente diferente y creo que eso nos dio como un plus especial.  

P: ¿Y qué de diferente creés que vieron para que los buscaran y los llevaran a Buenos Aires, cuando ya había toda una escena allá?   

R: Primero la conexión musical de Bardero$ con las melodías. Para mi, CRO es el mejode Argentina haciendo melodías, haciendo estribillo con las barras crudas mías era como que le daban algo nuevo que no se había escuchado antes. No habían escuchado ningún dúo así. Y también que con nosotros contábamos vivencias, todo lo que escribimos lo  vivíamos, lo que pasábamos, lo que volcamos las letras, no inventábamos nada. Cien por cien testimonial y cien por cien real todas nuestras letras. Y yo creo que eso el oyente lo siente porque en cada letra se transmite. Hay cosas que yo me doy cuenta cuando leo una letra o algo de alguien, digo este tipo, no se lo puede imaginar a esto no se lo puede alguien contar, este tipo escribe eso porque lo vivió. No lo puede imaginar. Eso creo que es lo que pasa con mi música.  

P: Y también que el hecho de que Cutral Co también es un lugar muy, muy, especial para el País. Han pasado cosas allí. digo. Buenos Aires tomó nota ya hace tiempo de Cutral Co, las puebladas, los piquetes, YPF, estar en el medio de Neuquén  y que ustedes hagan rap desde ahí. Eso era original ¿no?   

R: Claro, es que también yo cuando arranqué con esto, cuando arranqué con Homer el Mero Mero o también tenía claro eso en la cabeza. Vengo de Cutral corre, represento a Cutral Co, que es el pueblo más guerrero que tiene la República Argentina.  

P: Y  no es casualidad que Cutral Co tenga metal  y rap, dos géneros que van al hueso.  

R: Ricardo Iorio iba siempre para allá con los chicos de Aonikenk, claro. Destacaba mucho nuestras tierras también. Yo soy muy orgulloso de ser de Cutral Co. Lo tengo tatuado. Voy a cualquier parte del mundo, me preguntan de dónde: soy de Cutral Co.  

P: Y eso está mucho en la letra: cuando la cosa se pone genérica en lo que vas rapeando aparece lo local, aparecen nombres, lugares, situaciones que suceden allí, estás como entrando y saliendo.   

R: Yo le dije a mi mamá cuando me vine a Buenos Aires: “mamá, yo me voy porque quiero conocer el Mundo, pero quiero morirme en Cutral Co.  

P: ¿Y cómo es tu relación actual con Cutral Co?  Estás instalado en Buenos Aires, pero estás yendo y viniendo.  

R: Sí, voy seguido. Voy varias veces porque tengo mi familia, mi nene, todo.  

P: ¿Cómo  fueron tus orígenes, cómo fuiste creciendo hasta llegar a ser el pibe que empezó a rapear?  

R: Fui hijo único hasta los diez años, que nació mi hermano Troca, que ahí me cambió la vida. Lo mejor que me pasó en la vida. Después, de adolescente, bardo, fui papá muy jovencito, a los 18 años. Eso me hizo tener que salir a buscarme la moneda, a trabajar, a ganarme la vida, a vivir la vida de un hombre siendo un nene todavía.  

Y bueno, me golpeé mucho, aprendí mucho, me curtí bastante, conocí mucha gente buena, mucha gente mala, mucha gente me ayudó, mucha gente me traicionó, mucha gente me defraudó, pero bueno, siempre de la mano de Dios. Yo, gracias a Dios, gracias a mi abuela, que me inculcó la religión desde que yo era muy chiquito, soy una persona muy creyente y tengo a Dios conmigo todos los días de mi vida. Así que sé que lo bueno y lo malo que me ha dado esto es obra de él y que voy a estar hasta cuando él lo decida.  

P: Y ahí, en esa búsqueda de tener que salir a buscar la moneda, bancarte siendo papá muy chico y demás, en un momento aparece la música como una posibilidad.  

P: La música me salvó la vida. A mí el rap me salvó la vida. Apareció el peor momento de mi vida, cuando se había muerto mi papá, cuando yo estaba desesperanzado, estaba con muchos problemas de salud por adicciones y por excesos. Vivía una vida muy acelerada. Gracias a Dios, porque Dios hace todo, me bajó la bendición un día y empecé a fluir, empecé a vibrar, alto. Empecé a juntarme con la gente que me tenía que juntar, a crecer día a día y a trabajar por lo que yo quería lograr, a que aquel sueño se vuelve un proyecto.  

P: ¿Qué hiciste para que fuera finalmente ese sueño hecho realidad? Porque viste que a veces no pasa: te dedicás, le pones, pero no funciona, no sucede. ¿Qué sentís que paso ahí para que el rap realmente te salva de la vida?  

R: Yo dejé toda mi vida. Yo jugaba a la pelota en un equipo, ahí en las ligas, en los barrios, dejé de ir a entrenar, dejé de todo porque estaba todo el día rapeando, escuchando pista, buscando raperos, buscando productores, tirando freestyle, escribiendo letras, probando, consiguiendo plata para pagarle a los productores para que me graben, viajando hasta Neuquén, que era donde conocíamos un chabón que tenía un estudio caserito para que nos grabe. Le pagábamos, nos grababa y así, invirtiendo todo lo que ganaba. La plata que hacía la invertía para poder crecer, para poder llevar mi música así se conocía.  

P: ¿Cuándo tomaste esa decisión de largar todo lo que hacías y poner toda esa energía y toda esa ficha en la música? ¿Qué es lo que viste cuando dijiste ok, de todo lo que hice, de todo lo que puedo hacer, de todo lo que estoy haciendo es la música. ¿Qué qué te hizo Click?  

R: Todo se fue dando de a poco cuando. Con C.R.O. y con Troca nos íbamos dando cuenta de que nuestro nivel iba mejorando, que cada vez estábamos rapeando mejor, que cada vez hacíamos mejores letras, que estábamos metiendo muchas más reproducciones. Nos comparábamos con los raperos que había en ese tiempo en Buenos Aires y nosotros, siendo de allá de Neuquén, estábamos metiendo más reproducciones que ellos. Los números empezaban a mostrarse en evidencia y nos empezamos a dar cuenta de que estábamos ocupando un lugar en la escena y que nos teníamos que hacer cargo de lo que habíamos formado.  

P: ¿Cuándo fue la primera vez que viajaste a Buenos Aires para por la música?  

R: Viajamos en 2014 a competir y después viajamos en 2015 para hacer un show en La Paternal, me acuerdo de que lo cerramos en $16000 (risas).  

P: ¿Y cuándo se fueron y se instalaron ya para para instalarse definitivamente?  

R: En 2016 ya nos estaban llamando mucho para hacer shows, ya habíamos conocido acá a Gonzalo Nocita, que es nuestro mánager hoy. Y bueno, ya nos instalamos, acá nos buscamos alquiler, nos quedamos. Para mí fue muy difícil porque tuve que dejar muchas cosas, mi familia, mi hijo. Un montón de cosas, las costumbres, lo que es haber sido criado en un lugar chico, en un pueblo. Capital Federal como que es un mundo diferente. La adaptación me acuerdo de que fue muy dura, yo me quería volver todos los días, siempre me quería volver. Hasta que después me acostumbré y me di cuenta de que era lo que tenía que hacer, lo que lo que Dios tenía preparado para mí.  

P: ¿Y te funcionó creativamente irte a Buenos Aires?  

R: cá me puse diez veces mejor porque acá había muchísimos raperos, entonces queríamos dar lo mejor. Estaba todo el tiempo compitiendo conmigo, estaba rapeando todos los días, estaba en un nivel increíble.  

Vivía una vida muy acelerada. Gracias a Dios, porque Dios hace todo, me bajó la bendición un día y empecé a fluir, empecé a vibrar alto.

Homer El Mero Mero

P: ¿Cómo definís tú estilo? Tu estilo de rapeo es más del tipo neoyorquino y no tan latino. A veces aparecen los Beastie Boys, por ejemplo.  

P: Mi rap es como Notorious Big, pero en castellano.  

P: ¿Cómo fuiste llegando a ese estilo?   

R: Yo soy mi principal fanático, siento que rapeo como ese rapero que yo siempre quise escuchar, ¿entendés? Por eso nunca estuve con ninguna multinacional, para que nadie me diga lo que tengo que cantar o cómo tengo que rapea. Yo canto y escribo lo que yo siento y lo que yo quiero.  

P: Yendo ahora a lo que va a pasar este miércoles en el Ruca Che, ¿Qué significa tocar allí para vos?  

R: Significa todo. Es uno de los show más importante de mi carrera. Es el show más emotivo de mi carrera, también porque va a ser mi cumpleaños. Vamos a presentar ADN, que para mí es el trabajo más grande que he hecho musicalmente. Son muchas cosas, muchos sentimientos, mi familia, amigos que no veo desde hace mucho tiempo. Todo el calor de la gente patagónica que me vio crecer. La verdad que estoy tratando de tomármelo esto con la mayor calma posible para que no me no me ganen los sentimientos y pueda dar un buen espectáculo.  

P: ¿Es tu show más grande en Neuquén?  

R: Habíamos tocamos una vez en la Fiesta de la Confluencia para, no sé, unas doscientas mil personas, pero fue en la Confluencia y con Bardero$. Este es un show exclusivamente mío, la gente que va a ir va a ir a verme a mi.  

P: ¿Vas a presentar el disco completo?   

R: Sí, estreno el disco y lo presentamos ahí mismo en elorden que que sale en Youtube, de pe a pa. Vamos a llevar la banda de acá contrabajo, bandoneón, teclado, violines, vamos a El Padrino (risas)  

P:  ¿Cómo definirías el disco?   

R: Tiene todo lo que el rap lleva en la sangre tiene. Temas de rap para todos los gustos. Tienen temas de rap bien callejeros, más agresivo, tiene trap, tiene drill. Hay diferentes estilos dentro del mismo disco porque hay raperos de todas partes de Latinoamérica, todos pioneros en sus regiones. Va a ser una obra de arte.  


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios