De la Rúa admitió contactos con Cavallo

Negó haberle ofrecido al ex ministro la presidencia del Banco Central.



El presidente Fernando de la Rúa confirmó ayer que existieron contactos con el ex ministro de Economía, Domingo Cavallo, aunque sostuvo que “no hubo ofrecimientos” para que reemplace a Pedro Pou en la presidencia del Banco Central. Asimismo, manifestó su respeto por la “autonomía” de la autoridad monetaria.

Pese a la prudencia en las declaraciones del presidente, fuentes oficiales ratificaron que el gobierno aspira a contar con Cavallo en sus filas -o en su defecto alguien de su confianza- con el objetivo de usufructuar en su favor el crédito con el que cuenta el ideólogo de la convertibilidad dentro de la comunidad financiera local e internacional. Por su parte, trascendió que Cavallo aceptará, siempre que la salida de Pou se resuelva y dentro de las reglas constitucionales.

Las declaraciones del jefe de Estado -las primeras en las que reconoce contactos con el diputado de Acción por la República- tuvieron lugar en medio del recambio en el Ministerio de Economía y en vísperas de la reunión de la comisión parlamentaria bicameral que busca recopilar los elementos de prueba necesarios para promover la salida de Pou del BCRA.

En conferencia de prensa, De la Rúa admitió la reunión de Cavallo con el jefe de Gabinete, Chrystian Colombo, aunque señaló que analizaron la “situación general”.

“Cavallo ratificó la firme voluntad de apoyar y acompañar la gestión del gobierno y la recuperación económica”, acotó De la Rúa, luego de puntualizar que “no hay un ofrecimiento ni una decisión en particular” para que el líder de Acción por la República vuelva al Banco Central, que presidió durante 52 días en 1982.

Fuentes vinculadas a la comisión parlamentaria creada para evaluar la gestión de Pou adelantaron la predisposición del cuerpo para “acelerar al máximo” las tareas para elevar “esta misma semana” su consejo, no vinculante, a De la Rúa, responsable final de la decisión.

“Quiero ser claro en que nosotros ratificamos el cumplimiento de los procedimientos normales de información y de trámite que corresponden sobre las autoridades del Banco Central, cuya autonomía respetamos”, aseveró De la Rúa, quien a su vez destacó la tarea de la comisión parlamentaria encabezada por el senador Mario Losada, presente en la conferencia de prensa del mandatario.

La voluntad de De la Rúa es que, a pesar del fuerte desgaste que sufrió Pou por su presunta responsabilidad frente a maniobras de lavado de dinero en el banco República y Mercado Abierto, se cumpla el procedimiento formal de remoción del titular del Central.

El deseo gubernamental que-dó claramente expuesto luego de que Colombo, se reunió con el ex ministro de Economía en la Quinta de Olivos, mientras De la Rúa evaluaba con sus colaboradores la nueva estructura del gobierno.

La Carta Orgánica del Banco Central establece que su presidente cuenta con “estabilidad” en su cargo durante un período de seis años.

En consecuencia, Pou debería permanecer al frente del BCRA hasta el año 2004, ya que fue designado en 1998 por el entonces presidente Carlos Menem, con acuerdo del Senado Nacional.

El Banco Central es el encarado de fijar la política monetaria del país y durante los últimos meses la discusión se centró en la rigidez que implementó Pou desde esa función.

Concretamente se le cuestiona el elevado porcentaje que mantiene sobre los encajes bancarios.

La otra función primordial del Banco Central es ejercer el control del sector financiero, tarea por la que es severamente cuestionado desde distintos sectores políticos a partir del informe del Senado de los Estados Unidos sobre lavado de dinero que denunció deficiencias en el seguimiento de flujo bancario. (DyN)

Después de 12 años, Jaunarena retorna a la cartera de Defensa

Horacio Jaunarena, quien de la secretaría General de la Presidencia que ocupaba hasta ayer regresó al Ministerio de Defensa, es un dirigente radical de la provincia de Buenos Aires que ya estuvo a cargo de la cartera militar del gobierno durante la presidencia de Raúl Alfonsín.

Nació hace 57 años en Pergamino, donde comenzó su carrera política. Este abogado fue designado en 1986 ministro de Defensa por Raúl Alfonsín y en 1993 y 1999 fue elegido diputado por la provincia de Buenos Aires.

En octubre pasado, Jaunarena fue designado por el presidente Fernando de la Rúa para asumir la secretaría General de la Presidencia, luego de la crisis política desatada por la renuncia del ex vicepresidente Carlos Alvarez.

Hombre respetado y de buen diálogo con todos los sectores, el dirigente había sido mencionado antes de la asunción de la Alianza al gobierno como titular de la SIDE, cargo que finalmente ocupó Fernando De Santibañes.

De aceitada relación con el canciller Adalberto Rodríguez Giavarini, quien fue su secretario de la Producción para la Defensa en ese ministerio a fines de los 80, el bonaerense mantiene buen diálogo dentro del gabinete con Ricardo López Murphy y con el jefe de Gabinete, Chrystian Colombo.

En 1983, al asumir Alfonsín la presidencia, Jaunarena fue convocado para ser el segundo de Raúl Borrás en la cartera de Defensa y al fallecer éste quedó en ese mismo puesto bajo el ministerio de Roque Carranza. Con la muerte de Carranza, en 1986, fue designado titular de la cartera. (DyN).


Comentarios


De la Rúa admitió contactos con Cavallo