Declaró un militar que rechazó la dictadura



#

El coronel retirado Horacio Ballester

NEUQUÉN (ACE).- El coronel (re) Horacio Ballester declaró ayer en la causa que tramita el juez Guillermo Labate en la que se investigan los crímenes cometidos en la región durante la dictadura militar.

Ballester fue dado de baja por no estar de acuerdo con el golpe de Estado y el rol que adoptaron los militares en la época de la represión; en tanto el reconocimiento de la labor de los los militares no golpistas fue obtenido luego con la recuperación democrática.

Ayer ingresó al juzgado pasadas las 11 y declaró por más de tres horas. Según se informó, Ballester fue citado por el rol que adoptó el Centro de Militares para la Democracia Argentina (Cemida) que hizo aportes desde sus conocimientos sobre reglamentos militares e inteligencia tanto en el juicio a las Juntas Militares como en casos que se desarrollan en la actualidad, como el de la Esma, se informó desde el Juzgado.

Desde la fiscalía, el fiscal José María Darquier dio a conocer que el testigo fue propuesto por la querella por los conocimientos periciales sobre las actuaciones militares y el funcionamiento del denominado “plan criminal” desarrollado en la causa como uno de los fundamentos que dio el contexto a los procesamientos que hubo hasta ahora de cinco imputados.

No se descartaba que el testimonio del militar aportara luz sobre el intento de algunos de los imputados de desdeñar el rol de algunos escritos militares que forman parte de la prueba, como el denominado “libro histórico”, que describe acciones con fechas, día y hora que llevaron a cabo algunos de los procesados durante la represión y que en las indagatoria los acusados aseguraron que eran inscripciones sin relevancia ni veracidad.

La declaración testimonial de Ballester aportó interpretaciones sobre la reglamentación castrense, actuaciones, procedimientos y la discrecionalidad y libertad de acción con la que contaban las unidades regionales respecto a las directivas centrales.

Por otra parte, según informó Darquier, se está a la espera de la decisión de la Cámara de apelaciones de Roca sobre la nulidad de la elevación a juicio por los tres primeros procesamientos de Oscar Reinhold, Enrique Olea y Luis Alberto Farías Barrera.

La misma cámara tiene en su poder la decisión sobre el reconocimiento fotográfico que se pretende hacer en la causa y que está frenado porque las defensas de los militares pidieron la nulidad de esa medida de prueba. De acuerdo a las estimaciones judiciales, si la cámara rechaza el pedido de nulidad de la defensa de los militares; la causa estará en condiciones de ser debatida en juicio oral y público en los primeros meses del año entrante.


Comentarios


Declaró un militar que rechazó la dictadura