Jenni Hermoso pidió ‘medidas ejemplares’ para Rubiales, presidente de la Federación Española

La jugadora de la selección española, Jenni Hermoso, denunció a Luis Rubiales a través del sindicato de futbolistas y pidió "medidas ejemplares" para el presidente de la Federación Española de Fútbol.

El sindicato de futbolistas que representa a la campeona mundial que recibió un beso sin permiso de parte del presidente de la federación española de fútbol exigió que ese acto inapropiado no quede impune.

Jenni Hermoso, besada a la fuerza por el mandatario Luis Rubiales durante la ceremonia de premiación el domingo en Australia, declaró en un comunicado que la Asociación de Futbolistas Profesionales (FUTPRO) y su agencia de representación «se están encargando de defender mis intereses y ser los interlocutores sobre este asunto».

Exigió en el comunicado que se adopten «medidas ejemplares» por la conducta de Rubiales.

«Desde nuestra asociación pedimos a la Real Federación Española de Fútbol que implemente los protocolos necesarios, vele por los derechos de nuestras jugadoras y adopte medidas ejemplares», rezó el comunicado. «Es esencial que nuestra selección, actual campeona del mundo, esté siempre representada por figuras que proyecten valores de igualdad y respeto en todos los ámbitos».

El sindicato agregó que «estamos trabajando para que actos como los que hemos visto nunca queden impunes, sean sancionados y se adopten las medidas pertinentes que protejan a las futbolistas de acciones que creemos son inaceptables».


El repudio de Hermoso y el comunicado falso de la Federación


Hermoso, una delantera de 33 años que fue una de las pilares de La Roja en el Mundial y que juega para el Pachuca de la liga de México, expresó su repudio al beso en un video que transmitió en las redes sociales durante el festejo en el vestuario tras la victoria 1-0 ante Inglaterra en la final. «Eh, pero no me ha gustado… ¿Qué hago yo?», se le captó diciendo.

Tras el revuelo que se desató, la federación divulgó un comunicado a nombre de Hermoso en el que la jugadora le habría restado importancia al incidente. Poco después, el portal deportivo Relevo.com informó que las declaraciones distribuidas por la federación no fueron formuladas por la jugadora.

Relevo.com también informó que Rubiales le rogó a Hermoso que saliera con él en un video en el que el dirigente se disculpó por besarla. La jugadora se negó.

El medio digital aseguró que la capitana Ivana Andrés también rechazó aparecer en el video con Rubiales. Además, informaron que personas que acompañaban a la delegación española durante el vuelo de regreso a Madrid, también vieron al técnico Jorge Vilda intentando convencer a la familia de Hermoso para que ella aceptara salir en el video.


Desde el gobierno de España repudian a Rubiales


Para el líder de la máxima autoridad del deporte español, Hermoso no debería encontrarse en esta situación.

«(Hermoso) haga lo que haga, decida decir lo que decida decir y decida hablar o no, hará bien, porque no podemos poner sobre ella la responsabilidad de este tema», dijo Víctor Francos, secretario de Estado para el Deporte y presidente del Consejo Superior de Deportes.

Francos sostuvo que el comportamiento de Rubiales ha dañado la imagen del país, justo cuando participa de una candidatura conjunta para obtener la sede de la Copa Mundial de hombres en 2030.

«El deporte español no dio una buena imagen por lo que a sus dirigentes se refiere», dijo Francos en una entrevista telefónica desde Madrid.


Presión para que Rubiales renuncie a su cargo


La presión es cada vez más intensa para que Rubiales dimita o para que el gobierno procure su remoción del cargo mediante el despacho de Francos o la justicia.

Rubiales también provocó vergüenza en su país tras ser captado tocándose los genitales en un gesto triunfal tras la final en Sydney.

«El gesto de agarrarse los testículos en el palco es un gesto que nadie puede defender. Han pasado cosas que no se tenían que haber producido. Como presidente del Consejo Superior de Deportes no puedo negar que eso genera una mala imagen», dijo Francos.

El beso forzado se produjo cuando Rubiales se encontraba entre los dignatarios que saludaban a las finalistas, con el presidente de la FIFA Gianni Infantino a su lado.

España, Portugal y Marruecos aspiran organizar conjuntamente el Mundial de 2030. Ucrania podría también ser parte de esa candidatura.

«Todo el mundo sabe que la actitud que tuvo (Rubiales) aquel día es inaceptable», indicó Francos. «Tendremos que ver si esa figura puede o no puede afrontar esa cara pública».

Después de las disculpas públicas pocos convincentes de Rubiales el lunes, el presidente en funciones del gobierno español, Pedro Sánchez, le instó a «continuar dando pasos para aclarar lo que vimos todos».

Contra la pared, Rubiales convocó a una asamblea general de emergencia de la federación el viernes. La expectativa es que los líderes de las organizaciones regionales del fútbol español le apoyarán.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios