Luis Rubiales renunciará como presidente de la Federación Española de Fútbol

Luego de sus reprobables gestos en la final del Mundial Femenino y tras la polémica por el beso a Jenni Hermoso, Luis Rubiales anunciará que renuncia a su cargo como presidente del fútbol de España.

Fin del juego para Luis Rubiales, quien mañana anunciará su renuncia como presidente de la Real Federación Española de Fútbol. El dirigente, de 45 años, dejará su cargo tras la polémica que se generó por su comportamiento después de la obtención del Mundial Femenino en Australia y Nueva Zelanda.

Luego de cinco años al frente del fútbol español, el máximo dirigente se vio obligado a dar un paso al costado por sus repudiables actos durante la ceremonia de entrega de premios. Rubiales le dio un beso (no consentido) a Jenni Hermoso durante la premiación, en un gesto que provocó una oleada de críticas desde los sectores del deporte y la política.

Luis Rubiales ocupaba el puesto desde el 17 de mayo de 2018, y al beso no consentido hay que sumarle su comportamiento en el palco oficial y en la cancha durante la celebración. Gestos obscenos, besos a las jugadoras y una imágenes polémicas que no son dignas de un representante político.

El presidente de la RFEF, que en primera instancia no sólo no se disculpó sino que señaló como «tontos» a quienes lo criticaron, tuvo que publicar un video en el que pedía perdón, aunque de disculpas tenía muy poco.

Jugadoras y dirigentes politicos calificaron de «insuficiente» el pedido de disculpas y junto al sindicato de futbolistas exigieron «mayor contundencia y medidas ejemplares». En el medio, Rubiales intentó contar con la participación de Jenni Hermoso en su video, algo que la futbolista rechazó.


El último golpe a Rubiales lo dio FIFA


Tras el pedido de Jennifer Hermoso, esta mañana la FIFA comunicó que inició un procedimiento disciplinario contra Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Futbol (RFEF) por el beso no consentido que le dio a la futbolista durante la ceremonia de premiación del Mundial Femenino.

Según la Comisión de la FIFA, Rubiales podría haber violado los artículos 13.1 y 13.2 del Código Disciplinario. El primero advierte sobre una «conductas ofensivas y violaciones de los principios del juego limpio»mientras que, el segundo estipula que «podrán imponerse medidas disciplinarias» a quienes asuman actitudes que «desprestigien al fútbol o a la FIFA».

Además del beso sin consentimiento, se pudo observar que durante toda la jornada de la final España-Inglaterra en el estadio de Sydney, el funcionario mantuvo una seguidilla de conductas inapropiadas que motivó el rechazo de diferentes actores del fútbol y la política, entre ellos, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez.

Respecto a las acciones de la Comisión Disciplinarias sobre el presidente, la FIFA indicó en el mismo comunicado que «no ofrecerá más información sobre este procedimiento disciplinario» hasta que se tome decisión final.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios