Djokovic y un campeonato histórico en Wimbledon

El serbio volvió a ganar un Grand Slam y se acerca a Rafa Nadal en la cantidad de torneos grandes obtenidos. Derrotó a Kyrgios en la final.

Los números fríos marcan el 4-6, 6-3, 6-4 y 7-6 (3) de la final sobre Nick Kyrgios y el Grand Slam 21 de su carrera. Pero este Wimbledon tiene un sabor especial para Novak Djokovic, que festejó en el césped de Londres.

Su postura de no vacunarse contra el coronavirus implicó que no le permitieran jugar en Australia e incluso atravesar una situación difícil en lo personal. El mundo habló del tema, más allá de que él aclaró que no era anti-vacunas ni se consideraba referente de ningún movimiento.

Otro hecho significativo es que la organización del torneo resolvió no dejar participar a los tenistas rusos por la Invasión a Ucrania, una decisión que marginó (entre otros) al actual número 1 Daniil Medvedev. Por esa razón, la ATP resolvió que el certamen inglés no diera puntos para el ranking, hecho que perjudicó a Djokovic más que a nadie, ya que defendía el título.

En Roland Garros había quedado eliminado por Rafa en cuartos de final pero esta vez pudo volver a festejar en uno de los cuatro certámenes más importantes del año.

De los siete Wimbledon que ganó el serbio, los últimos cuatro fueron consecutivos. Pasan los años y el tiempo parece no hacer mella en el nacido en Belgrado.

La pelea por ser el más ganador de la historia dejó rezagado a Roger Federer por las lesiones y en este torneo pasó algo similar con Nadal. El español no pudo presentarse en semis por problemas físicos, mientras que Nole levantó el trofeo con autoridad evitando a sus principales rivales históricos.

Esta vez el exnúmero 1 del mundo derrotó en la final al australiano, que es todo un personaje particular en el circuito. Kyrgios lo exigió ganando el primer set y Djokovic tuvo que trabajar para revertir las acciones. En un duelo de alto vuelo, el campeón supo resolver el tie-break del cuarto set que liquidó el pleito.

El tenista oceánico, cuyo mejor ranking fue 13 y actualmente es 40 del mundo, mide 1,93 y su potencia física se combinó con un gran tenis en las dos semanas de Wimbledon. Además, se había visto beneficiado por la mencionada baja de Nadal en semis, lo que le permitió llegar descansado al cotejo de hoy.

Es inevitable destacar la calidad técnica y física del ganador del título. Con 35 años contra 27 de su rival, y pese a haber tenido que jugar un partido más, se hizo del triunfo con autoridad en una final que no fue para nada fácil.

La última vez que el serbio perdió un partido en este torneo fue en 2017 cuando el checo Tomas Berdych lo dejó a fuera en cuartos de final. Después, ganó todo.

Ahora, la lucha por ser el más ganador de Grand Slams en la historia quedó con Nadal (22), Nole (21) y Federer (20). Cada vez quedan menos capítulos por contar en esa historia y será una lucha palmo a palmo en un circuito que es ejemplo de lo que significa la alta competencia.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios