Desde el lunes se podrá sacar todo el sueldo

A partir del 11 de febrero las remuneraciones y haberes previsionales se podrán retirar de los bancos en su totalidad. También dieron el cronograma de devolución de los depósitos.

BUENOS AIRES (Télam).- El Ministerio de Economía difundió anoche la reglamentación de la liberación de los depósitos bancarios para las cuentas sueldos y de haberes previsionales, la pesificación de los depósitos, y el nuevo cronograma para la devolución de plazos fijo a los ahorristas.

Según el texto de la normativa firmada por el ministro de Economía, Jorge Remes Lenicov, "a partir del 11 de febrero las remuneraciones y haberes previsionales se podrán retirar mensualmente, hasta el importe acre- ditado por esos conceptos".

Con esta normativa la cartera económica le da cuerpo a los anuncios realizados por el ministro del pasado domingo, cuya implementación derivó en el feriado bancario parcial y cambiario total durante la mayor parte de esta semana.

En cuanto a los haberes, la reglamentación señala que "los que no sean retirados en un determinado mes calendario podrán ser extraídos en cualquier otro mes, con la salvedad que el importe acumulado de retiros en efectivo no deberá superar los haberes acreditados".

"Esta disposicion se aplicará a los haberes devengados correspondientes al mes de enero de 2002 y siguientes", se aclaró.

Se indicó que "cuando en enero no se haya hecho uso de la opción de retirar hasta 1.500 pesos, el saldo no extraído se acumulará a la suma disponible en febrero o a los siguientes".

En cuanto a las cuentas corrientes y cajas de ahorro no salariales ni previsionales, "se admitirán retiros semanales de 300 pesos", y se aclaró que "los retiros no efectuados durante una semana se acumularán, indefinidamente, para poder ser retirados en semanas posteriores".

La normativa sostiene además que "no se admitirán débitos en cuenta para la venta, por parte de la entidad financiera, de moneda extranjera -en efectivo, cheques de viajero, transferencia, etc.- en el mercado de cambios y de metales preciosos amonedados y en barras, salvo que se apliquen a la utilización de los márgenes de retiro en efectivo".

Asimismo, se aclaró que "las entidades financieras tampoco podrán realizar esas transacciones contra entrega de cheques girados u órdenes de débito mediante transferencia sobre cuen- tas de la misma u otra entidad, salvo que se refieran a operaciones autorizadas por el Banco Central".

Depósitos

También la norma dictada anoche brinda el nuevo calendario para la devolución de los plazos fijos.

"Desde 400 pesos hasta los 10 mil pesos, en cuatro cuotas mensuales iguales y consecutivas a partir de marzo de 2002; los superiores a 10 mil hasta los 30 mil pesos, se cancelarán en 12 cuotas mensuales, iguales y consecutivas a partir de agosto de 2002", se explicó. Aquellas cifras superiores a los 30 mil pesos se cancelarán en 24 cuotas mensuales a partir de diciembre del 2002.

Todas estas imposiciones a plazo fijo reprogramadas devengarán una tasa de interés equivalente al 7 por ciento nominal anual sobre los saldos, pagadera mensualmente a partir del febrero de 2002, se indicó.

"Los titulares podrán optar, en cualquier momento, pro transferir a cuentas corrientes o cajas de ahorro hasta 7 mil pesos del total reprogramado, sin modificar la aplicación del calendario precedente por el saldo remanente", se aclaró.

La norma sostiene que aquellas imposiciones en moneda extranjera "se convertirán a pesos a razón de 1,4 peso por cada dólar estadounidense, manteniéndose su tratamiento por separado respecto de los depósitos a plazo fijo originalmente constituidos en pesos, a los fines de la reprogramación".

En cuanto a las cuentas corrientes, la norma establece que los saldos convertidos a pesos cuyos titulares sean personas jurídicas, "podrán ser transferidos a una cuenta corriente en pesos en la misma entidad".

"Los saldos de las cuentas corrientes, cuyos titulares sea personas físicas, por valores superiores a los 14 mil pesos, serán reprogramados aimilándolos a una imposición a plazo fijo", se estableció.

Los plazos fijos convertidos a pesos se reprogramarán, en la misma entidad financiera de la siguiente manera: Desde 1.200 pesos hasta los 7 mil pesos se cancelarán en 12 cuotas mensuales, iguales y consecutivas, a partir de enero del 2003.

En tanto, los montos superiores a 7 mil y hasta 14 mil, se liquidarán en 12 cuotas a partir de marzo del 2003; los superiores a 14 mil y hasta 42 mil pesos se cancelarán en 18 cuotas a partir de junio de 2003, y las imposiciones superiores a 42 mil pesos se devolverán en 24 cuotas a partir de setiembre de 2003.

Aumentos de precios en alimentos

BUENOS AIRES (DyN).- Mientras el gobierno intentaba ayer mostrarse confiado en que el aumento de precios tras la devaluación no generará otro salto inflacionario en el corriente mes, defensores de consumidores denunciaron alzas de hasta un 40 por ciento en productos básicos, de fabricación nacional, así como la merma en la oferta de determinados artículos.

Supermercadistas, por su parte, se quejaron de no contar con listas de precios al afirmar que los proveedores no las están entregando, ya que aguardan la reacción que generará la inminente liberación del dólar, que comenzará el lunes próximo, cuando se reabra el mercado de cambios tras un feriado que se prolongó durante toda esta semana.

Tras la confirmación de que la inflación en enero fue del 2,3 por ciento, la más alta en los últimos once años en que rigió la convertibilidad, el vocero presidencial, Eduardo Amadeo, afirmó ayer que estima que en febrero el nivel de alza de precios será similar a ese índice, y se preguntó "quién va a comprar" prodcutos encarecidos con el nivel de recesión y crisis que persiste actualmente.

El ministro de Economía, Jorge Remes Lenicov, reconoció ayer ante periodistas extranjeros que "la inflación genera malestar, pero la convertibilidad no aguantaba más".

En tanto, el jefe de gabinete, Jorge Capitanich, evaluó que si se aplica "austeridad y una política monetaria prudente" no debería seguir creciendo la inflación, al tiempo que destacó que las tarifas de servicios públicos están "desdolarizadas y desindexadas".

Sin embargo, crecían las denuncias sobre los aumentos en precios de la canasta familiar, como la harina y la leche, entre otros, y entidades defensoras de consumidores indicaron que en algunos casos, las remarcaciones llegaron a un 40 por ciento en estos últimos días.

Por su parte, las cámaras que nuclean a los farmacéuticos y a los industriales que elaboran medicamentos pidieron medidas urgentes para evitar alzas desmedidas ante la devaluación, en componentes de productos importados.

La titular de la Asociación de Defensa de Consumidores y Usuarios (ADECUA), Sandra González, dijo ayer a DyN que sólo en los tres primeros días de febrero se registraron aumentos de entre un 10 y un 20 por ciento en productos de la canasta familiar, y destacó que en el caso de las gaseosas, llegaron a incrementarse hasta en un 50 por ciento.

Recomendó a los usuarios "iniciar una campaña para comprar lo necesario, ejercer nuestro poder y empezar a buscar precios".

En similar sentido se pronunció la titular de la Liga de Amas de casa, Lita de Lazzari, quien dijo que el poder de los consumidores es "no comprar" los productos que hayan aumentado su precio.

De Lazzari aprovechó para pronunciarse en contra de los cacerolazos, al considerar que "no se trata de salir a la calle, cortar avenidas, y golpear las cacerolas" porque no comprar es "el mejor acto piquetero".

En tanto, la titular de Consumidores Argentinos, Patricia Vaca Narvaja, evaluó que en lo que va de febrero se detectaron alzas de entre "un 5 y un 15 por ciento" en los productos básicos de la canasta familiar, y señaló que están aumentando "los fideos, las gaseosas, la yerba y la leche", todos productos de fabricación nacional.

Piden presupuesto "creíble"

BUENOS AIRES (Télam/ AR).- Economistas y funcionarios de organismos internacionales de crédito estimaron ayer que la caída en el PBI y la inflación superarán en el 2002 lo previsto en el Presupuesto girado por el Ejecutivo al Congreso, mientras que funcionarios del gobierno reafirmaron que es "creíble y sustentable", con proyecciones "muy razonables".

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, sostuvo que el proyecto presentado "es creíble y sustentable" y consideró que su cumplimiento será posible a partir de "las proyecciones en recursos tributarios muy razonables".

Por otro lado, el subsecretario para Asuntos Internacionales del Tesoro de Estados Unidos, John Taylor, reafirmó ayer el compromiso de su país por ayudar a la Argentina, pero señaló que el país sudamericano debe imponerse un sistema fiscal "orientado al crecimiento" y acordar con las provincias un presupuesto "realista".

En la misma línea opinaon técnicos del FMI al señalar que "hay que ver como evoluciona la variable inflacionaria luego de las medidas tomadas para definir la tendencia de la economía".

Asimismo estimaciones privadas u de organismos internacionales señalan que la caída del PBI que refleja el presupuesto no se encuadra con la realidad. para muchos de estos organismos el decrecimiento económico de la Argentina será mayor al 5% durante el presente año.

El proyecto de Presupuesto, que prevé un déficit fiscal de 3.000 millones de pesos, una inflación del 15% y una decrecimiento económico del 5%, fue calificado como "demasiado optimista" por algunos de los economistas consultados, aunque otros expresaron que guarda coherencia con el escenario que se plantea, sobre todo en los números de la recaudación esperada.

"Va a haber una mayor caída del PBI -por lo menos del 8%-, una menor recaudación y una inflación que va a superar el 20%", estimó Orlando Ferreres.

Sin embargo, tras afirmar que "macroeconómicamente esos desvíos se compensan", el economista dijo "hacia febrero o marzo" se podría frenar la caída en los ingresos del fisco.


Comentarios


Desde el lunes se podrá sacar todo el sueldo