Desregulan los contratos para el transporte del gas nuevo

Nación firmó el decreto que libera las negociaciones. Las operadoras podrán acordar tarifas con las concesionarias.

#

Las inversiones en infraestructura ya son determinantes para destrabar nuevos proyectos.

El gobierno nacional aprobó una modificación clave para el sistema nacional del transporte de gas que permitirá destrabar nuevas inversiones en Vaca Muerta. La medida genera condiciones para que las compañías puedan pactar libremente contratos con las concesionarias de los gasoductos y colocar sus volúmenes de producción.

En la Cuenca Neuquina la vinculación con el gasoducto Pacífico, que va hasta Chile, será determinante en el corto plazo.

Esta semana se publicó en el Boletín Oficial el decreto 589/2017 que lleva las firmas del presidente Mauricio Macri y los ministros Marcos Peña y Juan José Aranguren. La norma agrega dos incisos al decreto 729 de 1995. Entre los considerandos argumenta que “el desarrollo y la producción de gas natural proveniente de reservorios no convencionales, especialmente de la Cuenca Neuquina, requerirán de la instalación y ampliación de la infraestructura de transporte y tratamiento necesaria para abastecer el mercado interno”.

El decreto plantea, en líneas generales, que las operadoras podrán pactar obras de ampliación con los concesionarios de los gasoductos y acordar entre si las tarifas para el transporte. Antes, los costos estaban normados por el Enargas, que ahora tendrá una intervención acotada en la materia.

Esta medida, aseguraron fuentes del mercado, será determinante para que se destraben nuevas inversiones en gas no convencionales. Una de las compañías norteamericanas que opera en la cuenca seguía de cerca el movimiento del tema.

Resulta que si bien el sistema de transporte de la provincia tiene capacidad ociosa, la multiplicación de proyectos a futuro encienden la alerta de un cuello de botella para sacar y comercializar los nuevos volúmenes.

Para dimensionar el escenario alcanza con repasar que tres de los últimos siete anuncios de inversión prometen más de 40 millones de metros cúbicos diarios en un plazo de cinco años. Actualmente el subsuelo neuquino entrega unos 60 millones de metros cúbicos de gas, lo que representa el 50% de la producción nacional.

El papel del Enargas queda limitado, pero no desaparece. Seguirá regulando las tarifas para el transporte en la infraestructura disponible y también establecerá las condiciones para la nueva capacidad ociosa que surja de los acuerdos entre las concesionarias y las compañías petroleras.

En números

Datos

5.000.000
de m³/día es la capacidad que ofrece el gasoducto Pacífico que conecta con Chile.
30%
es la capacidad ociosa que
hoy tienen los caños de la Cuenca Neuquina.

Comentarios


Desregulan los contratos para el transporte del gas nuevo