Detectan construcciones no declaradas en Río Negro

Son 80.523 metros cuadrados de mejoras edilicias que relevó Catastro.

#

Marcelo Ochoa

Rodolfo Origlia, titular de Catastro, informó sobre los primeros resultados.

VIEDMA (AV).- Un total de 80.523 metros cuadrados, correspondientes a mejoras edilicias no declaradas al fisco, fueron detectadas en operativos de inspección realizados por la dirección de Catastro de Río Negro. A los incumplidores se les recargó la cuota del Impuesto Inmobiliario en forma automática, aunque no fue cuantificado el monto evadido. Los relevamientos, en una primera etapa, sólo alcanzaron a tres ciudades rionegrinas y se extenderá al resto de la provincia en los próximos meses. El volumen en metros cuadrados representaría alrededor de un millar de viviendas residenciales dentro de una importante capacidad contributiva, al estimarse edificaciones superiores a los 80 metros cuadrados. La mayor cantidad de construcciones que colisionan con la obligatoriedad de transparencia impuesta por la Ley Provincial Nº 3.483, corresponde a Bariloche. La informalidad representan 32.797 metros cuadrados en esa ciudad, 26.900 en esta capital, y 20.826 en General Roca, construidos en sectores correspondientes a altas valuaciones fiscales, según pudo determinarse en las inspecciones. El titular del organismo, Rodolfo Origlia, explicó a “Río Negro” que el importante desfasaje de Bariloche está relacionado con un dinámico mercado inmobiliario “donde más se construye”. Admitió que en los últimos años había una “desactualización” de los niveles en esa ciudad, provocada por “cuestiones operativas” en relación con la falta de presencia física de inspectores que “incorporamos en forma reciente”. El funcionario afirmó que la capacidad de relevamiento será aumentada con una meta de 240.000 metros cubiertos construidos durante el actual ejercicio. Esta información “georreferencial” contará con el aporte de más inspectores para esa área de fiscalización. El nuevo mecanismo de detección fue incluido en el marco de una política de actualización de datos catastrales desarrollados por la Agencia de Recaudación Tributaria de Río Negro y la dependencia que conduce Origlia. El sistema permitió desarrollar un recurso informático por el que ingresando en el sitio web del ente recaudador se pueden descargar formularios de declaraciones juradas a fin de blanquear –en forma ágil– la situación impositiva dentro del mencionado gravamen, denunciando ampliaciones, remodelaciones o bien demoliciones. El proceso abarca tres formularios relacionados con aumentos de superficies y características de las construcciones. “Resulta importante que la gente tome conciencia de que se deben hacer las declaraciones para no caer en un incumplimiento en las obligaciones frente al Estado”, insistió el directivo de la agencia recaudadora. A la espera de tecnología La Agencia de Recaudación Tributaria reflotó un antiguo proyecto con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo por cuatro millones de dólares para ampliar la capacidad, incorporando un programa de relevamiento satelital que contempla la digitalización parcelaria y detección de mejoras comparando las imágenes con la base de datos del organismo. Origlia reveló que la entidad crediticia ya otorgó la “no objeción” a esa iniciativa.


Comentarios


Detectan construcciones no declaradas en Río Negro