Nuevas masculinidades: qué son y cómo deben abordarse desde la política

Federico Sacchi nos ofrece en DIGO una perspectiva sobre este concepto y los interrogantes que surgen en tiempos desafiantes.

Sacchi tiene especial interés en explorar y comprender las nuevas masculinidades. Foto gentileza.

Federico Sacchi es mediador, facilitador de procesos colaborativos y especialista en masculinidades y cambio social de la UBA. A través de DIGO, nos invita a repensar algunas cuestiones sobre las nuevas masculinidades y las imposiciones que los varones reciben desde su infancia.

En los últimos años ha surgido un creciente interés en explorar y comprender las nuevas masculinidades. Este concepto desafía las concepciones tradicionales de lo que significa ser hombre y busca promover la diversidad y la igualdad de género en nuestras sociedades.

Desde diferentes ámbitos, se están abriendo espacios para reflexionar sobre las expectativas y los estereotipos que rodean a la masculinidad, y para fomentar una visión más inclusiva y libre de prejuicios.

La noción de nuevas masculinidades reconoce que no existe una única forma de ser hombre. Se aleja de los roles y atributos rígidos que históricamente se han asociado a la masculinidad, como la fortaleza, la agresividad o la falta de expresión emocional. En su lugar, busca promover la aceptación y la valoración de la diversidad de experiencias, emociones y expresiones de género en los hombres.

El concepto de género nos permite entender las relaciones de poder entre hombres y mujeres como construcciones socioculturales que pueden ser transformadas. Esto ha cuestionado los roles y atributos universales asociados a las mujeres, reconociendo la diversidad de experiencias femeninas. También abrió el debate sobre la sexualidad, la salud reproductiva, la democracia, la violencia y las relaciones familiares.

“Hoy en día, se están considerando las familias diversas, dejando de lado los prejuicios y valorando el amor como motor principal. La idea de la familia nuclear heterosexual está siendo desafiada por la existencia de familias trans, multiculturales, homoparentales y monoparentales, entre otras. Esto amplía las posibilidades y nos muestra nuevas formas de concebir las relaciones familiares”, comentó Sacchi.

Es esencial que la sociedad mantenga una vigilancia activa, y cuestione las narrativas machistas que emergen de la política, exigiendo una representación equitativa

Federico Sacchi. Especialista en masculinidades y cambio social.

“La construcción de la masculinidad implica un proceso complejo influenciado por la socialización, las expectativas sociales y los estereotipos. En nuestra sociedad, se espera que los hombres demuestren constantemente rasgos como la racionalidad, la agresividad, la valentía, la fuerza y la independencia. También se les exige controlar sus emociones y afectos, supuestamente para ejercer dominio sobre las mujeres”, agregó.

¿Qué pasa con la política?


Ilustración: Agustín Olivera.

Desde tiempos remotos, las masculinidades han estado intrínsecamente ligadas al poder político y a la ocupación de lugares centrales en la toma de decisiones. “Es esencial reconocer que estas reflejan a menudo el machismo desde el privilegio del rol del varón, estableciendo una dinámica de desigualdad. En la coyuntura actual, vemos al gobierno que asumió en un escenario crítico donde las expresiones tradicionales de masculinidades influyen en políticas públicas y moldean percepciones sociales”, aseguró Sacchi.

“Nos encontramos explorando críticamente cómo las políticas y acciones del gobierno actual pueden traducirse en la perpetuación de desigualdades de género y actitudes machistas, amenazando con desmantelar los logros previamente alcanzados. ¿Qué peligros conlleva este enfoque y cómo puede impactar el tejido social?”, se pregunta Federico.

El machismo en la política no es simplemente una cuestión de estereotipos de género arraigados; es un obstáculo que perpetúa la desigualdad y socava el progreso. Las masculinidades hegemónicas, cuando se instrumentalizan en el ámbito político, no solo limitan las opciones para quienes buscan roles de liderazgo no convencionales, sino que también contribuyen a la consolidación de políticas y actitudes que refuerzan las jerarquías de género. La necesidad de resistir estas tendencias no puede ser subestimada; de lo contrario, nos arriesgamos a perder la tracción ganada en la promoción de la igualdad y las diversidades en la esfera pública.

Sacchi asegura que es esencial que la sociedad mantenga una vigilancia activa, y cuestione las narrativas machistas que emergen de la política, exigiendo una representación equitativa.

Un espacio en DIGO


“Deconstruíte macho”, se llama el microespacio que lidera Federico Sacchi a través de la APP de RÍO NEGRO y que se estrena los jueves a las 16 en la agenda regional.

Recordá descargarte DIGO en el App Store y Play Store o ingresar a rionegro.com.ar/digo para tener la última actualización de todos los aportes que hace nuestra gran comunidad.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios