Dudas por las versiones que dio el enfermero sobre la noche del incidente

La fiscalía encontró a un testigo que vio a Porro consumiendo alcohol con la familia vecina a la que después acusó. Hay tres versiones distintas sobre el hecho.

El enfermero trabaja en el policlínico ADOS. (Archivo)

El enfermero trabaja en el policlínico ADOS. (Archivo)

Un testigo que declaró el lunes a la tarde puso en duda la versión del enfermero Daniel Porro, paciente recuperado de covid que estuvo internado el jueves a la noche por golpes, a quien además le robaron el auto y le quemaron su casa en la Colonia Nueva Esperanza. Por su parte, la fiscalía reveló que el propio enfermero dio tres versiones sobre los hechos y está tratando de determinar cuál se ajusta a la verdad.

La primera versión de Porro (36 años), que coincide con la que brindó el testigo de ayer, es que el jueves 16 cerca de la medianoche estaba consumiendo bebidas alcohólicas en el domicilio de una familia vecina de apellido Moyano. En determinado momento “se desconocieron”, expresión típica del estado de embiaguez, y comenzaron a golpearse.

Cuando llegó la policía, el enfermero estaba en la vía pública y no quiso hacer la denuncia. Más tarde llegaron familiares suyos y denunciaron por los golpes a los Moyano, a quienes además acusaron de haber robado el auto de Porro.

El fiscal jefe Pablo Vignaroli señaló que después de recibir el alta, el lesionado dio una segunda versión: dijo que tras su discusión con el vecino Moyano aparecieron dos desconocidos en moto, lo golpearon con un palo, lo dejaron inconsciente y despertó en el hospital Horacio Heller.

Cuando se instaló la versión de que lo habían agredido por su condición de paciente recuperado de covid-19, lo citaron para una ampliación de denuncia y Porro, según el fiscal, modificó nuevamente su versión: acusó a los Moyano de haberlo atacado por la enfermedad, de haberle robado el automóvil Fiat Palio y de haberle quemado la casa.


Pasado en limpio


“Lo único certero hasta ahora es que tenemos una persona, Daniel Porro, que fue llevada al hospital por lesiones y otra persona (Moyano) que es indicada por Porro que era quien lo amenazaba e insultaba por el contagio del covid-19”, indicó Vignaroli.

Además, Moyano “habría sido  identificado arriba del auto de Porro y también fue llevado al hospital Heller lesionado”. El Palio fue recuperado a las pocas horas.

Sobre el incendio,  todavía no hay una prueba certera que apunte a ningún autor.

El fiscal jefe dijo que se dio intervención al Departamento de Delitos de la Policía para avanzar con entrevistas a los vecinos y tratar de esclarecer  quien “pudo haber sido el autor de las lesiones y buscar la motivación de por qué habría sido lesionado” el enfermero del ADOS.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Dudas por las versiones que dio el enfermero sobre la noche del incidente