El etiquetado frontal llegó a los productos que se elaboran en Neuquén

Por ser en su gran mayoría elaboradores de menor escala tienen una prórroga para sumarse a la ley hasta agosto. Sin embargo, la gran mayoría ya incorporó en sus envases los octógonos negros con los valores nutricionales.

Los productos de Neuquén se preparan para el etiquetado frontal, tal como lo dispone la ley nacional 27.642. Por ser en su gran mayoría productores de escala menor, pymes, tienen un período de gracia hasta agosto para incorporar las etiquetas negras en cada uno y todos sus envases.

Sin embargo, la gran mayoría ya inició el proceso de alertar a los consumidores sobre los excesos en grasas, sodio, calorías y azúcar. En muchos casos comenzaron con sticker autoadhesivos hasta tanto puedan invertir en nuevos envases o envoltorios.

La directora de Bromatología, dependiente del ministerio de Salud de la provincia de Neuquén, Lucía Rocha, informó que la idea es llegar a fin de año con el pleno cumplimiento de la ley y que los productores locales ven con buenos ojos esta nueva normativa.

“Al ser productos que requieren menos procesamiento industrial y sus etapas de elaboración son más caseras, pueden mostrar con orgullo menos etiquetas que el resto de los alimentos de las marcas multinacionales. Los productores neuquinos están adecuándose porque entienden que también para ellos es beneficioso mostrar un producto más saludable, ajustados a las normas de calidad”, explicó Rocha.

Vos podés tener toda la información sobre el alimento que consumís, pero si no la entendés para qué está. Esta ley es superadora”.

Samuel Sánchez, licenciado en Nutrición y promotor del ministerio de Salud.

El comercio artesanal de Neuquén se basa principalmente en chocolates y dulces, productos que contienen gran cantidad de azúcar, grasas y calorías. Sin embargo, los elaboradores ya están trabajando en reducir esos índices nutricionales en sus productos.

“Con esto los productores neuquinos entienden que pueden ofrecer un producto de calidad y más saludable”, agregó la funcionaria.

Es cierto que los chocolates, por ejemplo, contienen altas dosis de grasas totales y saturadas, pero a lo que apuntan los elaboradores es a buscar la manera de reducir un poco más esos índices.

Y eso ya es un proceso que se está llevando adelante en otras industrias.

“Hay una fábrica de pastas de Neuquén que está trabajando en reducir los índices de sodio en sus productos, con lo cual vemos una buena predisposición de los productores a cumplir con la ley”, aseguró Rocha.

La aplicación de la norma comenzó en Neuquén con capacitaciones y encuentros con los productores. En la actualidad, la dirección de Bromatología está evaluando las declaraciones juradas que deben presentar las empresas sobre los índices nutricionales de sus productos para definir la cantidad de sellos negros que requiere cada uno de ellos.

Soberanía alimentaria: saber lo que se consume.

Además, la provincia de Neuquén está trabajando en la reglamentación de una ley de adhesión a la norma nacional. Esto permitirá definir acciones a futuro, no solo sobre el cumplimiento del etiquetado sino también, sobre las metodologías de control y posibles sanciones.

“Hasta el momento y de acuerdo con las evaluaciones que se están realizando sobre las declaraciones juradas de las empresas, no hemos encontrado ningún producto neuquino que deba contener todas las etiquetas negras. Esto habla de que se está haciendo un esfuerzo por parte de las pymes en reducir los excesos”, dijo la directora de Bromatología.


La ley y la trampa


A nivel nacional, ya se detectaron algunas “trampas” a las que apelan las grandes firmas para cumplir la ley, pero sin mostrar un producto que no es tan saludable como lo esperado. Una de las estrategias quedó en evidencia durante estas Pascua y son los huevos de chocolate. Al ser un producto redondo se habilita, o al menos así lo consideran las firmas , que tiene doble frente. Así los octógonos negros aparecen en la parte posterior, lejos de la primera mirada del consumidor.

El licenciado en nutrición y referente provincial de nutrición del ministerio de Salud de Neuquén Samuel García agregó que muchos productos que son pequeños como los chocolatines, “como son envases muy chicos en vez de incorporar los octógonos negros, decidieron solo poner la leyenda: dos, tres, cuatro sellos”. Lo que claramente no aporta información fidedigna sobre el aporte nutricional del alimento como lo exige la ley.

Al respecto, Rocha explicó que la Provincia está esperando que se reglamente la ley nacional para conocer a ciencia cierta el alcance que tendrán las jurisdicciones provinciales sobre los controles que se deben realizar. En principio la ley especifica que la autoridad de aplicación es el ministerio de Salud de Nación, a través del Anmat. Pero queda ver qué participación tendrán las provincias.


“Todo lo que lleva tapita, tiene sodio”, dicen nutricionistas


“Todo lo que tiene tapita, tiene sodio”, es una de las frases que circula en los consultorios de los profesionales en nutrición. Es que el sodio es un elemento fundamental para la conservación de los alimentos envasados. Y a la hora de mantener una alimentación saludable, es necesario para el consumidor poder determinar o elegir los productos que menos índices sódicos presenten. Y en esta parte, va un dato que aporró el licenciado en Nutrición Samuel García: “Hasta los productos dulces tienen sodio. Por ejemplo, los edulcorantes no tienen azúcar, pero sí sacarina. El nombre preciso de la sacarina, es sacarina sódica; es decir tiene sodio”, contó.

En este contexto, el común de los argentinos y neuquinos que compra gran parte de sus alimentos en supermercados o mercados de cercanía, se encuentra en la encerrona de alimentarse de forma saludable o ¿Qué hacer?

García recomendó, al menos intentarlo, volver a los productos elaborados en casa. “Antes se hacían fideos, hoy hervimos fideos”, fue contundente.

Pero la modernidad empuja hacia otro lado. Entonces, ¿Qué se puede hacer? El nutricionista consideró que en este aspecto la ley 27.642 es superadora en muchos aspectos y habló de “soberanía alimentaria”, de “educación alimentaria” y de la necesidad de “empoderar a la sociedad”.

“Esta ley viene a aclararle a la persona que va a comprar alimentos qué es lo que realmente está comprando. Podrá elegir si quiere una mayonesa con cuatro etiquetas o busca una que tenga menos. Pero se le está diciendo, esto no es saludable o al menos ya sabés lo que vas a consumir”. dijo.

El profesional sostuvo que la ley pone en el tapete algo importante como la “educación alimentaria. “Vos podés tener toda la información sobre el alimento, pero si no la entendés, para qué está”, se preguntó.

Son datos necesarios, porque por ejemplo, “muchas veces consumimos productos que dicen ‘sin sal agregada’ y pensamos que es más saludable, cuando en realidad tiene en sodio. La ley viene a resolver esta cuestión”.


Promoción de la alimentación saludable


La ley 27.642 busca advertir a los consumidores sobre los excesos en alimentos de azúcares, grasas totales, grasas saturadas, sodio y calorías.

Si los alimentos contienen edulcorantes, el envase debe llevar debajo de lo sellos de advertencia la siguiente inscripción: contiene edulcorante, no recomendable en niños/as.

Si contiene cafeína, el envase debe sumar la siguiente leyenda: contiene cafeína, evitar en niños/as.

No están obligados a tener el sello de advertencia el azúcar común, aceites vegetales, frutos secos y la sal común.

Deben cumplir esta ley todas las personas humanas y jurídicas, que produzcan, elaboren, fraccionen, envasen, encomienden envasar o fabricar, distribuyan, importen, pongan su marca o integren la cadena de comercialización de alimentos y bebidas analcohólicas de consumo humano en la República Argentina.

Los alimentos que tengan un sello de advertencia no podrán incorporar en sus envases logos o frases con el patrocinio de asociaciones científicas relacionadas con la medicina y la salud.

En números

60%
de la población de Argentina tiene obesidad o sobrepeso. Cuatro de cada diez niños presentan esta patología.

40%
de las personas tiene diagnóstico de hipertensión. El 30% registra altos niveles de azúcar en sangre.

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios