Inflación: el billete de $1.000 vale 17 veces menos que en 2017

El avance de los precios minoristas en el segundo mes del año coloca a la inflación de 2023 como la más alta en 32 años. En ese marco el billete de mayor denominación en Argentina alcanza para comprar una canasta de bienes y servicios cada vez más acotada. 

El dato de inflación publicado esta semana por el INDEC no solo es sensible porque revela una aceleración de los precios minoristas en el último cuatrimestre. Lo es porque el 6,6% registrado en febrero coloca el acumulado anual por encima de la barrera psicológica del 100% y convierte a 2023 en el año con mayor inflación de las últimas tres décadas.

Desde el año 2017, el billete de $1.000 es el de mayor denominación en Argentina. Con el telón de fondo de la inflación más alta en 32 años, resulta evidente la pérdida de valor adquisitivo del billete, que cada vez sirve para acceder a una cantidad menor de bienes y servicios.

Un estudio de la consultora Focus Market se enfoca en la pérdida del poder de compra del billete más grande que circula en nuestro país. El informe detalla que el billete de $1.000 empezó a circular el 30 de noviembre de 2017. Indica que si se toma el valor actual del billete «a precios de 2017» resulta que el poder de compra del billete de $1.000 es de solo $56,18.

Para ser más precisos el estudio aclara que «lo que en 2023 se puede comprar con un billete de $1000, en noviembre del 2017 lo comprabas con $56,18″. El dato equivale a decir que a raíz de la inflación, el poder adquisitivo del billete de $1.000 se redujo 17 veces en solo cinco años y medio.

«La moneda encuentra más incertidumbre que confianza en el actual contexto y las pautas que exige el FMI para domesticar el gasto público y déficit fiscal parecerían que no alcanzan para poder disminuir el impacto sobre la pérdida de valor del peso argentino», señaló Damián Di Pace Director de la Consultora Focus Market.

Lo que en 2023 se puede comprar con un billete de $1000, en noviembre del 2017 lo comprabas con $56,18. La perdida de valor adquisitivo es de 17 veces.

Algo similar sucede con los billetes de $500 y de $200, solo que en tales casos son papeles que comenzaron a circular en el año 2016. Con la misma lógica de cálculo y a precios del año 2016, el billete de $500 vale hoy $20,08 y el de $200 vale $8,58.

«Nuestra economía tiene un problema importante por que comienza a disminuir la demanda del peso argentino en relación a su emisión y oferta en el mercado. Ese dinero excedente en el mercado en circulación por encima de lo que necesitamos para satisfacer las demandas de la economía está generando una pérdida de valor cada vez más veloz del peso argentino», agregó Di Pace.

El estudio señala que la velocidad a la que crecen los precios hace que en el tiempo que transcurre entre el momento en que se decide la creación de un nuevo billete y el momento en que dicho billete empieza a circular, ese billete ya nazca «devaluado».

«Eso sucederá con el Billete de $2.000 que de acuerdo a su lanzamiento terminará valiendo en términos reales $1.000 de hoy hacia fin de año. La nominalidad es corroída por la inflación que deteriora el valor del dinero y poder adquisitivo del billete más rápido que los tiempos y planificación deliberada para su lanzamiento» finaliza el estudio de Focus Market.

Dato

$56,18
El valor real del billete de $1.000, a precios de noviembre de 2017 cuando comenzó a circular.

Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios