Edersa defiende su tarifa y asegura que no es la más alta del país

Fundelec –fuente de los datos– “se comprometió a revisar el estudio”.



#

Archivo

La distribuidora de electricidad rionegrina Edersa salió ayer a responder a un informe de la Fundación para el Desarrollo Eléctrico (Fundelec) que muestra la tarifa de energía en la provincia como la más cara del país. La entidad “ya se comprometió con la empresa para revisar el estudio realizado”, dijo en un comunicado. El error más grave –se sostiene en el comunicado– es “realizar una única comparación entre las tarifas que aplican las dos distribuidoras de Buenos Aires, Edenor y Edesur, con la que cobra Edersa, sin profundizar en variables sustanciales para la conformación del cuadro tarifario”. “Se obvió decir que actualmente hay varias provincias donde el único ingreso de las distribuidoras ha sido la tarifa (como en el caso de Edersa); que en otras jurisdicciones el poder concedente decidió congelar las tarifas en el 2013 y le ha asignado fondos para inversiones en el marco de la Convergencia Tarifaria; y que las empresas de Capital Federal (Edenor y Edesur) tienen tarifas congeladas hace más de diez años, pero perciben fondos del Tesoro nacional para cubrir no sólo las inversiones, sino también los costos de mantenimiento de la red y los aumentos salariales”, sostuvo la empresa. “Por decisión del Ente Provincial Regulador de la Electricidad (EPRE), la tarifa que aplica Edersa en sus facturas incluye desde hace algunos meses el recupero de costos que debió ser percibido en 2011, 2012, 2013 y 2014, que no se aplicaron a su debido momento y que ahora ha autorizado a aplicar en cuotas que finalizan en octubre del 2016”, añadieron. El marco regulatorio provincial establece que las tarifas de electricidad se revisan cada cinco años, pero puede activarse un procedimiento extraordinario en cualquier momento. Además, una ley habilita al EPRE a conceder mejoras en los precios cuando el costo laboral de la distribuidora crece en proporciones determinadas. La distribuidora fue privatizada en 1996 y desde entonces tuvo tres revisiones quinquenales de su tarifa. El año pasado, la compañía pasó de manos de una sociedad entre Camuzzi y grupos de inversión de Chrystian Colombo, al grupo Neuss. El informe de Fundelec apunta a demostrar la dispersión tarifa que existe en nuestro país debido a que las jurisdicciones regulatorias son distintas según la provincia o a veces el municipio. Así, el promedio de los precios que se pagan en el interior del país es cinco veces más bajo que en Capital Federal y el Gran Buenos Aires (Edenor y Edesur).

La empresa adujo que los costos de la compañía no están íntegramente reconocidos.


Comentarios


Edersa defiende su tarifa y asegura que no es la más alta del país