Edersa y CALF, entre los principales deudores de energía del país

Nación dio a conocer el listado de los morosos con Cammesa, la compañía mayorista del mercado eléctrico. La distribuidora rionegrina se ubica en el cuarto puesto a nivel nacional.





La compañía mayorista de energía ya intimó a las distribuidoras locales para que se pongan al día.

La compañía mayorista de energía ya intimó a las distribuidoras locales para que se pongan al día.

Como parte del balance de gestión que realizó la secretaría de Energía de la Nación, se dio a conocer la evolución de las cobranzas y las deudas pendientes que posee la Compañía Mayorista del Mercado Eléctrico (Cammesa). El listado destaca a las prestadoras de la región Edersa y CALF, entre las firmas que tienen las deudas más altas del país.

De acuerdo al estudio, al 31 de septiembre pasado Cammesa tenía un total de deudas por cobrar de 25.536 millones de pesos por la energía que le suministra a las prestadoras de los servicios eléctricos del país.

De ese total de deuda, las prestadoras de la región representan más del 21%. Puntualmente Edersa, la firma de la familia Neuss que brinda el servicio de energía eléctrica en la mayor parte de Río Negro, se ubica como la cuarta deudora más importante por un total a fines de septiembre de 3.814 millones de pesos.

En tanto que en Neuquén, las facturas impagas corresponden a la cooperativa eléctrica CALF, la prestadora de la ciudad de Neuquén. A esa misma fecha sumaba compromisos impagos por 1.490 millones de pesos.

El ranking de los mayores deudores de Cammesa es liderado por la empresa estatal de Misiones, con 6.265 millones de pesos en rojo; seguida por la prestadora de Chubut con 5.758 millones de pesos en deudas, y la empresa de Mendoza con 4.039 millones de pesos. En quinto lugar aparece la distribuidora de San Juan, con una deuda de 1.961 millones de pesos.

El secretario de Energía de la Nación, Gustavo Lopetegui, explicó que entre fines del 2018 y este año se fueron regularizando los pasivos que tenían otras firmas, como son por ejemplo la distribuidora de Córdoba que abonó 2.773 millones de pesos, o la de Catamarca que saldó 1.643 millones de pesos.

En tanto que en los casos de Corrientes y Chaco, que abonaron este año 1.834 y 4.935 millones de pesos, se tuvo que aplicar restricciones en la entrega de energía para propiciar que las empresas estatales del servicio cancelaran las facturas impagas.

“Desde Nación tenemos la potestad de bajar hasta un 10% la demanda de energía que es lo que hicimos con Chaco y Corrientes”, aseguró a Energía On el secretario de Energía de la Nación, Gustavo Lopetegui.

La compleja situación en las prestadoras locales es conocida desde hace un tiempo y en ambos casos desde Cammesa ya se las intimó al pago, cuando las deudas eran aún menores que las actuales.

En el caso de CALF, la empresa mayorista imitó a mediados de año el pago de 493 millones de pesos adeudados. En ese momento el pasivo representaba tres facturas impagas, por lo que con el incremento que registra a la fecha, de casi el triple del rojo, el período impago es de al menos medio año.

Desde la cooperativa neuquina se informó meses atrás que estaban negociando un acuerdo de pago con el gobierno nacional, sin embargo no se conocieron avances.

La deuda de la distribuidora rionegrina se disparó a 3.814 millones de pesos.

En tanto que en el caso de Edersa, la intimación se realizó a principios de año cuando la firma adeudaba 2.900 millones de pesos, es decir 1.100 millones menos que el rojo que presenta ahora. En ambos casos desde la compañía mayorista se amenazó con reducir la energía que se les entrega a las distribuidoras.

Desde la cartera de Energía de la Nación se advirtió que a la fecha ambas empresas continúan incrementando el monto que deben a Cammesa al no abonar la totalidad de las facturas del servicio.

En Río Negro, sin aumento por ahora

El incremento en la tarifa del servicio de Edersa que se definió en la audiencia pública realizada en julio recién se aplicaría el año que viene. Luego de que desde la distribuidora se desconociera el resultado como parte de la oposición que hacen a la revisión quinquenal del servicio, se sumó la decisión del ente regulador (EPRE) de no aplicar el aumento.

La suba debía regir a partir de este mes pero ahora se estima que recién se definirá el año que viene, con una las nuevas autoridades del gobierno.

La situación se suma la intervención que en mayo dispuso el juez Federico Corsiglia para conocer el estado financiero de la empresa a raíz la deuda que mantiene con Cammesa y de una supuesta negativa a entregar información al EPRE.

Mano dura: Cammesa incrementó el nivel de cobranza entre las firmas morosas

La compañía nacional que tiene a su cargo la venta de la energía eléctrica que luego entregan a los usuarios las distribuidoras, Cammesa, mejoró en los últimos tres años su nivel de cobranza.

En el primer trimestre del 2017 la firma marcó que sobre cada 100 pesos que facturó solo cobró 92. Una tendencia que se agudizó hacia fines de ese año cuando el nivel cayó al 91%. El año pasado el promedio de cobranza mejoró al 98%, gracias a las intimaciones de pago que comenzaron a dar resultados.

En tanto que en este año, hasta el tercer trimestre, el nivel de cobranza promedio fue del 99% también gracias al ingreso del pagos adeudados que compensaron el atraso con el que empezó el año.

A diferencia de lo que ocurre con los usuarios domiciliarios, comerciales o industriales, quienes al atrasarse en sus fracturas se enfrentan al corte del servicio, varias de las distribuidoras del país acumularon el equivalente a varios meses de su consumo sin pagar, siendo el caso más grave el de Misiones en donde la deuda supera a un año entero del servicio.



Comentarios


Edersa y CALF, entre los principales deudores de energía del país