Ediles piden rescindir el contrato con la Cataret

Los ediles del MPN presentaron un proyecto para que el convenio entre la Cámara de Talleres de Revisión Técnica y la comuna de Neuquén sea declarado de utilidad pública.



#

Los concejales del MPN quieren que los otros talleres de revisión técnica de la capital neuquina también puedan funcionar.

NEUQUÉN

NEUQUÉN (AN).- Los concejales del MPN presentaron ayer un proyecto de ordenanza declarando la utilidad pública del rescate del convenio firmado entre el municipio y la Cámara Argentina de Talleres de Revisión Técnica para la implementación de la obligatoriedad de los controles vehiculares. De aprobarse la norma el taller adherido a la Cataret que ya funciona podría seguir prestando el servicio, pero quedaría la cámara desvinculada. También continuarían las dos empresas locales Veritécnica y Control, que al no estar adheridas quedarán fuera del mercado.

El proyecto surge después de que venciera el plazo que tenía el Ejecutivo para contestar el pedido de informes sancionado por el Concejo el 19 de septiembre. En el mismo se le solicitaba enviar el expediente y documentación que acredite que la Cataret estaba legalmente autorizada a funcionar y detalles del polémico convenio.

“Presentamos este proyecto declarando la utilidad pública, con lo cual el Ejecutivo queda obligado a rescindir el convenio con la cámara. Si como autoridad de aplicación decide que el taller siga funcionando podrá hacerlo, pero también se le permite trabajan a los otros dos locales. Con esto se termina el monopolio y la libre competencia”, explicó el concejal Juan Prezzoli (MPN).

El proyecto establece que “el Ejecutivo deberá proceder a la rescisión del convenio”. Este punto del acuerdo determina que “cualquiera de las partes podrá rescindir el convenio, previa notificación con una antelación no menor a 60 días, sin que ello genere derecho a indemnización o resarcimiento a favor de las partes. La rescisión no alcanzará a los trabajos en ejecución, los que se cumplirán íntegramente”.

El polémico acuerdo le otorga a la cámara argentina la exclusividad en la prestación del servicio, el control y auditorias de sus propios talleres, la emisión y entrega de las obleas reglamentarias y la realización de los controles de tránsito. Establece además que solo podrán prestar el servicio los talleres que estén adheridos a la Cataret, con lo cual Veritécnica y Control quedan fuera de juego.

La semana pasada el presidente de la cámara, Hugo Tello, explicó y reconoció que “es un gran negocio, yo vengo a hacer plata”. El empresario agregó que, por el parque automotor de la ciudad capital solo podrían funcionar dos o tres talleres más.

Cabe recordar que el municipio neuquino ya puso en marcha este sistema y que en el Código de Faltas municipal, en su artículo 185, determina que el conductor que circule sin la documentación obligatoria será sancionado con una muta de 4 a 20 módulos, es decir de 400 a 2.000 pesos y en algunos casos también incluyen además la retención del rodado.


Comentarios


Ediles piden rescindir el contrato con la Cataret