Efecto PASO: divide a la CGT el llamado a la marcha del martes 22

Los gremios kirchneristas y moyanistas ratificaron la medida y advirtieron que levantarla sería un “mamarracho”. La unidad, cada vez más amenazada.

La posibilidad de un paro nacional, parece cada vez más lejos; la unidad, también. La victoria de Cambiemos a nivel nacional, y un posible triunfo en la provincia de Buenos Aires, parece haber desnudado aún más la interna que vive la CGT. Hoy, en la reunión del consejo directivo de la central obrera se analizará la convocatoria a la movilización del martes próximo contra la política económica del gobierno. El sector de gremios de servicios denominados “Los Gordos” se inclinaba por la suspensión o postergación. El moyanismo, con Juan Carlos Schmid a la cabeza, ratificó la medida y los gremios K dicen que eso sería un “mamarracho” . La marcha, de concretarse, podría perder peso.

El secretario de UPCN, Andrés Rodríguez, fue el primero en reconocer públicamente las divisiones internas respecto a la marcha que había sido acordada en un plenario el 28 de julio, que terminó entre silbidos por la falta de un llamado al paro. Eso fue antes de las elecciones. Rodríguez anticipó que se podría analizar hoy la posibilidad de suspender la protesta, admitió que existen “opiniones divergentes” dentro de la central luego de las PASO, y explicó que intentarán “unificar a través de una síntesis que contenga a todos”.

La misma opinión llevarían Gerardo Martínez (UOCRA), José Luis Lingeri (obras sanitarias), Francisco “Barba” Gutiérrez (UOM), y Armando Cavalieri (comercio). Incluso Héctor Daer, de Sanidad y uno de los tres triunviros de la CGT, y su hermano Rodolfo (Alimentación), que en las elecciones apostaron al randazzismo sin demasiados beneficios.

A penas circularon las primeras versiones, quien salió al cruce fue otro de los conductores de la CGT, Juan Carlos Schmid, del ala moyanista: “La probabilidad de que se haga la movilización es total, de un 100 por ciento”, afirmó y advirtió que los gremios que declinen concurrir a la manifestación estarán “vulnerando la decisión que tomaron en el último plenario nacional de secretarios generales” de la CGT.

En la misma línea, el secretario gremial de la CGT, Pablo Moyano, ratificó la marcha, y anticipó la discusión que se viene en la central: “A fin de año, o principios de 2018, debería quedar un solo secretario general, como lo reclaman muchos sectores del movimiento obrero y también sindicatos que ahora están afuera de la CGT”.

Rodríguez, por otro lado, aseguró que aún “no es tiempo” de discutir la disolución del triunvirato y que hará falta el “consenso de todos” para elegir un sólo secretario general.

Los rumores también hicieron enojar a la franja más kirchnerista de la central obrera.

Omar Plaini, del gremio de canillitas, advirtió que “si se desactiva la marcha, el consejo directivo dará explicaciones de por qué se desactiva”, y negó que la marcha se haya convocado para “patear al caído”, ante una eventual derrota de Cambiemos.

Para el secretario general de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, “no marchar el día 22 sería un mamarracho”. “Significaría actuar con la lógica del presidente Mauricio Macri, que defraudó a sus votantes realizando todo lo contrario a lo que prometió en su campaña electoral”, disparó.

“La probabilidad de que se haga la movilización es total. Los gremios que declinen estarán vulnerando al plenario nacional”.

Juan Carlos Schmid,

miembro del triunvirato
que conduce la CGT.

Llegaron las urnas y arranca el escrutinio

Un llamado al paro,

todavía más lejos

Antes de las elecciones del domingo, ya se registraba tensión entre los jefes sindicales, porque los gremios más alineados con el kirchnerismo planteaban la necesidad de convocar a un paro inmediatamente después de la marcha del 22. Con la victoria del oficialismo, esa opción se ve hoy más lejana.

Datos

“La probabilidad de que se haga la movilización es total. Los gremios que declinen estarán vulnerando al plenario nacional”.

Comentarios


Efecto PASO: divide a la CGT el llamado a la marcha del martes 22