Avanza la vacunación con segundas dosis en Neuquén y acortan los intervalos entre aplicaciones

En el país se estudia la posibilidad de combinar vacunas para avanzar en completar los esquemas pendientes. También se analiza la aplicación de dosis en población pediátrica.





Neuquén al igual que el país priorizó en los últimos meses la aplicación de primeras dosis de vacunas contra el coronavirus, para tratar de alcanzar a la mayor cantidad de población posible. Con ello, la Provincia superó la población objetivo planteada en un principio y avanzó sobre grupos etarios sin factores de riesgo. Ya se vacuna a mayores de 29 años y se inscribe a mayores de 25. Sin embargo, hace poco se tomó la decisión de, en paralelo, avanzar en completar los esquemas. Al respecto Neuquén, ya lo logró en el 12,5% de población, según los partes oficiales.

«Segundas dosis estamos cercanos a 85.000 dosis, cercano al 25% y si lo dividimos en distintos estratos estamos con un porcentaje de avance mucho más alto a partir de los 60 años de edad y ese porcentaje lo establecíamos en lo que es trabajadores de la salud estamos cercanos al 100%», aseguró en declaraciones al programa Vos a Diario, de RN RADIO (89.3), Matías Neira, director de Atención Primaria de la Salud, a cargo de la campaña de vacunación.

Si bien Neira hizo referencia al 25% de avance en segundas dosis, según los partes oficiales se trata del 12,5% de la población total que es estimada en 672.471 habitantes. Si se resta a los menores de 18 años, que aún no están dentro del plan de vacunación, el porcentaje se acerca a la estimación del funcionario.

Neira detalló que en Neuquén se avanzará en paralelo con la aplicación de primeras y segundas dosis, según el volumen de vacunas que lleguen. Además puntualizó que a nivel nacional se acortaron los intervalos mínimos interdosis. Para Sinopharm se estableció en 28 días, mientras que para Sputnik V y AtraZeneca en 8 semanas.

De todas formas, el responsable de la campaña de vacunación en Neuquén insistió con que «los esquemas no se vencen» y subrayó que «lo más importante del esquema es la primera dosis, la segunda dosis es un refuerzo, no es lo que le va a garantizar la inmunidad de memoria (…) viene a aumentar esa eficacia».

En las vacunas AstraZeneca y Sinopharm, los componentes de las dos dosis son iguales, solo se trata de aplicar la misma vacuna dos veces. En cambio, en el caso de Sputnik V sus componentes son diferentes, con lo cual el avance en completar la vacunación esta atado al arribo de esas dosis específicas desde Rusia.

Es por eso que en el país se analiza combinar vacunas, en especial AstraZeneca y Sputnik V, que son las que comparten su plataforma de elaboración. Neira explicó que lo que se hace es «evaluar que respuesta en términos de títulos de anticuerpos se logra en un persona si se combinan dos vacunas distintas pero con la misma tecnología en la plataforma de desarrollo».

«Para hacer eso, para poder tener esas conclusiones hay que hacer un protocolo de investigación donde se establecen cuales son las condiciones de inclusión y de exclusión para participar de un estudio de estas características, obviamente todo esto se hace con un consentimiento informado de la persona que participa, y esa aplicación de dos vacunas distintas se compara con cualquiera de las dos vacunas y se compara el título de anticuerpos alcanzados al haber combinado dos vacunas distintas pero con la misma plataforma en su desarrollo«, profundizó Neira sobre como funciona el análisis que podría resultar en la habilitación para completar los esquemas de la vacuna rusa con AstraZeneca.

Pero advirtió: «hasta tanto eso no esté analizado y concluido, son todas hipótesis que justamente en el contexto de un estudio lo que se busca es comprobar esa hipótesis».

Además, el responsable de la campaña de vacunación de Neuquén indicó que «no hemos recibido convocatoria alguna a participar en equipos de investigación, ni hacer convocatoria de las personas, a parte de la convocatoria que hizo Nación».

Respecto a la preocupación que genera el aumento de la variante Delta, de mayor peligrosidad, Neira confió que aún no hay datos que permitan establecer la necesidad de cambiar de vacunas. «Lo que se viene observando en términos de inmunidad y de disminuir las complicaciones graves, no el contagio, no se viene observando una modificación».

Y en ese sentido, aseguró que la efectividad de las vacunas no se mide con ningún tipo de test, en el país. sino que se hace según análisis de contagios y mortalidad. «No esta recomendado y no hay test en el país que se estén utilizando para medir los títulos de anticuerpos», señaló.

Otro punto que genera dudas, es la vacunación a niños, ya que hasta el momento ninguna de las vacunas que se aplican en el país fue aprobada para personas menores de 18 años. «Ni bien la Anmat reciba información de vacunas que estén autorizadas en población pediátrica y con resultado significativos en términos de eficacia y seguridad, y el país adquiera ese tipo de vacunas, se irá avanzando como lo hemos hecho en los otros grupos poblacionales, pero hasta tanto eso no esté cumplimentado y autorizado, lamentablemente no podemos avanzar con esa población», sostuvo Neira al respecto.

Hasta ahora, la única vacuna aprobada para esa población es Pfizer, que aún no tiene convenio con Argentina. Aunque, según explicó Neira, podrían sumarse más vacunas si se realizan los estudios pertinentes para esa población específica.


Comentarios


Seguí Leyendo

Avanza la vacunación con segundas dosis en Neuquén y acortan los intervalos entre aplicaciones