El acceso a la tecnología es menor en las mujeres mayores de 60 años

Son las que más dificultades tienen respecto de los varones de la misma edad. Internet es donde se registra la diferencia más profunda mientras que se acorta en el uso del celular.



El uso de las tecnologías es bajo entre los mayores de 60 años (Foto: Florencia Salto)

El uso de las tecnologías es bajo entre los mayores de 60 años (Foto: Florencia Salto)

La brecha digital es un término que alude a las desigualdades que existen entre las personas en función del acceso y uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Estas diferencias se pueden profundizar por muchas variables. Dos de ellas son el género y la edad. Combinadas agigantan las disparidades.

En el conglomerado Neuquén-Plottier la mayor distancia está en el uso de Internet: el 54,8% de los varones de 60 años o más accede, la proporción cae abruptamente a 44,7% en las mujeres adultas mayores. Se mantiene en cuanto al empleo de computadoras: 23,5% versus 19,8%.

Las cifras corresponden al cuarto trimestre de 2018 y fueron publicadas por la dirección de Estadística y Censos de la provincia. Lo que se analiza es la utilización que hace esta porción de la población de bienes y servicios vinculados a las TIC, desde una perspectiva binaria.

La telefonía es la única que acorta un poco la brecha: el 83,7% de los neuquinos de 60 años o más utiliza celular y el 77,8% de las neuquinas adultas mayores también lo hace. Su uso es el más extendido. Esto significa que mientras que el acceso a Internet se incrementa en esta población a medida que hay estudios superiores (secundario y universitario completo), el uso del celular supera el 50% en la mayoría de los niveles educativos, incluido quienes tienen la primaria incompleta.

El estudio es estrictamente cuantitativo y realiza una comparación interanual. Allí se advierte una marcada retracción. El mayor descenso fue registrado en los varones adultos mayores que utilizan computadora: mientras que en el 2017 representaban el 37%, en el 2018 fueron el 23,5%. Las mujeres también evidenciaron una baja en su uso de 11,9 puntos porcentuales.

Los datos corresponden al aglomerado Neuquén Plottier.

Para Alejandro Goya Villagrán, coordinador académico del programa Adultos Mayores de la Universidad Nacional del Comahue, “la accesibilidad digital sigue siendo una dificultad no solamente en términos socioeconómicos, en el hecho de tener una notebook o no, sino porque es un campo de conocimiento nuevo, que genera mucho miedo y temor en las personas mayores”.

A las barreras que se les presentan en general a las mujeres para el acceso a las TIC - desde que cuentan con menor capacidad económica (tasas de empleo más bajas y de informalidad más altas) hasta competencias que permitan hacer uso de las tecnologías (son menos en carreras vinculadas a la informática)- se suma la generacional.

Mariana Varela, cofundadora de la organización “Chicas en Tecnología” realizó una investigación cualitativa en centros barriales de jubilados en CABA relativa al uso de las TIC.

“Las familias en donde hay más de dos generaciones viviendo bajo el mismo techo están un poco más abiertos, un poco más interesados en la tecnología porque tienen simplemente quien les explique. Está presente la cuestión intergeneracional de que son los nietos los que están ayudando a los abuelos a aprender a usar la tecnología”, aseguró Varela.

Otro aspecto a considerar es el crecimiento de la esperanza de vida. En la provincia de Neuquén es de 78 años, y en las mujeres llega a los 80. “No es lo mismo una persona de 65 años ahora, que una persona de 65 años hace diez años atrás. Se empiezan a dar cuenta de que pueden usarlo como una herramienta que les facilita la vida, empiezan a confiar más en las transacciones digitales, por ejemplo, comprar una entrada de cine”, agregó Varela.

Sostuvo que en muchos casos la tecnología a la que acceden los adultos mayores es heredada. Indicó: “empiezan a utilizar una tecnología que ya de por sí es vieja y que no les responde de la manera que ellos creían. Piensan que si la computadora es lenta es porque ellos están haciendo algo mal, pero muchas veces es simplemente que tenían una tecnología vieja o heredada y también la falta de soporte técnico. Dicen no sé cómo hacer esto, tengo que esperar a que vengan mis nietos o hasta cuando pueda preguntarle a alguien más joven como hacerlo”.


Comentarios


El acceso a la tecnología es menor en las mujeres mayores de 60 años