El autoservicio de naftas genera más rechazos en la región

El senador nacional Guillermo Pereyra manifestó su preocupación por la posible pérdidas de fuentes laborales y el concejal Francisco Baggio presentó un proyecto para prohibirlo en la ciudad.





La decisión del gobierno nacional de aprobar el sistema de autoservicio de combustibles generó adhesiones y rechazos. Mientras que para la Cámara de Expendedores de Río Negro y Neuquén (Cecnern) consideró que se trata de una buena medida para el sindicato de playeros (Soesgype) generará una ola de despedidos que podría trepar a 1.000 puestos en ambas provincias.

En las últimas horas se pronunciaron en contra el secretario general del sindicato de Petróleo y Gas Privado, el senador Guillermo Pereyra, y el concejal del Frente Neuquino-UNE, Francisco Baggio quien presentó hoy una ordenanza para prohibir la modalidad en la ciudad de Neuquén. Consideró por un lado que los usuarios no tienen suficientes capacitación para manipular los surtidores y por el otro que es necesario preservar los puestos de trabajo de los playeros.

“La idea que se pretende instalar desde Nación no es nueva, sin embargo atenta contra la seguridad de los clientes y deja al desnudo la clara intención de terminar con el trabajo de los empleados en las estaciones de servicio”, justificó Baggio.

Explicó que “hoy por hoy los playeros de las estaciones de servicio son los únicos capacitados y autorizados para el expendio de combustible y control de fluidos, además de advertir a los clientes de las normas de seguridad en ese espacio. Es por ello que de buenas a primeras implementar el autoservicio es por lo menos imprudente”, advirtió.

También criticó el riesgo “serio de la caída de fuentes laborales”.


Pereyra, en tanto, presentó un proyecto en el Senado donde expresó su preocupación por el avance del proyecto de autodespacho de combustible en estaciones de servicio que analiza la Secretaría de Energía de la Nación. Teme por el impacto que su implementación puede provocar en el mercado del trabajo “aumentando el problema de la desocupación en el país”.

A través de un proyecto de declaración, ingresado el pasado 17 de julio a la Comisión de Minería, Energía y Combustibles que preside en el Senado, el senador neuquino dio cuenta de los efectos adversos que el autoservicio de combustibles podría traer sobre la estabilidad laboral de los ‘playeros’ ante la inclusión de la normativa. “Son cada vez más frecuentes las iniciativas que, revestidas en una sensata preocupación por el beneficio del público, ponen en realidad la rentabilidad empresarial en su centro; aunque sea en detrimento de los trabajadores”, afirma en el proyecto.

Pereyra expresó en su proyecto la resistencia que genera esta medida en las organizaciones de trabajadores, y se preguntó sobre los verdaderos móviles del cambio y sus consecuencias laborales; “que redundan en expulsión de trabajadores del mundo del trabajo”.

El proyecto que se encuentra en debate estipula avanzar con el ‘autodespacho’ en un 50% y mantener el otro 50% con el modo actual, asistido por un playero. En este sentido, declaran que la transición justa que se reclama en los foros debe poner el bienestar de los trabajadores en pie de igualdad con los empresarios, “porque la transición será justa si se hace centrada en las personas”.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
El autoservicio de naftas genera más rechazos en la región