La polémica por las estaciones sin playeros desembarcó en la región

El sistema de autoservicio para cargar combustible enfrenta a trabajadores y empresarios. Advierten que provocaría 1.000 despidos en Río Negro y Neuquén. La seguridad, otra duda.



El Decreto 566 congeló los precios de los combustibles durante 90 días. (Foto: Mauro Pérez)

El Decreto 566 congeló los precios de los combustibles durante 90 días. (Foto: Mauro Pérez)

La resolución en la que trabaja la secretaría de Energía, que conduce Gustavo Lopetegui, que habilitará el autoservicio en las carga de combustibles desembarcó en la región con polémica. Para la Cámara de Expendedores de Río Negro y Neuquén (Cecnern) se trata de una buena medida, mientras que para el sindicato de playeros (Soesgype) ve al final del túnel una ola de despedidos que podría trepar a 1.000 puestos en ambas provincias.

Los detalles de la normativa se conocieron parcialmente por algunas filtraciones que consiguieron medios periodísticos, se trataría del modelo mixto o de semiatención. El proyecto establecería que la mitad de los surtidores de la estación mantengan personal para la atención al público. La otra mitad funcionaría como autoservicio.

Este sistema se utiliza desde hace años en varios países de todo el mundo, sin embargo no despeja todas las dudas. Una de las principales pasa por la seguridad de usuarios y terceros al manipular líquidos inflamables. También se anotan las pérdidas que pueda tener la empresa en los que casos donde los conductores dejan el lugar sin pagar (ver aparte).

Marcelo Sidorkievich, secretario general del Soesgype expresó a “Río Negro” que el tema les preocupa principalmente por el riesgo que representa para las fuentes laborales, pero también por la seguridad de trabajadores y clientes.

“Con la crisis que tiene el país una medida como esta solo suma mayor conflictividad. Pretenden sumar más desempleo en un momento que esta situación ya es compleja. Estamos muy preocupados”, expresó Sidorkievich.

Entre las estaciones de Río Negro y Neuquén hay entre 1.800 y 2.000 trabajadores. Para el titular del sindicato si se aplica, de acuerdo a los primeros lineamientos que se conocieron, la mitad de los puestos de empleo corren riesgo. “La propuesta de Nación contempla el recorte de hasta un 50% de los planteles. En la región el número sería de entre 800 y 1.000 trabajadores”, indicó Sidorkievich.

El vicepresidente de la Cecnern, Carlos Pinto, justificó la propuesta aunque dijo desconocer cuándo se aprobará la normativa y qué plazos demandaría su implementación. Sin embargo, confirmó que la decisión de avanzar en este tema, que desde hace tiempo se viene pensando, es una apuesta firme de Nación”.

Sobre la pérdida de puestos de empleo señaló que es “algo que se aplica en otros lugares del mundo y nosotros no deberíamos quedar afuera. Es como todo lo que se moderniza. Nosotros por naturaleza nos resistimos a los cambios”, indicó.

Aseguró que el sistema, al existir menos surtidores con personal, debería redundar en una mejora para los precios finales de los combustibles. Actualmente por cada 10 pesos que se carga en una estación de servicios 40% es el valor del combustible, otro 40% son impuestos, un 15% son salarios y el 5% restante es la ganancia de los empresarios.

“Uno de los mayores costos de las estaciones de servicio es el personal”, explicó Pinto y refrendó la idea de que exista una rebaja en los valores finales.

El titular del sindicato de playeros aseguró que iniciarán una ronda de conversaciones con legisladores neuquinos y rionegrinos para solicitarles la redacción de un proyecto que prohiba el funcionamiento del autoservicio en las estaciones de la región.

Sidorkievich agregó que “se habla de que nos tenemos que aggiornar al mundo, pero también tienen que entender que nuestro país es distinto. El mundo no vive acá”.

Dudas sobre la seguridad

Las medidas de seguridad en las playas de las estaciones suele ser un punto sensible. El despacho de líquidos inflamable lleva, además de equipos especiales para controlar contingencias, varias horas de capacitaciones al personal para el manejo del producto.

“Hoy por hoy creemos que nuestro país no está preparado para este sistema. El personal debe capacitarse y hacer muchos cursos para poder operar los surtidores. Si viene alguien que no sabe puede hacer un desastre”, indicó Sidorkievich.

Para el representante de los estacioneros no es un problema. Pinto reconoció que “siempre existe un riesgo. Pero las playas no van a quedar totalmente desatendidas. Los playeros van a estar porque es un 50%. Por otro lado las medidas de seguridad y los sistemas avanzaron mucho y se modernizaron mucho”.

Uno de los interrogantes: cargar e irse sin pagar de la estación

El sistema de carga propia en las estaciones de servicios funciona desde hace varios años en países de todo el mundo, pero para quienes lo conocen por primera vez surgen varios interrogantes. Uno de los principales que pudo leerse en redes sociales y comentarios a notas periodísticas pasa por la ausencia de control para el pago en las playas de carga.

En algunos lugares todavía se utiliza el servicio de semiatención o mixto en el que existen playeros pero pedir su servicio aumenta el valor de la compra.

En Italia se utiliza regularmente este método. En Estados Unidos conviven todos los sistemas. En España, desde algunos años funciona el self service (hágalo usted) y los “robos” de combustible o el irse sin pagar está cuantificado.

Según la Asociación de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP) midieron las fugas en más de 100 diarias. El tema fue prioritario para los propietarios y cadenas de estaciones de servicio porque anualmente el daño es millonario. Para los controles se usan cámaras y sistemas de multas digitales, pero no parecen ser infalibles.

¿Cómo funciona el autoservicio?

Existen dos modos en todo el mundo: self service y mixto:

1) En el modelo self service (“usted mismo” en inglés) el conductor carga el combustible sin la asistencia de los playeros. Realiza toda la operatoria por su cuenta. Puede pagar en el surtidor con tarjeta de crédito o débito. La cancelación puede ser por los litros cargados o fijar un monto previo. En otros casos se abona en el minimercado de la estación.

2) En el esquema mixto hay trabajadores que pueden hacerse cargo, como en el sistema tradicional, de realizar la carga. Esta opción tiene un costo adicional y encarece el litro de combustible. Sino el conductor puede abastecerse con el modelo self service.


Comentarios


La polémica por las estaciones sin playeros desembarcó en la región