El Bolsón: Una carta desde el dolor de un padre

Luis Albornoz, padre del asesinado remisero Matías Albornoz reflejó que “al interior de nuestra familia, los sueños y los anhelos de la vida se han desvanecido” en una carta cargada de sufrimiento.



#

El Bolsón: Una carta desde el dolor de un padre.(Foto: Archivo )

Al cumplirse hoy 3 meses del asesinato del joven remisero Matías Albornoz (29), su padre -Luis Albornoz, conocido referente del FpV-, hizo pública una carta en la insiste con su pedido de justicia.

Cabe recordar que por el hecho, ocurrido el 13 de febrero, está detenido Juan Franco Ordoñez, a quién se le allanó su domicilio en el Ecobarrio y se le secuestró un arma calibre 22 , 7 celulares -entre ellos los 2 teléfonos móviles sustraídos a la víctima-, una campera y una mochila. A criterio del padre, dicho imputado “es un mentiroso profesional, ha generado contradicciones y ha dado pistas falsas. Por ejemplo, él dice que el teléfono lo compró a las 18 del día del crimen, y a las 9,15 estaba llamando a su pareja a Comodoro Rivadavia con el celular de Matías”.

Por el mismo caso sigue prófugo Nahuel Atilio Bustos (alias Pepe), sobre quien pesa además un pedido de captura de la justicia de General Roca.

En su carta, Luis Albornoz reflejó que “al interior de nuestra familia, los sueños y los anhelos de la vida se han desvanecido”.

Te puede interesar: El Bolsón quedó conmocionada con el asesinato de un joven remisero

“Sólo queda una hijita sin padre, una compañera desolada, una abuela y una tía para las que no hay respuestas y el silencioso e indignado dolor de sus amigos y compañeros de trabajo. Hoy nos ocupa cargar con este dolor para el que no hay consuelo y la cotidiana e infatigable lucha de seguir exigiendo justicia por Matías”, puntualizó Albornoz.

Matías Albornoz, el remisero asesinado en El Bolsón hace tres meses.
Archivo

Valoró enseguida que su hijo era “un pibe sencillo de pueblo, un joven trabajador, remisero de nuestra comunidad, lleno de proyectos y futuro, buscando construir una vida para él y su familia. Esa vida que le fue salvajemente arrebatada, aquella mañana del 13 de febrero, cuando al final de su jornada de trabajo, una bestia inhumana, lo asesinara a mansalva para robarle un celular y unos pocos pesos”.

Agregó que “ya no está más a nuestro lado, pero tú ‘viejo del corazón, tu papá del alma’, como me llamabas, está de pie, batallando, recorriendo caminos, golpeando puertas, exigiendo que quienes cometieron este repugnante hecho de desprecio por la vida, paguen con la cárcel. No les guardo rencor. Esa palabra no tiene lugar en mi corazón. Soy un servidor de mi pueblo y siempre he cuidado y ayudado a muchos de mis vecinos, pero para seguir viviendo necesito y reclamo justicia” expresó el padre de Matias.

“En estos meses sin nuestro amado hijo, nos hemos encontrado con la solidaridad y la contención de muchísimos amigos, como también, con infinidad de seres anónimos que nos acercaron y nos acercan sus palabras de aliento, su reconfortante apoyo. Estos gestos y actitudes son los que nos sostienen, nos mantienen de pie y nos dan fuerzas para persistir en nuestra demanda de justicia, por nuestro hijo Matías y por todos los Matías que han visto sus vidas truncadas por esta demencial violencia”, resaltó.

Finalizó diciendo: “Nada, absolutamente nada va a llenar este vacío y tendremos que aprender a convivir con este dolor, con esta desgarradora ausencia que llegó para quedarse. Mientras tanto, seguiremos exigiendo justicia y manteniendo clara la memoria, siendo solidarios con el que sufre, tendiéndole nuestra mano, sabiendo que, por nada del mundo, seremos indiferentes ante el dolor ajeno. No perdamos nuestra humanidad, no nos perdamos”.


Comentarios


El Bolsón: Una carta desde el dolor de un padre