El buceo, una actividad que va mucho más allá de la recreación

Oscar Martínez trabaja en un banco pero su pasión es sumergirse en el mundo subacuático. Es buzo desde hace más de 40 años y tiene innumerables anécdotas debajo del agua. Su actividad no se limita a explorar el medio acuático sino que también sirve para un sinfín de tareas.




“Gracias al buceo que tiene gran significancia en mi vida, yo pude conocer parte del mundo, pude viajar, conocer gente, he logrado capitalizarme. No solo lo tomé como algo recreativo sino como algo profesional”, resume Oscar Martínez que desde el año 77 explora el fondo subacuático.

Escuchar todo lo que vivió bajo el agua da cuenta de que el buceo no sólo se emplea para explorar el medio acuático por recreación. Además se usa para el rescate, tareas en la actividad petrolera, limpieza de fondos, investigación, fotografía, y demás. En forma laboral llegó a sumergirse hasta 60 metros.

En sus años en el rubro halló 101 cuerpos humanos en Río Negro, Neuquén, y La Pampa. Además participó en rescates de máquinas, bombas sumergibles, balsas, y vehículos. Oscar trabaja por la mañana en el banco y en el resto del día y el fin de semana hace tareas referidas al buceo.

“En nuestra zona hace prácticamente 30 años que se viene practicando, cada vez más adeptos se van incorporando a la actividad”, expresó.

Bucear lo llevó a recorrer las profundidades del país y del mundo. “Tuve la suerte de ir varias veces a Centroamérica. En República Dominicana, en las islas que hacen a la zona del Caribe, México, y Venezuela (estuve) donde hubo un naufragio, un barco y un ferri”.

Reveló que cuando comenzó a empaparse de esta actividad uno de sus sueños era bucear en el Caribe. “Por suerte lo pude hacer y contarlo”, dijo.

Igualmente no se necesita ir tan lejos para tener una experiencia extraordinaria sumergiéndose unos metros en el agua.

El buceo no es una actividad limitada para unas pocas personas. Ya desde los 8 años en adelante puede practicarse. No hay un límite de edad. El requisito es estar en una buena condición psicofísica.

Señaló que una de las cosas que brinda tener una experiencia acuática es “ generar conciencia sobre el cuidado del medio ambiente”.

En sintonía con esto promovió la actividad de fondos limpios. En este punto informó que las tareas de limpieza es otra de las funciones que puede realizar un buzo.

“Hemos hecho limpieza en tanques de agua, en represas (en Alicurá, Arroyito, El Chocón, Los Barreales, trabajando en turbinas). También en limpieza en la zona de canales y en los puentes”, contó.

Sus relatos se explayan un momento cuando cuenta un trabajo que realizó en 2005 en el Estrecho de Magallanes, donde realizó tareas junto a otros 30 buzos profesionales en una actividad petrolera. “Eran distintas actividades subacuáticas de mantenimiento, en las tres plataformas submarinas que había ahí. Era el trabajo de mantenimiento de las monoboyas y de las plataformas, y trabajando en la parte de atención de los barcos que vienen a cargar petróleo en nuestras aguas. Y pude trabajar con la última tecnología a nivel mundial”, expuso.

Sus primeros pasos los dio como alumno en 1977 en bahía Blanca. Fue criado en San Martín de los Andes, y reconoció al Lago Lácar como el sitio que lo impulsó a “esta pasión”. En el 80 arribó a la ciudad de Neuquén donde completó su formación en el Club Casal. Allí trabajó 10 diez años como instructor, hasta que decidió formar su propia escuela de buceo.

Foto: Mauro Pérez.-

Foto: Mauro Pérez.-

Foto: Mauro Pérez.-

Foto: Mauro Pérez.-

Foto: Mauro Pérez.-

Foto: Mauro Pérez.-

Foto: Mauro Pérez.-

Foto: Mauro Pérez.-

Formar nuevos buzos

Oscar, decidió llevar su pasión más allá de lo personal y formar junto a otras personas su propia escuela de buceo. Así nació la escuela BREIS (Buzo de rescate, exploración, e investigación submarina). Actualmente es quien dirige la organización.

La entidad desde el año 92 brinda cursos y genera nuevos instructores y buzos profesionales. Tiene reconocimiento internacional.

Foto: Mauro Pérez.-

Foto: Mauro Pérez.-

Foto: Mauro Pérez.-

“De nuestra escuela han salido buzos que están trabajando en plataformas o inclusive como instructores en el Caribe o en Puerto Madryn. Unos 25000 alumnos deben haber salido de nuestra escuela”, amplió.

Contó que el curso para buzo deportivo se divide en primera, segunda, y tercera estrella. “La primera te permite bucear con equipo autónomo hasta 18 metros de profundidad, las segunda hasta 30 metros, y la tercera estrella hasta 40 metros de profundidad”, marcó. El otro curso es para formar instructores.

No es el único sitio en la zona que capacita a futuros buzos.

Entre las ballenas

Sumergirse en el medio subacuático le permitió a Oscar tener un contacto directo con la fauna y flora de las profundidades. Al recordar enumera distintas especies que pudo observar en su medio natural, aunque entre sus experiencias submarinas hay una que rememora de manera especial: bucear con tres ballenas francas en Playas Doradas, en la provincia de Río Negro.

“Vimos el soplido de una ballena cuando salía a la superficie. Nos preparamos rápidamente. Subimos a nuestra embarcación y nos dirigimos a donde estaban las tres ballenas. Había una ballena hembra con dos machos. Nos arrojamos y miraba donde estaban porque acababan de sumergirse. Y miraba que estaba muy cerca el fondo y de pronto el fondo se empezó a mover. Yo estaba sobre el lomo de la ballena. Me llamó la atención la expresión del ojo de la ballena. Esa mirada de la ballena conmigo es algo que me va a quedar grabado en la retina”, narró.

En otra oportunidad en su primera experiencia en el mar que fue en Las Coloradas vio un lobo marino muy cerca. Venía nadando hacia él. Reconoció que tuvo un poco de miedo en ese instante, pero justo cuando el mamífero marino estaba frente a él giro hacia otra dirección.

Datos:

Se estima que 2500 buzos están activos en todo el Alto Valle.

4 horas por día es el tiempo máximo reglamentado por prefectura para bucear

1500 pesos es el valor para poder hacer un buceo de bautismo de 20 minutos de inmersión en el lago Mari Menuco. Incluye el equipamiento y el acompañamiento de un instructor,

Hay 19 especialidades dentro del buceo


Comentarios


El buceo, una actividad que va mucho más allá de la recreación