El director del Castro Rendón reconoció que fallan los controles en Neuquén

Adrián Lammel dijo que las cuarentenas sirven, pero que deben reforzarse la responsabilidad individual y el monitoreo de las medidas. Apuntó a los jóvenes que creen no contagiarse.




El gobierno de Neuquén ordenó restricciones en siete localidades con circulación comunitaria. Sin embargo, muchos municipios ignoraron las disposiciones y habilitaron ciertas actividades no permitidas. Con las terapias intensivas todavía a un 99% de ocupación, Adrián Lammel, el director del hospital de mayor complejidad de la provincia, apuntó hacia la responsabilidad individual y a mayores controles para que las medidas de bioseguridad se respeten.

El directivo del hospital Castro Rendón explicó que el aislamiento social permitió al sistema de salud "acomodarse y resistir la infección masiva". Sin embargo, reconoció que la cuarentena mostró su límite: "sirven hasta un momento, pero después hay que pensar en la responsabilidad individual", dijo en diálogo con Vos A Diario, el programa de RN Radio.

Lammel remarcó que cada persona debe respetar las medidas de bioseguridad como lavarse las manos periódicamente, utilizar el barbijo y mantener la distancia social. Señaló que aplicándolas correctamente reducen la probabilidad de contagiarse de coronavirus.

Señaló que deben seguir restringidos los eventos masivos y las actividades que propician mayores contagios. Entre ellas reprochó que se habilitaran las cachas de fútbol, pues sostuvo que "nadie sabe el alcance" que tuvo respecto a la cantidad de contagios.

Para que la gente respete las medidas sanitarias, el directivo señaló que los municipios y el gobierno provincial se deben abocar a los controles. "Hay que controlar que se realicen las acciones", remarcó.

"Es importante saber que si las cuarentenas no se cumplen, es un tema a tener en cuenta. Hay que trabajar con eso", aseveró y recalcó: "Yo creo que es importante la responsabilidad individual".

Fue tajante respecto al rechazo de las reuniones sociales, pues afirmó que de allí se desprenden la mayor cantidad de contagios, tales como asados y cumpleaños familiares.

Lammel cuestionó a las personas que creen que por ser jóvenes el virus no los va a afectar y que por eso incumplen las medidas de seguridad para contener la pandemia. "Pensar que no nos va a pasar nada es una falacia", recalcó e indicó que hoy hay una persona de 29 años de edad con respirador en la terapia intensiva del hospital Castro Rendón y otro joven de 20 años en terapia intermedia.

Agregó que, además, aún se desconocen las secuelas que la enfermedad deja en pacientes con patologías previas y que incluso podría afectar la salud a largo plazo en aquellos asintomáticos o con síntomas leves.

Enfatizó que la responsabilidad individual es una "responsabilidad comunitaria" y recalcó que es importante aplicarla para no tener que implementar medidas más restrictivas: "Tiene que ver como toma cada comunidad su responsabilidad".


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


El director del Castro Rendón reconoció que fallan los controles en Neuquén