El Frepaso critica pero no se quiebra



Con fuertes críticas al actual gobierno y a la conducción del Frepaso, el sector disidente frentista rechazó la actual constitución del gabinete y descartó por el momento una escisión de la coalición gobernante. Aun así, anunciaron que formarán un bloque que funcionará con independencia en la cámara baja.

Con fuertes críticas al gobierno de Fernando de la Rúa y a la conducción del Frepaso, el sector disidente frentista, encabezado por diez diputados nacionales, rechazó la actual constitución del gabinete de la administración central y descartó por el momento una escisión de la coalición gobernante.

Así se resolvió en el denominado "plenario nacional de la militancia", que responde a ese sector crítico, realizado ayer en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, donde nueve diputados nacionales de esa fuerza anunciaron que actuarán en la cámara baja "con autonomía de la expresión legislativa de la nueva alianza del gobierno", luego de un encendido debate de más de mil dirigentes.

"No hay ruptura, no se reunió consenso para la ruptura, pero sí hubo fuertes críticas al gobierno nacional", señaló el diputado Eduardo Macaluse, uno de los convocantes al encuentro, quien, sin embargo, advirtió que "si bien no hay voluntad de ruptura" la posibilidad de que finalmente se concrete "depende de si el gobierno continúa con este giro a la derecha".

El legislador indicó que los principales cuestionamientos al gobierno fueron "hacia las decisiones generales tomadas este año y contra las medidas concretas que se tomaron para la constitución del nuevo gabinete".

"Esas críticas incluyen fuertemente a Cavallo, ya que esta no es la Alianza que la gente votó para terminar con la década de (Carlos) Menem y Cavallo", agregó Macaluse, quien remarcó que la derechización del gobierno "se demuestra en la existencia de un gabinete integrado por el cavallismo y antiguos funcionarios de la dictadura".

En un comunicado, el sector rebelde rechazó "la integración del Gabinete Nacional con personeros del menemismo y de la dictadura. Esto no es más que un nuevo golpe a la legitimidad democrática", agrega el texto de las conclusiones del encuentro, donde además se expresa su "oposición al otorgamiento de facultades extraordinarias que degrada los principios esenciales de la República".

También hubo críticas hacia la "conducción nacional del Frepaso por la falta de debate interno y la existencia de una conducción verticalista, pero la mayoría fueron respetuosas", admitió Macaluse, quien descartó que en el encuentro se haya tratado la ruptura partidaria. (DyN, Télam)

Sigue caliente la interna en el peronismo

El cruce verbal que protagonizaron el ex presidente Carlos Menem y el gobernador bonaerense, Carlos Ruckauf, en una reedición de su eterna pelea por la conducción partidaria continuó ayer a través de las expresiones públicas de los aliados internos de ambos dirigentes peronistas.

Los diputados Daniel Scioli, por el menemismo, y Carlos Soria, alineado con el gobernador bonaerense, endurecieron sus discursos y prolongaron la polémica.

"Las declaraciones de Menem denota su mesianismo" o "Menem representa un viejo estilo de hacer política que ya no va más", fueron algunas de las frases expresadas por Soria.

Por su parte, Scioli optó por pedir que Ruckauf "deje de agraviar a Menem" y señaló que al ex presidente "se le colmó la paciencia" .

Todo se desató por el encuentro que mantuvieron el presidente De la Rúa y el ex presidente Menem en el marco del gobierno de unidad. Quien ayer también tuvo que amainar los furores que desencadenó este encuentro fue el jefe de gabinete quien rechazó que exista "un pacto de impunidad" entre el presidente De la Rúa y su antecesor, Carlos Menem, y prefirió calificar de "una búsqueda de consenso para el crecimiento" a las reuniones mantenidas los últimos días.(DyN)


Comentarios


El Frepaso critica pero no se quiebra