El gobierno le propone a la PIAP hacer “stock”

Los operarios reclamaron ayer ante las oficinas de Energía. El ministro Alejandro Nicola les anticipó un plan que estudia Nación. También confirmó que depositarán los haberes atrasados.

Matías Subat

Los trabajadores de la planta se movilizaron hasta el edificio donde funcionan las oficinas del Ministerio de Energía provincial.

NEUQUÉN (AN).- El gobierno provincial presentó ayer una alternativa de trabajo para la Planta Industrial de Agua Pesada (PIAP) consistente en la producción de un stock de 400 toneladas para las tres centrales nucleares en operación. Fue en un encuentro que mantuvieron dirigentes de ATE con el ministro de Energía, Alejandro Nicola, quien también comunicó el compromiso de la secretaría de Energía de la Nación de garantizar el pago de los salarios adeudados. El delegado de la PIAP, Adrián Lizzi, indicó que “se está hablando de un contrato de 400 toneladas que necesitarían las centrales en operación, porque tienen una pérdida anual del 2%”. “Hay una necesidad, pero también una decisión política para sostener al sector”, agregó. De acuerdo a lo que plantearon ayer los funcionarios en la reunión, el costo del agua pesada saldría de la venta de energía que producen las centrales y que entregan a Cammesa. La estimación es que la puesta en marcha requerirá de unos 80 millones de pesos mensuales, a un ritmo de producción de diez toneladas al mes. De todas formas, de formalizarse el acuerdo, el inicio sería recién en agosto, pues la planta necesita de un mes para empezar a producir y, en junio, la actividad se detiene por el inicio del invierno. Desde el gobierno provincial aclararon que la provincia actuó como intermediario, ya que las decisiones dependen de Nación. Lizzi consideró que la propuesta “es viable”, aunque aclaró que todavía no hay precisiones respecto de la continuidad del contrato para la cuarta central, conocida como Atucha III. “Hay gran preocupación porque también se está poniendo en debate la tecnología a usar. Este gobierno salió a decir que la utilización de uranio natural, que requiere del agua pesada, no es un tema saldado”, observó. Realizar la cuarta central con uranio enriquecido significaría un gran golpe para el futuro de la PIAP. “Ambas tecnologías tienen sus pro y sus contras, pero el uranio natural en Argentina ha funcionado muy bien y se tiene el conocimiento para producir casi el 70% en el país. Comprar una central nuclear de uranio enriquecido sería hacerlo con llave en mano”, explicó Lizzi. En la reunión de ayer también se comunicó a los trabajadores que el gobierno nacional destinará 120 millones de pesos para sostener los salarios hasta mitad de año. Lizzi advirtió que el miércoles realizarán una asamblea y, si no están depositados los sueldos adeudados de enero hasta ese día, “se van a profundizar las medidas de fuerza”.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios