El gobierno provincial evaluó la situación tras el derrame en Allen

Afirmó que no hubo chacras afectadas. Técnicos ambientales trabajan en el pozo petrolero en tareas de control e inspección.




El Gobierno de Río Negro, a través de sus técnicos ambientales, afirmó que no fueron afectadas chacras vecinas ni cursos de agua, tras el derrame que ocurrió ayer en un pozo petrolero en Allen. La empresa YPF se expresó en el mismo sentido.

“Inspectores de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, del Departamento Provincial de Aguas y la Secretaría de Energía comprobaron que se produjo una fuga de gas con fluidos, contenida con terraplenes de tierra, en un pozo del yacimiento Estación Fernández Oro”, detalló el comunicado oficial.

El gobierno agregó que el personal técnico se presentó en el lugar luego del aviso de la empresa YPF y que, ante la urgencia, “la empresa había montado un operativo de seguridad, que logró contener el fluido en el predio del pozo”.

Tras evaluar la situación y constatar el cumplimiento de la resolución ambiental, el personal de DPA “solicitó como medida preventiva la colocación de barreras de contención de un desagüe cercano. Los técnicos circundaron el predio y verificaron que las chacras vecinas y los cursos de aguas no fueron afectados”, precisó.

El personal permanecerá en el lugar hasta que finalice la operación y continuará con tareas de control e inspección. Por el momento, los trabajos consisten en el “sellado de la fuga, manteniendo la contención y su erradicación”, finalizó.

Ayer al mediodía, un derrame en el pozo EFO355 del yacimiento Estación Fernández Oro, que opera la empresa estatal YPF en Allen, generó preocupación por su cercanía a un desagüe. La compañía informó oficialmente que había logrado controlar el fluido tras implementar el protocolo para controlar este tipo de contingencias.


Comentarios


El gobierno provincial evaluó la situación tras el derrame en Allen