El Huecú explora una democracia más directa

Cualquier vecino podrá aspirar a un cargo proclamado por asamblea. El 10% del padrón habilita a pedir la destitución de un funcionario. "Queremos terminar con la clase política actual", dijo el intendente.



El intendente Canini ya había tomado otra medida poco usual: la comunidad decidió qué hacer con un excedente presupuestario.
NEUQUEN (AN).- A un distancia de 400 kilómetros de la capital neuquina, en el norte de la provincia, la mayor parte de los 1.700 habitantes de El Huecú podrán participar en la conformación de una lista única para las próximas elecciones municipales. El intendente de esa localidad, Rodolfo Canini, propuso conformar una lista única para los comicios municipales integrada por los vecinos que se autoproclamen como candidatos y que resulten elegidos en una asamblea comunitaria.

En su afán por conseguir un funcionamiento más democrático tanto en las instituciones públicas como de los partidos políticos, Canini elaboró la propuesta con el objetivo principal de “comenzar a transitar el camino de una nueva representatividad”.

“Los partidos políticos tienen estructuras rígidas que no facilitan el acceso del ciudadano común a los cargos públicos, quedando de esta forma el derecho de ser elegido, como lo señala la Constitución, en manos de muy pocos: la clase política”, afirmó el actual intendente en diálogo con “Río Negro”.

“Nosotros lo que pretendemos es terminar con la clase política actual, debemos hacer todo lo contrario a lo que se está haciendo actualmente en política”, precisó.

Canini, con pasado frepasista, gobierna El Huecú al frente del Movimiento de Unidad Vecinal. El año pasado ya dio una muestra de que está explorando formas directas de participación popular, cuando sometió a una asamblea el presupuesto de la localidad. Todo el pueblo, reunido en una plaza, votó cómo gastar los 445.000 pesos que el municipio recibió de más por el aumento en la coparticipación.

La propuesta que elaboró ahora también contempla que antes de asumir en sus cargos, quienes resulten electos por la asamblea comunitaria deberán firmar la renuncia a su cargo sin fecha, quedando el documento a resguardo en un juzgado de Paz.

La comunidad puede pedir la dimisión de cualquiera de ellos. Para eso debe reunir el 10% del padrón; entonces se reunirá la asamblea comunitaria, la que definirá con los dos tercios de los asambleístas si se hace efectiva la renuncia o no.

“Desde el municipio de El Huecú se propone una nueva forma de representación, que profundice esta democracia que aún necesita mucho para ser el mejor sistema de gobierno”, destacó Canini. “Todos los ciudadanos deben elegir y ser elegidos; hay que evitar que los políticos se atornillen en los cargos y que los aparatos partidarios se impongan sobre la capacidad y la honestidad”, agregó.

Por ahora el intendente dará a conocer la propuesta a través de los diferentes medios de comunicación de la provincia. Luego está previsto realizar una asamblea comunitaria para resolver la forma en que se organizarán, entre otros puntos, la lista, los requisitos para los postulantes, la propaganda del municipio, la elección, y el control de los actos de gobierno. Posteriormente se abrirán las inscripciones para los interesados y se confeccionarán los afiches publicitarios con los currículum de cada uno de los postulantes a integrar la lista única. Como El Huecú es un municipio de tercera categoría, los poderes Ejecutivo y Legislativo están fusionados en una comisión municipal integrada por diez miembros, cinco titulares y el resto suplentes. Al presidente de la comisión, en este caso Canini, se lo suele llamar intendente.


Comentarios


El Huecú explora una democracia más directa