El intendente de Sierra Grande presentó su proyecto de regionalización

Nelson Iribarren quiere que el municipio tenga bajo su órbita las comisiones de fomento más cercanas

SIERRA GRANDE (Especial).- El proyecto que pretende ampliar el ejido municipal de Sierra Grande a los pequeños pueblos rurales cercanos, va tomando cuerpo. Ayer, el intendente Nelson Iribarren, autor de la iniciativa, presentó su idea de regionalización local en el Concejo Deliberante.

El jefe comunal insiste en que en un corto plazo el proyecto sea analizado y aprobado por el cuerpo legislativo local, para luego remitirlo a la comisión de Límites de la Legislatura Rionegrina para su evaluación final.

Iribarren explicó que el proyecto data de 1998, y que está realizado sobre la la base de la proximidad geográfica y la posibilidad efectiva de brindar servicios municipales, ya que Sierra Grande es el centro de servicios directo de salud, educación, seguridad, bomberos y Sociedad Rural de las localidades de Arroyo Ventana, Arroyo Los Berros, Cona Niyeu y Sierra Pailemán.

La propuesta plantea la ampliación del ejido municipal a esos pueblos ubicados al pie de la meseta de Somuncura. Iribarren expresó diversas razones para fundamentar su propuesta.

Por un lado, el aspecto cultural, que une por décadas a Sierra Grande con esos parajes. Y por otro, la asistencia que la comuna realiza permanentemente a una gran cantidad de campesinos que han dejado su lugar habitual de residencia para vivir en esta ciudad.

En el proyecto escrito, se certifica desde la municipalidad serrana que el 70% de los pobladores rurales de la zona en cuestión poseen propiedad y residen en esta localidad, y el 35% es beneficiario de planes sociales. Incluso se registra asistencia a 94 familias que suman 416 personas de la zona rural.

En la explicación que Iribarren dio a los ediles, expresó que en primer lugar plantea incrementar el aspecto poblacional y en segundo lugar impulsa la recuperación de la economía y la producción de los ganaderos de la zona.

La principal actividad económica de los parajes es la explotación ovina, que por diversas razones disminuyó considerablemente, generando una corriente migratoria. Iribarren sostuvo que los pobladores de los parajes no tuvieron oportunidades de crecimiento y que esencialmente se debe a la falta de asesoramiento.

«No tuvieron progreso, si hasta las cooperativas desaparecieron», sostuvo.

El jefe comunal tampoco dejó de lado sus intenciones de aprovechar los fondos de coparticipación y los beneficios que tienen los pueblos a través del Ente de la Línea Sur.

Se pretende desde la municipalidad realizar un relevamiento social de la zona a los efectos de obtener un pormenorizado detalle de datos de los pobladores.

En tanto, los comisionados de fomento de los parajes involucrados en este proyecto manifestaron su rotundo rechazo a las intenciones de Iribarren.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios