El «Mago» y David están entre los ocho mejores

Coria enfrentará a Agassi y el cordobés a El Aynaoui. Eliminaron a Paola Suárez.

La espera valió la pena para Guillermo Coria y David Nalbandian, quienes están entre los mejores ocho jugadores del US Open. No así para Paola Suárez, quien quedó al margen del último Grand Slam de la temporada.

El torneo, con 17 millones de dólares en premios, entró en etapa de definiciones con casi todos los principales jugadores del mundo, por lo que hasta la final se esperan partidos realmente espectaculares.

El «Mago» pudo resolver su encuentro de octavos de final ante el sueco Jonas Bjorkman, suspendido el lunes, por 6-2, 6-3, 4-6 y 6-2. El de Unquillo, por su parte, eliminó por la misma instancia al suizo Roger Federer (número dos del mundo), por 3-6, 7-6 (7-1), 6-4 y 6-3.

La lluvia frenó a Coria (quinto favorito) cuando el lunes derrotaba al sueco Jonas Bjorkman por 6-2, 2-0 y 40-40 con el saque del europeo. Los sucesivos días de parate por la lluvia le vinieron muy bien al «Mago», para recuperarse de la contractura en el aductor izquierdo.

Por eso ayer no corrió riesgos en el húmedo cemento del court número 6 de Flushing Meadows y cerró el encuentro ante Bjorkman sin mayores problemas.

El santafesino cedió su saque por primera vez en el torneo (dos veces ayer), pero pudo controlar la potencia de Bjorkman.

El número cinco del mundo tendrá ahora como oponente al máximo candidato al último y número uno del mundo, el local Andre Agassi, a quien venció en la última oportunidad en la que se cruzaron, en los cuartos de final de Roland Garros.

Mientras tanto, Nalbandian (13° cabeza de serie) luchó con Federer (segundo jugador del planeta) por un lugar en cuartos de final en el estadio Arthur Ashe. El cordobés no tembló ante uno de los jugadores más sólidos del planeta y extendió su paternidad ante el helvético (al que le ganó la final junior de est certamen en 1998 y a quien lo derrotó en los cinco enfrentamientos como profesionales) por 3-6, 7-6 (7-1), 6-4 y 6-3, tras 2 horas 50 minutos de juego. Ahora se enfrentará, por los cuartos de final, al marroquí Younes El Aynaoui (22), quien anoche eliminó al español Carlos Moyá, por 7-6 (7-4), 7-6 (9-7), 4-6 y 6-4. Por otra parte, el español Juan Carlos Ferrero (3) debió trabajar mucho para eliminar al estadounidense Todd Martin por 6-2, 6-4, 2-6, 5-7 y 6-3. El australiano Lleyton Hewitt (6) también pasó de ronda al vencer al tailandés Paradorn Schrichaphan, por 4-6, 6-2, 6-4 y 6-2.

El holandés Sjeng Schalken, semifinalista el año pasado, venció al alemán Rainer Schuettler por 6-1, 4-6, 6-3 y 6-4.

Entre las chicas, Paola Suárez quedó afuera de las semifinales al caer anoche ante la local Lindsay Davenport, por 6-4 y 6-0. En dobles, los argentinos Mariano Hood y Lucas Arnold perdieron en la tercera ronda con el indio Mahesh Buphathi y el bielorruso Max Mirnyi, por 7-6 (10-8) y 6-2.

La belga Kim Clijsters siempre cae simpática. El martes, entre temporales, no dudó en pasar un rodillo para ayudar a los voluntarios a secar la pista central Arthur Ashe. Tras tres días seguidos de mal tiempo, los organizadores se vieron obligados a programar partidos hasta muy tarde para ponerse al día. Para relajarse un poco durante las esperas por la lluvia, a la número uno del mundo le gusta ir a la guardería a jugar con los hijos de los jugadores. El miércoles, Martina Navratilova le confió su perrito mientras concedía una entrevista. Los chicos y Kim pasaron una jornada agradable con el animalito. Otros, mientras esperaban la reanudación prefirieron distenderse jugando al golf, como Lleyton Hewitt, en un pequeño green.

 

• ¿Secan?: Unas 6.000 toallas fueron utilizadas en los últimos tres días para secar las pistas de Flushing Meadows. Normalmente se necesitan 240 toallas para secar una cancha, pero el lunes se usaron cerca de 1.000 sólo para la central. En tanto, evacuar el agua de una pista y secarla lleva de 30 a 40 minutos.

• Apuesta: Para divertirse un rato mientras llovía, algunos jugadores apostaron a ver quién enviaba una pelota fuera del gigantesco estadio Arthur Ashe. Tras el suizo Roger Federer y el tailandés Paradorn Srichaphan, el gran John McEnroe, lo intentó el miércoles. «Es una misión imposible, las tribunas son demasiado altas», dijo 'Big Mac'  

• Estilo NBA: Andy Roddick tuvo una idea para que los jóvenes se interesen más por el tenis. «Estaría bien que los aficionados pudieran comprar camisetas con el nombre bordado de sus jugadores favoritos, como en el baloncesto», sugirió.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios