El otoño llegó con el rotavirus que afecta a niños

Los más afectados son niños entre cuatro meses y dos años y medio. Causa vómitos y diarrea y algunos de los pacientes deben ser hospitalizados por el compromiso en su estado.

VIEDMA (AV)- Los cambios de temporada llegan siempre acompañados de enfermedades típicas. Este es el caso del «rotavirus» que causa diarreas, en su gran mayoría, en niños entre cuatro meses y dos años y medio.

En las últimas semanas se advirtió un aumento de estos casos y algunas internaciones en el hospital Zatti de Viedma. Para el neonatólogo y pediatra Hernán Chaher, del servicio de Neo y Pediatría de este nosocomio «son normales para esta época del año» y si bien destacó que no son motivo de alarma aconsejó a los padres consultar al médico ante los primeros síntomas.

Detalló que en el país se realiza desde hace dos años un seguimiento epidemiológico sobre este virus y según esas estadísticas el 70% de los niños internados por diarrea fueron causados por rotavirus, una enfermedad que puede ser leve o grave. Todo depende el momento en que se recurre al médico. Pueden existir complicaciones serias si al virus se le suma una consulta tardía, deshidratación grave o desnutrición. «Es muy raro pero la diarrea por rotavirus u otro germen puede causar la muerte en los niños» sostuvo al señalar que de cada 10 chicos con diarrea casi nueve son causados por virus.

Por otra parte y en base a una publicación difundida por este diario en relación a datos proporcionados por Salud Pública sobre la mortalidad infantil en la provincia (los niños que mueren hasta el año) que alcanza a un 17 por mil, Chaher aclaró que no es un porcentaje elevado para la densidad poblacional de Río Negro y que se encuentra en la media nacional. En ese contexto negó que la mitad de las muertes se podrían haber evitado al indicar que el año pasado en el Zatti se murieron 10 niños, seis de los cuales nacieron con enfermedades incompatibles con la vida (malformaciones graves o síndromes genéticos) y el resto por complicaciones propias, en la mayoría de los casos, de nacimientos prematuros.

En base a estadísticas detalló que en el `80 la mortalidad infantil en el país era del 37 por mil con un promedio nacional del 36 por mil, lo que indica «una clara mejoría con la actual pero hay elementos de esta ecuación que aún son muy difíciles de controlar como el embarazo precoz en la adolescente que en Río Negro es de hasta un 25%».

Añadió que en los últimos 20 años en la provincia ha disminuido notablemente la mortalidad neonatal (hasta los 28 días de vida) y la postneonatal (hasta el año) «porque los tenemos vacunados, no hay desnutridos graves y porque tenemos un buen sistema de atención primaria de la salud a pesar de todas las dificultades». Chaher puntualizó que «no es fácil que las mujeres embarazadas se controlen y que no se embaracen las adolescentes» lo que suele ser causal de niños con bajo peso.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora