El país le da hoy PASO a las urnas

Hay más de 34 millones de electores habilitados y más de cien mil mesas para votar en todo el país. Habrá protocolo especial de cuidados sanitarios.

Redacción

Por Redacción

Una gran encuesta para el 14 noviembre se definirá hoy.

En un contexto histórico e inédito marcado por la pandemia de covid-19, más de 34 millones de electores en todo el país irán hoy a las urnas para elegir a los candidatos en las elecciones generales del 14 de noviembre. Las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias dirimen las disputas internas en los partidos y frentes por las candidaturas, cuyas listas deberán superar el 1,5% de los votos válidos.

En los 24 distritos electorales nacionales se elegirán los precandidatos para renovar la mitad de la Cámara de Diputados (127 bancas). En 8 provincias, además, habrá internas para las candidaturas a la renovación de un tercio del Senado de la Nación (24 bancas). Estos distritos son Córdoba, Mendoza, Santa Fe, Catamarca, Tucumán, Corrientes, La Pampa y Chubut.

El extraordinario contexto de pandemia impuso no solo un protocolo especial de cuidados sanitarios, sino que ya había motivado la alteración de la fecha original de las PASO. “La efectividad que tuvo el corrimiento de cinco semanas del cronograma electoral permitió inocular 12 millones de dosis de vacunas contra el coronavirus”, evaluó el ministro del Interior, Wado de Pedro. El funcionario convocó a votar porque, dijo, es “una actividad segura” en lo sanitario.

El contexto de pandemia de estas primarias contrasta el promedio de tres mil contagios diarios con el pico de principios de junio, de 35.335 casos.


Se le recomienda al votante llevar “bolígrafo propio”, “apoyar en la mesa”

el DNI para que no pase “de mano en mano”


Hasta ayer, sumaban casi 29 millones de vacunados con primera dosis y unos 18 millones con el esquema completo. La tragedia se explica en los 113 mil muertos por coronavirus.

Las PASO también llegan cuando algunos números de la actividad económica empezaron a mejorar, después de tres años consecutivos de caída reflejados en salarios achatados y una inflación interanual que rondará el 50%.

El Gobierno nacional aspira a que la tendencia positiva se acentúe en noviembre, cuando se vote para las generales: las bancas en diputados a renovar son las de 2017, cuando se impuso Cambiemos a nivel nacional y el peronismo compitió atomizado. El bloque del Frente de Todos arriesga 52 de 120 lugares, y Juntos por el Cambio, 60 de 115.

Electores

34.000.000
los argentinos empadronados que pueden hoy emitir su voto

En el gobierno desde diciembre de 2019, el Frente de Todos afronta las PASO con un fuerte mensaje de unidad a su electorado: en la mayoría de las provincias habrá una sola lista de candidatos. Donde habrá disputa será en Santa Fe, el cuarto distrito electoral nacional. La lista del gobernador Omar Perotti competirá con la del histórico kirchnerista, Agustín Rossi.

Juntos por el Cambio exhibe un escenario con mayores pugnas internas. La alianza opositora tendrá competencia interna en casi todas las provincias (menos Formosa y Jujuy) y las expectativas están puestas en los grandes distritos donde se definen realineamientos y liderazgos nacionales.

El radical Manes contra el larretista Santilli en la Provincia de Buenos Aires. Vidal en su regreso a CABA, aliada con el radical Lousteau, contra la lista del exradical López Murphy y contra el sector radical disidente que sostiene Luis Brandoni. En Córdoba, Santa Fe y Mendoza también radicales y macristas compiten en alianzas a veces cruzadas.

El Frente de Izquierda y expresiones libertarias como la de los economistas Milei (en CABA) y Espert (en Buenos Aires) buscarán superar el piso del 1,5% y así poder competir en noviembre por las bancas.

El FdT repetirá el búnker de las presidenciales de 2019, en el Complejo Cultural “C”, en el barrio porteño de la Chacarita, tal como lo hizo en las elecciones presidenciales de 2019. El oficialismo tuvo su cierre nacional de la campaña de las PASO en Tecnópolis, donde Alberto Fernández y Cristina Kirchner fueron los únicos oradores. Juntos por el Cambio seguirá con su tradición de instalar su centro electoral en Costa Salguero.

Entre las decisiones tomadas por el Ministerio y la Cámara Nacional Electoral figuró la ampliación de la cantidad de establecimientos electorales, que pasaron de 14.800 a más de 17.000, con un total de 101.457 mesas para votar.

También se le recomienda al votante llevar “bolígrafo propio”, “apoyar en la mesa” el DNI para que no pase “de mano en mano”, además de cumplir con los cuidados habituales como el distanciamiento y el uso del barbijo y de alcohol en gel.

De los 34.332.992 electores, podrán votar por primera vez unos 800 mil jóvenes de 16 y 17 años. La mayoría se localiza en la provincia de Buenos Aires (333.342), Córdoba (72.459), Santa Fe (63.022), y en Ciudad Autónoma de Buenos Aires (51.268).


Diputados: cuántas bancas arriesga cada fuerza


El Frente de Todos, Juntos por el Cambio y las restantes fuerzas de la oposición dirimen hoy cómo quedará compuesta la futura Cámara de Diputados.

El bloque kirchnerista se juega mucho para su futuro en la Cámara Alta.

Las PASO serán la antesala de la elección definitiva, la del 14 de noviembre, donde se renovará la mitad de la Cámara baja. Son las 127 bancas que se repartieron en la elección de 2017, cuando el kirchnerismo, el massismo y otras expresiones peronistas compitieron por separado y sufrieron una dura derrota a manos de Cambiemos, que los llevó a aliarse dos años después.

Con esa unidad revalidada, el Frente de Todos buscará ganar volumen y arrimarse al quórum, del que hoy lo separan 9 diputados. La bancada de Máximo Kirchner arriesga 52 de sus 120 escaños, menos de la mitad de su representación actual, y se ilusiona con reducir la dependencia de otros espacios políticos a la hora de los votos.

Si se mantiene la proyección de 2019 y si se cumplen los pronósticos previos, el bloque podría ganar más bancas de las que renueva. Para eso apuesta sus fichas a 10 distritos que lo podrían acercar a los 129 diputados, como Capital, Córdoba, Mendoza, Santa Cruz, Chaco y Formosa.

Juntos por el Cambio, en tanto, intentará mantener un número que le permita frenar el avance de leyes polémicas, sobre todo las reformas en la Justicia. El interbloque de Mario Negri pone en juego 60 de 115 lugares y la UCR es la que más expone (27 bancas de 47), seguida por la Coalición Cívica (7 de 14) y el PRO (26 de 53).

La principal bancada de la oposición aprovechará al máximo las PASO para redefinir liderazgos de cara a 2023. A diferencia del Frente de Todos, que competirá con listas únicas en casi todo el país, la principal fuerza de la oposición tendrá internas en 17 de los 24 distritos, y algunas tienen final abierto.

Pero en Diputados también habita la oposición más moderada, unida por un discurso “anti-grieta” que busca romper con la polarización. Son partidos provinciales y otras expresiones no kirchneristas .

El Interbloque Federal arriesga seis de diez escaños.

El dato saliente es que Córdoba Federal renueva tres de sus cuatro lugares y podría perder uno a manos del Frente de Todos. En esta bancada también terminan mandato el salteño Andrés Zottos, el santafesino Luis Contigiani y el bonaerense Jorge Sarghini.


El bloque kirchnerista se juega mucho para su futuro en la Cámara Alta.


En una elección que pone en juego el mayor activo político de la vicepresidenta Cristina Kirchner, el Frente de Todos intentará retener el control del Senado, un escenario donde tiene mucho para perder y poco para ganar. El bloque de 41 integrantes está ante el riesgo de perder bancas y subsistir con el quórum justo, o hasta perderlo.

Fue la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, quien puso en palabras la oportunidad que tiene Juntos por el Cambio de arrebatarle al oficialismo la mayoría que le permitió, en estos dos años, aprobar sin dificultades cuanto proyecto pasó por el recinto.

“Estamos a cinco senadores en ocho provincias de romper la hegemonía de un solo partido que manejó el Senado 38 años. ¡Vamos por esos cinco senadores!”, arengó Bullrich en el cierre de campaña en Capital.

En el Senado cada provincia se reparte tres bancas, dos para el partido que resulte primero y una para el segundo. Este año se renuevan los lugares que se repartieron en la elección de 2015. Son 24 escaños correspondientes a las provincias de Córdoba, Mendoza, Corrientes, Tucumán, Catamarca, La Pampa, Chubut y Santa Fe.

De ese total, 15 corresponden al Frente de Todos y solo nueve a Juntos por el Cambio.

Bullrich no se equivocó al hacer cuentas: si el Frente de Todos pierde en noviembre cinco bancas quedaría con 36 senadores, es decir, a uno del quórum, que es de 37.

En otras palabras: el oficialismo deberá retener al menos 11 de las 15 bancas que pone en juego si aspira a mantener el número propio en lo que resta del mandato de Fernández.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios