El secretario de Hacienda de Bariloche oculta datos de la recaudación

El funcionario municipal Diego Quintana elude brindar la información pública sobre lo recaudado por el pago anual anticipado de la tasa de servicios.



La secretaria de Hacienda del municipio es inexpugnable al momento de obtener información. (Archivo)

La secretaria de Hacienda del municipio es inexpugnable al momento de obtener información. (Archivo)

El plazo para pago anual anticipado de la tasa de Servicios cerró el pasado 15 de marzo, pero hasta hoy jueves el municipio se negó a informar sobre el resultado de esa convocatoria, que habría tenido un resultado inferior al esperado.
A fines de febrero, cuando se publicó la prórroga del vencimiento, el secretario de Hacienda Diego Quintana dijo que la idea era dar la posibilidad a los que no habían podido suscribir todavía ese beneficio, pero admitió que no alcanzarían los números del año anterior, cuando el 35% de los contribuyentes se acogió al pago anual.
Todos los intentos de este medio por obtener los números definitivos chocaron con el hermetismo de Quintana y de su equipo. Tampoco el área de prensa aportó información sobre el tema.

Diego Quintana (a la izquierda) con el intendente Gustavo Gennuso.


La presunción es que los frentistas que deben pagar la tasa de Servicios no encontraron esta vez interés en el descuento ofrecido por el municipio, que puede llegar al 35%, en el caso de adelantar todos los pagos del año (20%), más un plus en caso de no registrar atrasos en el ejercicio anterior (otro 15%).
En el mercado financiero es posible obtener tasas bastante mayores, por lo cual el municipio debería haber aumentado los beneficios si quería seducir a los contribuyentes.
Aun así, una fuente de Hacienda dijo que el resultado “no fue tan malo y se acercó a las expectativas”. El municipio apuntaba a lograr la suscripción de 20 mil contribuyentes, y con la prórroga, los avisos y ofrecimientos habría atraído a unos 18.000.
A pesar de los requerimientos, fue imposible lograr mayor precisión sobre el monto que ingresó a las arcas públicas. El municipio espera todos los años la recaudación del pago anual para constituir un fondo que le permita afrontar obligaciones extraordinarias, por ejemplo el pago el aguinaldo del primer semestre. El año pasado recaudó por ese concepto 92 millones de pesos y este año debería haber superado largamente los 100 millones.
No es la primera vez que Quintana retacea información sobre la economía municipal. Hace un par de años también se negó a indicar a cuánto ascendía la deuda con la Afip, que este diario debió obtener de modo informal y por otra vía.
Consultado el lunes último por el pago anual Quintana se negó sin vueltas a facilitar ese dato y dijo que “había otras cosas para informar, por ejemplo sobre obras públicas”.

La conducta del funcionario contrarió afirmaciones recientes del intendente Gustavo Gennuso, quien se jactó de encabezar una gestión “transparente” en la que toda la información estaba disponible, e invitó a buscar “otro municipio que sea más transparente que éste”.


Comentarios


El secretario de Hacienda de Bariloche oculta datos de la recaudación