El tarifazo de gas alcanzó a una ONG de Neuquén que trabaja con niños con cáncer

La organización sin fines de lucro Apanc recibió una factura de 8,500 pesos. Sus autoridades hicieron un reclamo en Camuzzi.



El aumento del consumo impacta en los costos de la factura.  Además, muchas organizaciones quedaron fuera de la tarifa social. (Foto Juan Thomes)

El aumento del consumo impacta en los costos de la factura. Además, muchas organizaciones quedaron fuera de la tarifa social. (Foto Juan Thomes)

El aumento en la tarifa de gas no sólo afecta a las fábricas y locales comerciales de Neuquén. Ahora llegó el turno de las organizaciones sociales sin fines de lucro.

La Fundación Amor de Padres y Amigos de Niños con Cáncer (Apanc) recibió este mes una boleta por un monto de 8.537,71 pesos. En mayo la entidad abonó 2.152, 29 pesos por el servicio, y en junio 5.888, 22 pesos.


El incremento en el costo responde al nuevo cuadro tarifario que se puso en vigencia en abril y que ahora se evidencia en las facturas por el aumento del consumo. Además, muchas organizaciones quedaron fuera de la tarifa social.

El presidente de la entidad, Pedro Basuar, contó que hizo el reclamo en Camuzzi. “Nosotros tenemos el sistema de caldera con radiadores. No entendemos porque nos viene tanto. Nos pidieron que entráramos a la página de CENOC (Centro Nacional de Organizaciones de la Comunidad). De ahí me van a mandar un certificado que lo tenemos que presentar para que nos quiten del rubro comercial”, afirmó.

Apanc asiste a las familias de niños con cáncer. En las instalaciones de Mendoza 44, de la ciudad de Neuquén, se alojan a padres, madres, hermanos que vienen del interior de la provincia, y que acompañan a los chicos en el tratamiento que realizan en el hospital Castro Rendón, centro de referencia en la Patagonia en esta materia.

Dato

3
familias de pacientes oncológicos están hospedadas, en este momento, en las instalaciones de Apanc.

Según el Instituto Nacional del Cáncer se diagnostican en el hospital entre 10 y 15 nuevos pacientes al año, provenientes de Neuquén y Río Negro, y se da respuesta al 95% aproximadamente de la patología oncológica. El resto se deriva, por su complejidad, al hospital Garrahan.

“Nosotros atendemos a los nenes oncológicos del hospital Castro Rendón. Esto es totalmente gratis para ellos y no pueden cobrarnos como un comercio. Sino nos dan una ayuda por lo menos que nos cobren como vivienda familiar. La gente que viene al Castro no tiene obra social, ni trabajo, la mayoría son madres solas. En este lugar los hospedamos, les conseguimos alimentos, los ayudamos con los trámites”, manifestó Basuar.

La organización no es la única entidad alcanzada. Ayer se conoció la noticia de que el hogar de ancianos “Las Hermanitas de los Pobres” recibió una factura de gas de 80.000 pesos.

“Nosotros estamos haciendo una gran obra benéfica para el bien de los ancianos y realmente no recibimos ayuda. Todo tiene que salir de la congregación. Además esa cantidad, como yo le dije a los empleados de Camuzzi, en todo un mes que las hermanitas están mañana y tarde en la calle pidiendo no nos llega”, señaló la madre superiora, María Beatriz.

A través de su cuenta en la red social Twitter el secretario de Planificación Acción para el Desarrollo (Copade), Pablo Gutiérrez Colantuono, anunció que se pondrán a disposición del hogar para brindar mediante el CFI capacitación sobre “el uso eficiente y ahorro de energía”.

El impacto del tarifazo comprende también a la población vulnerable que no tienen el servicio de gas por red. Una familia en la ciudad puede gastar hasta 15.000 pesos por mes para calefaccionarse con leña, garrafa o electricidad.

Un hogar de ancianos recibió una factura de 80 mil pesos


Un hogar de ancianos de Neuquén capital recibió una factura de gas de 80.000 pesos. Se trata del lugar que está a cargo de “Las Hermanitas de los Pobres”, en el barrio Confluencia, dónde viven en forma permanente 31 personas, todas ellas mayores de edad.


La madre superiora, María Beatriz, explicó que en mayo el hogar recibió una factura de 4.600 pesos. La siguiente boleta fue de 53.000 pesos, y la última trepó a 80.000 pesos.

“Fui a Camuzzi y me dijeron que habían quitado todas las tarifas sociales”, aseguró la madre superiora. Allí le manifestaron que debía comunicarse con el Centro Nacional de Organizaciones de la Comunidad, y desde este organismo la derivaron al ministerio de Culto.

María Beatriz afirmó que intentarán que el ente regulador les habilite una tarifa diferenciada, amparada en su rol social. El hogar funciona hace 52 años en la región. Esta hermandad proviene de una congregación religiosa católica, fundada en 1839 en Francia, por Juana Jugan, para el servicio de los ancianos.


Comentarios


El tarifazo de gas alcanzó a una ONG de Neuquén que trabaja con niños con cáncer