El terrorismo, según Updike



En junio de este año, ya lo anunció su editor, se publicará el último libro de Updike, “Las lágrimas de mi padre y otras historias”.

El anterior, que fue publicado en el 2006, es “Terrorista”, un libro que, fiel al estilo de su autor, dio en la médula de los nuevos tiempos de la sociedad norteamericana. “Terrorista” es nada menos que la explosiva historia del adolescente y aprendiz de terrorista Ahmad Ashmawy Mulloy (hijo de un egipcio y una irlandesa) y funciona como una explicación de por qué alguien está dispuesto a inmolarse en nombre de la fe y mata en ese gesto a la mayor cantidad de gente posible.

La novela, claro, no les cayó bien a todos sobre todo por ese dedo puesto en la llaga del 11 de setiembre. Pero Updike no se inmutó. “Sé que no está de moda decir una cosa así, pero soy proamericano. Eso no quiere decir que no hayamos cometido y sigamos cometiendo errores. En mis novelas siempre he sido crítico con muchos aspectos de esta sociedad. En “Terrorista” alerto de graves problemas en los que hemos permitido que incurran nuestros jóvenes. Me gustan cosas de nuestro carácter (…), pero tenemos muchos problemas. Somos una sociedad que se ahoga literalmente en basura, comida basura y la cultura basura de la industria del entretenimiento”.


Comentarios


El terrorismo, según Updike