Hasta las 17 había votado el 64,5% del padrón

El ministro del Interior De Pedro estimó esta tarde que a las 21 podrían tener los primeros resultados oficiales.

El 64,5% del padrón nacional había votado hasta las 17 hoy en las elecciones legislativas generales, en una jornada que se desarrollaba con total «normalidad», informó la Cámara Nacional Electoral.

Esta tarde el coordinador de procesos electorales de la CNE, Manuel Mogni, había asegurado que la afluencia de electores a fue del «51% del padrón a las 15, unos puntos más arriba de las PASO que, para esa hora, estábamos en un 43% aproximadamente», lo cual indica que «se está reflejando la agilidad en el proceso de emisión del voto«.

En tanto, el ministro del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro, dijo que «las elecciones comenzaron muy bien» y destacó que «los procesos son rápidos, son ágiles» y «las filas se pueden hacer dentro del establecimiento».

Con respecto a los primeros resultados oficiales de los comicios, De Pedro estimó que «como hay menos boletas, calculamos que podemos llegar a tenerlos a las 21″.

La votación de las elecciones generales legislativas comenzaron a desarrollarse a las 8 en todo el país, en una jornada en la cual 34 millones de argentinos están habilitados para sufragar en las 101.457 mesas habilitadas, bajo un protocolo sanitario flexibilizado en relación al que se aplicó durante las PASO, en virtud de la mejoría que exhibe la situación sanitaria de la Argentina, que ya cuenta con más de la mitad de su población vacunada con dos dosis contra el coronavirus.

En estos comicios que se extenderán hasta las 18 se definirá una nueva conformación del Congreso nacional con la renovación de la mitad de la Cámara de Diputados, unas 127 bancas, y un tercio del Senado, donde se ponen en juego 24 escaños.

En función de evaluaciones sanitarias, el Gobierno y la Cámara Nacional Electoral convinieron modificaciones en los protocolos y la adopción de medidas que agilicen la emisión del sufragio en los centros de votación.

El ejemplo puede estar en la provincia de Buenos Aires, distrito clave por reunir el 38% del padrón nacional, y emblemático en lo político por estar gobernador por Axel Kicillof, uno de los referentes del ala kirchnerista en el Frente de Todos. En las PASO, donde el oficialismo fue superado en casi cinco puntos por Juntos (unos 360 mil votos), de los 12,7 millones de electores, unos 4,3 millones se ausentaron. Un buen universo de votos, coinciden desde el FdT y Juntos, y también desde las otras opciones bonaerenses como las del liberal José Luis Espert, el Frente Izquierda Unida, el peronista disidente Florencio Randazzo y la referente “Pro-Vida”, Cynthia Hotton.

Hoy se votará en los 24 distritos nacionales la renovación de 127 bancas de diputados nacionales. El antecedente de las PASO invita al optimismo de Juntos por el Cambio y se presenta como un desafío para el oficialismo. En las primarias, el Frente de Todos salió airoso solo en siete provincias. El resto se pintó de amarillo opositor.

Si por su peso político Buenos Aires concentra especial atención electoral, oficialismo y oposición le dan igual jerarquía a la elección para renovar un tercio del Senado de la Nación (24 bancas) que se desarrollará en ocho provincias. Estos distritos son Córdoba, Mendoza, Santa Fe, Catamarca, Tucumán, Corrientes, La Pampa y Chubut.

En el rubro senadores, en las PASO el oficialismo salió airoso en Tucumán y Catamarca, y fue superado por Juntos por el Cambio en distritos grandes como Córdoba, Mendoza y Santa Fe, y en otros menores como Corrientes, La Pampa y Chubut. En la Cámara Alta conducida por Cristina Fernández de Kirchner, el oficialismo pone en juego hoy la mayoría cómoda que venía ejerciendo.



En el caso de la provincia de Neuquén, desde el Movimiento Popular Neuquino informaron que para las 13:30 había votado un 44% promedio en las 56 localidades del interior provincial y que en la capital provincial era un 48%.

“Según nuestros cálculos, la participación superará el 76% de las PASO. Todo se viene desarrollando con normalidad, esperamos cerrar una jornada tranquila en toda la provincia”, sostuvo Osvaldo Llancafilo, tercer candidato a Diputado Nacional por el partido provincial.


Las bancas a renovar en diputados son las de 2017, cuando se impuso con comodidad Cambiemos a nivel nacional y el peronismo compitió atomizado. El bloque del Frente de Todos arriesga 52 de 120 lugares, y Juntos por el Cambio, 60 de 115.

Las de 2017 fueron las últimas elecciones intermedias. Aquellas le fueron ampliamente favorables al por entonces oficialista Cambiemos. Dos años después, sin embargo, la alianza macrista-radical perdió por ocho puntos las elecciones presidenciales. Este antecedente suele ser comentado en Casa Rosada.

En la campaña electoral, el oficialismo no desplegó un discurso triunfalista. Se buscó poner en valor la reactivación económica y el control de precios, además de marcar diferencias con Juntos en temas como la reforma laboral y el endeudamiento externo con la áspera y trabada negociación con el FMI.

Las expectativas en el Gobierno se apoyan en la reactivación económica reconocida por Unión Industrial Argentina, en el crecimiento anual de más de 9 por ciento del PBI; en los 58 mil millones de dólares que suman las exportaciones de este año (récord desde 2011), y en cierta recuperación del empleo. Juran que no habrá devaluación pese a la corrida del dólar.

Alberto Fernández sostiene que en los próximos dos años podrá gobernar sin el corset que representó la pandemia. También dicen en Casa Rosada que el staff del Gobierno nacional no será objeto de un reacomodamiento sustancial como ocurrió tras las PASO. El tenor del resultado de hoy reforzará la unidad o alimentará los recelos mutuos entre sectores peronistas, incluida la CGT, con el ala kirchnerista.

La opositora Juntos por el Cambio afronta la jornada electoral envalentonada por el antecedente inmediato de las PASO. Algunos referentes pronostican una mejor perfomance aún. La principal coalición opositora anticipa en esta elección la puja hacia el 2023: la pelea por la candidatura presidencial que pretenden Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich por el PRO, y también los radicales Facundo Manes, Gerardo Morales y Martín Lousteau. El expresidente Mauricio Macri, con entrevistas, viajes y avatares judiciales, dejó en claro que quiere seguir siendo un protagonista en Juntos.

Los liberales Espert y Javier Milei, uno en Buenos Aires y el otro en CABA, buscan ganar bancas para un espacio que crece a la sombra de Juntos y acceder por primera vez al Congreso. El Frente Izquierda Unida aspira a constituirse en “la tercera opción nacional” engordando con votos de oficialistas desilusionados.


Con información de Télam y Corresponsalía Buenos Aires

Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora