Ella denunció, ella quedó tras las rejas



ROCA (AR).- Una mujer que se desempeñaba como empleada doméstica de una familia roquense quedó detenida durante las últimas horas, en el marco de una investigación que se inició con una denuncia que ella misma había presentado.

Según informaron fuentes policiales, la mujer trabajaba en la vivienda de Rodhe 2258 y se presentó el domingo en la comisaría Tercera para denunciar que al llegar a la casa se encontró con que habían desvalijado el inmueble. También habría aportado una dirección de posibles sospechosos.

Sin embargo, cuando los dueños de la propiedad regresaron y se entrevistaron con la policía, manifestaron sus dudas porque no era la primera vez que desaparecían elementos.

Lo que habían perdido este fin de semana era una computadora, diversos electrodomésticos y elementos personales que sumaban varios cientos de pesos, según trascendió de fuentes policiales.

Ya iniciada la investigación, las autoridades de la comisaría Tercera no sólo solicitaron al juzgado penal de turno una orden de allanamiento para la vivienda señalada por la empleada doméstica sino que también decidieron revisar el lugar donde vivía la mujer. No se equivocaron, porque al ingresar hallaron todo lo que había desaparecido de la casa de sus patrones.

En este sentido, se presumía anoche que de la sustracción de bienes había participado otra persona, aunque no trascendieron mayores detalles.


Comentarios


Ella denunció, ella quedó tras las rejas